Té de jengibre y canela: 2 recetas, beneficios y contraindicaciones

El té de jengibre y canela es una bebida natural muy fácil de hacer, con increíbles beneficios y propiedades. Descubre la receta para prepararlo y cuándo no es recomendable tomarlo.

Como ya te hemos comentado en varios momentos, disfrutar de una buena taza de té independientemente de la variedad de té que utilicemos o de las plantas usadas en su preparación, es siempre un placer, más aún cuando nos encontramos en pleno otoño o invierno y ponemos la taza entre nuestras manos con el fin de calentarnos, ya sea solos, en una reunión con amigos o leyendo nuestro libro favorito. Y si conocemos qué cualidades nos aporta ese té no hay duda que el placer es aún mayor, porque somos conscientes que se trata de una bebida que nos hace bien.

El té de jengibre y canela es una de esas bebidas, que se elabora a partir de la infusión de una rodaja de rizoma de jengibre y una ramita de canela. Se trata de una bebida caliente con un sabor ligeramente picante y un aroma simplemente maravilloso, que aporta increíbles beneficios para nuestra salud. De hecho, nos encontramos ante dos ingredientes que se combinan a la perfección.

Té de jengibre

Más aún, sobre el té de jengibre ya te hemos hablado en otras ocasiones, especialmente porque se trata de un alimento muy versátil en lo que se refiere a la preparación de otras variedades de té. Por ejemplo, hace poco te comentábamos cómo elaborar un delicioso té de cúrcuma y jengibre, a la par que te explicábamos un interesante remedio de jengibre y jugo de limón especialmente aconsejado en caso de resfriados y gripes, a la vez que nos ayuda a reforzar nuestras defensas de manera totalmente natural.

Cómo hacer un té de jengibre y canela

Ingredientes que necesitas

  • 1 rodaja de rizoma de jengibre gruesa
  • 1 rama de canela
  • 1/2 limón
  • 1 taza de agua

Pasos para preparar el té de jengibre y canela

En primer lugar ralla el jengibre. Luego pon el agua en un cazo o cacerola, añade la ralladura de jengibre, la canela, y cuécelo todo durante 10 minutos a fuego lento.

Mientras tanto, lava el limón, pártelo por la mitad y exprime una de sus partes. Ahora apaga el fuego y vierte al agua caliente el jugo de limón.

Retira la ralladura de jengibre y la ramita de canela y sirve en una taza. Se aconseja no beber muy caliente.

Si lo deseas puedes consumir hasta 3 tazas de este té al día.

jengibre

Beneficios del té de jengibre y canela

Ayuda a calentar tu cuerpo y reducir la sensación de frío

Se trata de un té maravilloso para consumir durante los meses más fríos del año, ya que el jengibre destaca por ser un alimento caliente, que ayuda de forma muy positiva a la hora de reducir el frío que podamos sentir en nuestro cuerpo.

No obstante, es cierto que por las diferentes cualidades que aporta no solo se trata de una bebida útil en otoño o invierno, sino que es ideal en definitiva para consumir durante todo el año.

Desintoxica, limpia y cuida el hígado

¿Sabías que es adecuado desintoxicar el hígado al menos una vez por año? Se trata de uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, encargado de realizar múltiples funciones desintoxicantes y depurativas, pero que a la vez puede verse afectado por determinados hábitos que influyen en la aparición por ejemplo de grasa en el hígado, como el exceso de peso o el consumo de alcohol.

En este sentido, el té de jengibre y canela es muy adecuado para cuidar el hígado de manera natural gracias a que aporta sustancias que protegen las células hepáticas, al ser hepatoprotectoras.

Útil para cuidar la vesícula biliar

Si sufres habitualmente de piedras en la vesícula, también se trata de una bebida no solo útil para el hígado sino adecuada a la hora de cuidar la vesícula biliar, más aún si tienes cálculos en la vesícula.

jengibre-y-canela

Tónico del sistema digestivo

Este té es un maravilloso tónico para el sistema digestivo, lo que significa que es útil para mejorar las digestiones. Por ello es un té ideal para quienes sufren de gastritis, digestiones pesadas, lentas y dispepsias.

Además, ayuda a aliviar los gases y las flatulencias, gracias a sus cualidades carminativas. Por tanto, es una opción excelente cuando sufrimos de acumulación de gases en nuestro estómago y necesitamos expulsarlos.

Ideal contra gripes y resfriados

Además de ayudarnos a calentar nuestro cuerpo, también es una bebida útil si estamos agripados o acatarrados, al ser una bebida rica en distintos nutrientes (como el potasio, el fósforo o la vitamina C), que ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico.

2 recetas de té de jengibre

Además de la receta básica de té de jengibre que te hemos comentado al comienzo de esta nota, también existen otras opciones deliciosas y maravillosas para disfrutar de esta bebida natural. Al igual que la anterior, destacan precisamente por su facilidad de preparación, y sobre todo, por sus increíbles beneficios para nuestra salud.

Té de jengibre, limón y canela

Es una bebida excelente, ideal contra los niveles elevados de colesterol y triglicéridos, ayudando a activar la circulación al ser una bebida con beneficios metabólicos. También es desintoxicante y depurativa.

Té de jengibre, limón y canela

Su preparación es muy sencilla. Solo tienes que poner el equivalente a una taza de agua al fuego, y mientras tanto rallar un poco de raíz de jengibre fresco. Cuando el agua hierva, apaga el fuego, añade un chorrito de jugo de limón y un palito de canela. Tapa y deja en reposo 10 minutos. Luego filtra la bebida, sírvela en una taza y si lo deseas añade canela en polvo por encima. ¡Delicioso!.

Té de jengibre y cardamomo

Se trata de un té natural con cualidades adelgazantes, ya que ayuda a mejorar la eliminación de grasas cuando además sigues una dieta adelgazante y practicas ejercicio físico regular. Por otro lado, mejora nuestra digestión y es ideal contra la hinchazón abdominal.

Té de jengibre y cardamomo

Para prepararla pon una taza de agua en un cazo y lleva a ebullición. Cuando el agua alcance este punto sirve en una taza, añade algunas vainas de cardamomo (o una cucharadita de cardamomo en polvo) y ralla un poco de jengibre fresco. ¡Listo!.

Para qué sirve el té de jengibre y canela

Como hemos visto, la bebida de té de jengibre y canela es una maravillosa opción natural por sus distintos beneficios y propiedades, especialmente cuando es consumido de forma regular (y evidentemente, nunca en exceso). ¿Y cuáles son esas virtudes? Te las resumimos a continuación:

  • Mejora la digestión: se trata de una bebida maravillosamente digestiva, que ayuda en el proceso digestivo de manera total y completamente natural. ¿Cómo? Muy sencillo: favorece la absorción de los alimentos y libera ácidos gástricos.
  • Ideal contra catarros y gripes: como hemos visto, la bebida de jengibre y canela es muy útil para quienes sufran alguna enfermedad respiratoria, al ayudar a eliminar la mucosidad y la flema.
  • Náuseas y vómitos: es una bebida natural excelente a la hora de aliviar las náuseas y los vómitos.
  • Mejora la circulación: el té de jengibre no solo ayuda a la hora de mejorar la circulación sanguínea. Gracias a esta cualidad, también favorece la reducción del colesterol, en particular el colesterol malo o LDL.

Té de jengibre y canela para adelgazar

¿Sabías que el té de jengibre también ayuda a adelgazar? Mientras que la raíz de jengibre es un alimento maravilloso con excelentes cualidades adelgazantes, el té de jengibre se convierte en una bebida ideal para dietas de adelgazamiento, gracias a que precisamente ayuda a perder peso y reducir esos kilos de más.

¿Cómo? Por un lado ayuda a digerir mejor la comida, por lo que te sentirás menos hinchado/a, estimulando los jugos gástricos. Además, actúa como un maravilloso quemador de grasa ayudando no solo a perder agua.

Por otro lado, tomado antes de las comidas, ayuda a saciar el apetito y reducir la sensación de hambre, mejorando el metabolismo.

Contraindicaciones del té de jengibre y canela

No se recomienda el consumo de este té en embarazadas y niños, así como en personas que reciben fármacos anticoagulantes como por ejemplo la aspirina, la warfarina, la ticlopidina o la heparina, al potenciar sus efectos.

¿Se puede tomar en el embarazo?

Si anteriormente a quedarte embarazada tomabas habitualmente té de jengibre, es bastante probable que luego te preguntes si es seguro consumirlo o no durante el embarazo, aún cuando se consuma de forma no excesiva y en pequeñas cantidades.

Debemos tener en cuenta que el té de jengibre ayuda a reducir las náuseas, por lo que podría convertirse en una opción natural adecuada a la hora de prevenir o calmar las náuseas tan comunes en los primeros meses de embarazo.

Eso sí, se aconseja siempre consumirlo de forma moderada, y nunca en exceso. Por ejemplo, tomar una o dos tazas de este té al día será suficiente.

Temas:

Síguenos en Facebook