Inicio Nutrición y Dieta ¿Tomar café con leche por la noche quita el sueño?
Nutrición y Dieta

¿Tomar café con leche por la noche quita el sueño?

El café con leche se convierte en la cena por excelencia en muchos hogares, pero ¿es verdad que puede quitar el sueño y afectar a la calidad del mismo? Te lo descubrimos.

Durante muchísimos años se ha debatido acerca de los efectos del café en nuestro organismo. Aunque en exceso, como cualquier otra sustancia o alimento, sus efectos pueden ser negativos, especialmente como consecuencia de los efectos de la cafeína, también esta bebida que sin duda es la más consumida mundialmente, posee grandes beneficios para nuestra salud siempre que se tome de manera adecuada.

Publicidad

Uno de los aspectos más importantes sobre el café es su efecto estimulante y vigorizante, que ayuda a nuestra mente a mantenerse más despierta y concentrada y además favorece la concentración y la creatividad.

Café con leche e insomnio

Realmente es la cafeína, sustancia principal de la que está compuesto el café pero también presente en otros alimentos, la que estimula los impulsos nerviosos entre las neuronas, potencia nuestro esfuerzo mental pasando a una especie de estado de alerta, que contrarresta la sensación de sueño o de cansancio y de alguna manera despeja nuestra mente.

La cafeína ejerce acción sobre una sustancia producida por nuestro cerebro, llamada adenosina,  la cual controla  la sensación de energía del cuerpo, disminuyendo la actividad cerebral y produciendo somnolencia. La cafeína además puede influir en la tensión arterial, la aceleración del metabolismo, posee un efecto diurético, previene el desarrollo de Alzheimer y de derrames cerebrales.

Descubre: Las propiedades del café más desconocidas

Estas cualidades resultan muy beneficiosas para la mayoría de las personas, sobre todo al despertar y comenzar el día, por eso se recomienda tomar una taza de café en las mañanas para estimular la concentración en las tareas del día a día.

Sin embargo, cuando aparece el problema del insomnio estas características se revierten para convertir el café en algo que debemos evitar, al menos cerca de la noche o de las horas de descanso.

¿Es diferente el café con leche?

Una de las formas más comunes en la que solemos tomar el café en cualquier parte del mundo es mezclado con leche. Por otra parte, la leche caliente, ha sido considerada por nuestros abuelos como una excelente bebida para conciliar el sueño. Y es que esta eleva los niveles de serotonina en el cuerpo, haciéndonos sentir más relajados y por ende, nos prepara mejor para conciliar el sueño.

Publicidad

¿La leche disminuye la cafeína?

No obstante, la leche también tiene proteínas que poseen un efecto estimulante. Sumado a ello, la combinación de ésta con el café puede resultar más difícil de digerir por lo que tampoco es recomendable consumir café con leche de noche.

Estudios llevados a cabo por científicos han mostrado como resultado que añadir leche al café no altera no altera las propiedades de esta bebida, ni de la cafeína, así que tendría prácticamente el mismo resultado que tomar café negro. Es decir, tomar una gran cantidad de café con leche puede dar pie a un estado de estimulación grande que igualmente afectará el descanso a cualquier persona.

Combinar el café con la leche no afectará en mayor medida, la diferencia con respecto al café expreso será básicamente tener un mayor contenido de nutrientes y calorías.

Enemigo del buen descanso

Si te cuesta quedarte dormido, conciliar el sueño profundo o simplemente no descansas bien por la noche una de las primeras recomendaciones es disminuir de tu dieta la ingesta de café y de cualquier otro alimento que contenga cafeína. Aunque no es necesario eliminarlo al 100 por ciento, si es imprescindible reducir su consumo, sobre todo al final del día.

Lo ideal es no ingerirlo en las cinco o seis horas anteriores a la que acostumbremos irnos a dormir. Especialistas en nutrición apuntan que un buen momento para tomar café es después de las comidas, porque entramos en una especie de etapa de adormecimiento cuando comienza a hacer la digestión.

Café enemigo de dormir bien

La hora máxima en la que se debería tomar el último café del día debe ser sobre las 5 o 6 en punto de la tarde, a más tardar. Sin embargo, para quienes acostumbran disfrutar de un buen café nocturno, existe una posibilidad para saciar sus ansias: en caso de emergencia, optar por un café descafeinado, que puede o no mezclarse con leche, a gusto y preferencia de quien lo tome.

En conclusión, la idea es no consumir una sustancia estimulante como lo es la cafeína, si buscamos dormir toda la noche y evitar el insomnio. Y el café con leche no queda exento de esto.

Te puede interesar: Los mitos sobre el café derrumbados por la ciencia

Publicidad
Temas

Ligia García

Editora de Gaia Media Magazines y responsable de publicidad, es también redactora de Natursan. Actualmente estudia Dietética y Nutrición en ICSE (Instituto Canario Superior de Estudios), y ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad de Educación a Distancia) y Terapia Gestalt por el Instituto de Gestalt de Canarias.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad