Té de albahaca: receta, beneficios y propiedades

¿Cómo hacer té de albahaca? Descubre su receta así como los beneficios y propiedades que aporta un delicioso té de albahaca, fácil y sencillo de preparar.

Las hierbas culinarias son hierbas o plantas que se utilizan habitualmente en la cocina, ya que aportan sabores y aromas diferentes y complementan además las virtudes y propiedades organolépticas de los alimentos principales de las recetas.

Entre estas hierbas nos encontramos con la albahaca, una hierba culinaria que destaca y sorprende por su aroma en ocasiones bastante fuerte. Por ello es habitual su combinación con pasta, tomates, huevos, arroz, pimientos y berenjenas.

Te de albahaca

Respecto a los diferentes beneficios que aporta la albahaca, es una buenísima opción natural para prevenir digestiones pesadas, ya que favorece una digestión correcta.

Aunque una opción adecuada para disfrutar de sus beneficios (además de consumirla entera en deliciosas recetas, claro) es preparando una infusión de albahaca, hoy queremos proponerte una receta sencilla en la que elaboraremos un exquisito té de albahaca (una receta diferente que seguro te gustará).

No te pierdas: 2 remedios naturales con albahaca

Cómo hacer té de albahaca

Ingredientes:

  • 10 gramos de hojas frescas de albahaca
  • 1 litro de agua

Preparación:

En un cazo pon el litro de agua y lleva a ebullición. Antes de que empiece a hervir añade las hojas frescas de albahaca (no secas), y deja hirviendo durante 3 minutos.

Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo durante otros 2 minutos. Finalmente cuela y bebe.

Si lo deseas puedes endulzar con un poquito de miel o con azúcar moreno.

Beneficios del té de albahaca

  • Es una bebida natural digestiva, ideal en caso de digestión pesada o simplemente para prevenirla.
  • Es depurativa, ayudando a eliminar toxinas y depurar nuestro organismo.

Cómo hacer una infusión de albahaca para los nervios

La albahaca es considerada como uno de los tranquilizantes naturales más adecuados, gracias a que sus hojas son ricas en un aceite esencial ideal a la hora de elaborar baños relajantes de aromaterapia. Por otro lado, la albahaca tomada en infusión ayuda en caso de cansancio, melancolía y agotamiento nervioso.

En lo que se refiere a los diferentes tranquilizantes naturales que podemos utilizar en casa para la elaboración de diferentes remedios caseros cuando nos sintamos algo nerviosos, ansiosos o estresados, también podemos nombrar la manzanilla (relajante y útil para calmar los gases y la indigestión), melisa (calma la mente y relaja el cuerpo, ideal para descansar bien), pasiflora (útil en caso de insomnio provocado por los nervios) y la borraja (ayuda contra la ansiedad cuando se acompaña de nerviosismo).

Infusión de albahaca

En el caso de que en algún momento llegues a casa y te sientes nervioso/a, una buenísima idea es que tengas en la despensa albahaca, ya que con sus hojas puedes hacer una maravillosa infusión con beneficios y cualidades relajantes, ideal precisamente para esos momentos.

Ingredientes: 

  • 5 gramos de hojas de albahaca
  • Unas gotitas de jugo de limón
  • 1 taza de agua

Preparación:

  1. Hierve en un cazo el equivalente a una taza de agua.
  2. Cuando el agua entre en ebullición, añade las hojas de albahaca y deja hirviendo 3 minutos.
  3. Pasado este tiempo, apaga el fuego, tapa y deja en reposo otros 3 minutos.
  4. Finalmente cuela, añade las gotitas de jugo de limón y bebe.

Cómo tomar la infusión de albahaca para los nervios y cuándo:

Puedes tomar una infusión de hojas de albahaca siempre que te sientas nervioso/a, preferentemente media hora antes de irte a la cama. Si deseas endulzarla, te recomendamos optar por miel, estevia o azúcar moreno de caña integral.

Té de albahaca: receta, beneficios y propiedades
Puntuación: 3.3 (66.67%) 3 votos

Descubre más sobre Remedios naturales