Tratamiento de la obesidad infantil

Actualmente conocemos que la obesidad infantil es uno de los principales –y mayores- problemas de salud a los que se enfrentan muchos padres y, en definitiva, la gran parte de la sociedad occidental y asiática.

Publicidad

tratamiento-obesidad-infantil

Y es que saber las causas de la obesidad infantil puede ayudar a evitar su aparición, o incluso a combatirla para tratar de ayudar a que nuestros hijos recuperen nuevamente la salud y consigan bajar de peso.

No obstante, en la mayoría de las ocasiones el tratamiento es hasta cierto punto difícil, y en muchas ocasiones refractario, pero a pesar de las diversas dificultades que se puedan encontrar en el tratamiento de la obesidad, es preciso insistir en él, debido principalmente a las diferentes consecuencias negativas que, en la salud psicológica y física tiene la obesidad.

Precisamente por estas cuestiones es necesario actuar lo antes posible, y estar especialmente convencidos de que el niño o adolescente obeso debe y tiene que perder ese exceso de peso aprendiendo además un estilo de vida sano y saludable.

¿Cómo es el tratamiento de la obesidad infantil?

Por regla general, el tratamiento de la obesidad infantil tiene en cuenta tres factores principales: la dieta, el ejercicio físico y los cambios en aquellos hábitos de vida negativos o perjudiciales para la salud.

Publicidad

El tratamiento dietético en la infancia no obliga a una pérdida de peso en sí, si no a mantenerlo a través de unas normas sencillas, como pueden ser comer 5 veces al día, eliminar los picoteos entre horas y las golosinas completamente, y seguir al pie de la letra la pirámide de los alimentos.

El ejercicio físico en cualquier caso es fundamental, y tiene que ser tanto progresivo como de tipo aeróbico, ya que no sólo ayuda a la pérdida de peso y grasa, sino a mejorar el metabolismo, impidiendo que los alimentos se almacenen en forma de grasa a largo plazo.

Pero –como sabemos- el ejercicio físico no sólo repercute en la pérdida de peso, sino que también ayuda a mejorar la tensión arterial, incrementar el colesterol bueno, y evitar la aparición de la diabetes.

En algunas ocasiones también la modificación de la propia conducta en sí para comenzar con unos hábitos sanos y un estilo saludable de vida puede necesitar de la ayuda de apoyo psicológico, aunque en todos los casos es fundamental el apoyo de los propios padres.

Más información | Tratamiento de la obesidad infantil (PDF)
Información relacionada | Problemas psicológicos en la obesidad infantil

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Tratamiento de la obesidad infantil
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad