Publicidad
Recetas

Tradicionales galletas de jengibre navideñas: cómo hacerlas

Las galletas de jengibre son una receta típicamente navideña, ideales para hacer en Navidad. Descubre cómo hacerlas fácilmente en casa con esta receta y conócelas.

Durante las navidades, es fuertemente tradicional hacer galletas de jengibre. Aunque en España se estila poco, cada vez son más las casas que las preparan gracias a la influencia de emigrantes procedentes de otros países.

Son tradicionales de muchos países centroeuropeos y de Estados Unidos, y lo mejor es que se pueden hacer de diferentes formas, cada una teniendo su significado especial: hombre de jengibre, casita de jengibre, de árbol de navidad, de estrella… pero la base siempre es la misma, luego podemos decorar con colores para ofrecer galletas de jengibre navideñas muy originales.

Cómo hacer galletas de jengibre para Navidad

Historia de las galletas de jengibre

Se dice que la tradición de las galletas tiene hasta origen romano, aunque hornear galletas tal como se hace actualmente es un origen que procede del siglo XIX. Concretamente, cuando nos referimos al hombre de jengibre u hombre de pan de jengibre se hace referencia a una galleta hecha de pan de jengibre, que tiene forma de hombre y gusta mucho a los niños.

El pan de jengibre procede del siglo XV, y la elaboración de galletas con forma humana se practicaba ya en el siglo XVI. Es de destacar que los rasgos del hombre en la galleta se realizan con caramelo pegado en ella con glaseado o chocolate, según cada receta en especial.

Como hemos apuntado anteriormente, procede de la gastronomía de Navidad en la zona norte de Europa. Aunque tenemos referencias romanas, otros orígenes históricos establecen que la idea de realizar estas galletas navideñas fue idea del monje de origen armenio, Gregory de Nicopolis en Grecia, el primero en preparar galletas o pan de jengibre.

No te pierdas también: Hombrecitos de jengibre, las tradicionales galletas navideñas

Su particular sabor

Las galletas de jengibre suelen tener un sabor algo picante debido al jengibre. Es de recordar que el jengibre es una especia de origen asiático que se consume en muchos países del mundo. Se utiliza para hacer repostería dulce, para tomar junto al té y también para aderezar algunos otros platos más contundentes, como carnes, pescados y pavos.

Para hacer las galletas también podemos mezclar el ingrediente principal, el jengibre, con otros como pueden ser la canela, la miel o el limón.

Casitas de galleta de jengibre

También tradicionales en esta época del año, las conocidas casitas de galleta de jengibre o Gingerbread house son dulces típicos navideños de los países del norte de Europa y están destinadas a sorprender a los niños, por su sabor, pero sobre todo por su originalidad, formas y colores.

La tradicional casa de jengibre

Una de las teorías más cercanas es que las casitas tienen en su origen en los cuentos de  Hansel y Gretel, cuando dos hermanos se encuentran en el bosque una casita hecha de pan de jengibre, pastel y dulces.

Como tenían hambre empezaron a comerse la casa, pues era muy apetecible, aunque la casa escondía una malvada bruja que lo que quería era comérselos a ellos. Tales casitas requieren de gran esfuerzo para realizarlas, si bien los niños suelen colaborar en su elaboración, pues la decoran con chocolate, caramelos y otras golosinas para que resulte mucho más buena.

Receta de galletas de jengibre

Hay muchas recetas, pero la básica es la que lleva harina, levadura en polvo, jengibre, canela, clavo, azúcar, miel y huevo. Vamos a ver cuál es su elaboración.

Deliciosas galletas de jengibre

Ingredientes de las galletas de jengibre:

  • Varias tazas de harina (Según el número de galletas a realizar)
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • Cucharaditas de jengibre molido
  • Cucharaditas de canela molida
  • Una pequeña cucharada de clavo molido
  • 1 huevo
  • 1 taza de mantequilla
  • Una pequeña taza de azúcar moreno
  • 1/2 taza de miel

Elaboración de las galletas de jengibre:

  1. Empezamos mezclando la harina, el jengibre, la levadura, la canela y el clavo. Luego debemos batir la mantequilla (la tendremos que sacar ante de la nevera para que no esté fría) y lo mezclamos con el azúcar.
  2. Añadimos la miel y el huevo a la pasta anterior para que quede una pasta bastante homogénea.
  3. Esta masa se coloca en una bolsa de plástico sellable o bien en un recipiente de plástico (tupper) hermético.
  4. La dejaremos reposar en un lugar fresco (no la nevera) durante unas 4 horas de media.
  5. Luego estiraremos la masa sobre un papel de pergamino antes de introducirla al horno.
  6. Posteriormente, las galletas se cortan y se les da la forma deseada para introducirla al horno que debe estar a una temperatura de 180ºC. Allí reposará durante 10 minutos de media.

Luego podemos decorar a gusto con chocolates, glaseados y otros de diferentes colores.

Te encantará: Magdalenas de jengibre, almendras y pistacho: receta exquisita

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad