Vivir con asertividad: qué es y cómo ser más asertivo

¿Sabes qué es la asertividad y por qué es tan importante ser un poco más asertivo cada día? Se trata sin duda alguna de una excelente habilidad social que mejorará tu vida.

Nunca es tarde si queremos mejorar y continuar por un camino más consciente y con una mejor calidad de vida. Seguramente que en algún momento de nuestra vida nos hemos tropezado con alguna persona que teníamos cerca y su visión de ver la vida o simplemente una mera frase nos ha hecho reflexionar.

Probablemente, al volvernos a casa hemos ido analizando y traduciendo lo que esas palabras querían transmitirnos. Nuestra vida puede llegar a ser más sana y consciente cuando vemos las relaciones y nuestros propios gestos acompañados de la mano de la asertividad. Ser más asertivos muchas veces nos hará resolver situaciones con madurez y tranquilidad.

asertividad

¿Conoces qué es la asertividad?

Se trata de una habilidad que se puede conseguir trabajando desde el interior de la propia persona. Somos asertivos cuando decimos lo que pensamos o sentimos siendo claros y directos sin hacer daño, ni menospreciar a la otra persona. Dicho de una forma más cercana expresaremos lo que queremos decir bajo el cariño y el afecto, defendiendo sus derechos como persona.

Sabemos que estamos siendo más asertivos cuando expresamos lo que pensamos o sentimos pero ante todo estamos siendo conscientes de la otra persona y no tenemos la intención ni necesidad de herirle intencionadamente.

En muchas ocasiones no solo la falta de comunicación con la pareja, amigos o familia sino también la forma en que expresamos lo que queremos decir da lugar a que algo que puede ser un granito de arena se convierta en una duna de arena. Sabemos que, en ocasiones, nos anticipamos antes de escuchar lo que la otra persona nos quiere decir. Por nuestros propios juicios tendemos a juzgarlo/a y realmente no estamos ni si quiera comprendiendo verdaderamente de lo que nos quiere transmitir puesto que nos mostramos a veces con un comportamiento agresivo.

asertivos

Por eso, es conveniente trabajar de la mano de la asertividad. Y, aunque no lo creas, no es necesario ser psicólogo ni terapeuta. Para ello tan solo con un poco de ganas de mejorar lo podemos llevar a cabo.

Esto se consigue gracias a las habilidades sociales

Entendemos las habilidades sociales como el conjunto de comportamientos que dota a la persona que las posee de una mayor capacidad para lograr los objetivos que pretende, manteniendo su autoestima sin dañar la de las personas que la rodean. Entre ellas encontramos la asertividad, pero también le acompañan la empatía y la escucha activa.

La empatía es la habilidad para ponerse en el lugar del otro, comprender y experimentar el puesto de vista de otras personas.

Otra habilidad importante es la escucha activa. Esto implica prestar atención y mostrar interés por lo que la otra persona está diciendo, aceptando sus sentimientos, escuchando sin juzgar lo que dice.

como-ser-asertivos

¿Qué estilos de relacionarnos con los demás podemos observar?

Quizás se ve muy fácil o no se le toma demasiada atención a la forma en la que nos relacionamos con otros. Sin embargo, es bastante importante. Existen tres maneras de relacionarnos:

  • La agresividad: no les preocupa los sentimientos de los demás. Se aprovechan de las demás personas.
  • La Pasividad: no expresan claramente lo que quieren y sienten. No defienden sus derechos.
  • El estilo asertivo: expresan con claridad sus deseos, opiniones y necesidades. Respetan los derechos de los demás.

¿Qué pensamientos perjudican la asertividad?

La forma en que pensamos, nuestras propios creencias son los que nos condiciona la mayoría de las veces. Estos determinan de las emociones y comportamientos que tenemos. Nos causan tanto problemas con nosotros mismo como con otros (exigencias, catastrofismo, racionalización).

También nos ocurre cuando hacemos interpretaciones incorrectas de la realidad que percibimos (exagerar lo negativo, pensamiento radical blanco o negro, sobreestimar errores ajenos).

negatividad-asertivo

Tenemos tendencia a equivocarnos al suponer quién es el responsable, o cuál, es la causa de nuestras emociones (es que yo soy así, atribución externa).

En resumen…

Lo mejor que podemos hacer es empezar a pensar y a ser responsable de como pensamos y sentimos. Hacernos responsables de nuestras emociones y acciones será el primer paso para el cambio. Suavizarnos y dejar de sentirnos atacados o juzgados será la mejor manera de empezar a fluir hacia la asertividad.

Vivir con asertividad: qué es y cómo ser más asertivo
Valoración