Publicidad
Nutrición y Dieta

Té blanco: propiedades y beneficios, para qué sirve y contraindicaciones

Conoce algunas de las propiedades y beneficios más importantes del té blanco. ¿Sabes que son muchos los beneficios del té blanco, que ayudan a mantener una buena salud por su poder antioxidante?.

Recientemente, el té blanco ha sido considerado como el antioxidante más potente de la Naturaleza; mucho mayor que el té verde.

Después de un invierno de letargo, y cuando las hojas del están brotando, se recogen únicamente aquellos brotes más jóvenes, especialmente cuando aún siguen cubiertos de un corto vello blanco.

Publicidad

En este preciso momento los citados brotes están llenos de energía, teniendo absolutamente todos sus nutrientes.

Precisamente se obtiene por recolección de las yemas nuevas antes de que abran.

Es precio tener en cuenta que, una vez recolectado, el apenas se manipula, dejándose tan sólo evaporar el agua de las hojas y se secan tanto al aire como al sol, por lo que se mantienen intactas todas sus propiedades más importantes.

Beneficios del té blanco

Al igual que el té verde, pero en esta ocasión aún mucho más potente, el té blanco destaca por ser el antioxidante más potente de la Naturaleza.

Principales beneficios del te blanco

Según se considera, el té blanco es cien por cien más eficaz que el té verde, al contener tres veces más polifenoles, los cuales entre otros aspectos ayudan a aumentar las defensas y neutralizan la actividad de los radicales libres.

Además, el té blanco es capaz de proteger la producción de lípidos mejor que el té verde, contando –por ello- que este té blanco es mucho más eficaz y potente que la vitamina E y la vitamina C juntas.

Se trata de una bebida sana igual de consumida que el té verde, aunque quizá menos conocido que el té rojo. No en vano, muy pocas personas conocen realmente que el té blanco es muchísimo más rico en antioxidantes que el té verde.

Como todas las variedades de tés, es una bebida baja en calorías, por lo que se convierte en un líquido saludable que además de ser rica en propiedades para disfrutar de una buena salud, resulta útil para adelgazar y perder peso. Por este motivo, es una bebida natural que no puede faltar en ninguna dieta de adelgazamiento.

También es ideal para depurar nuestro organismo y ayudar a nuestro cuerpo en el proceso natural de eliminación de toxinas.

¿Para qué sirve el té blanco?

Es conocido, gracias a la gran variedad de estudios científicos que se han realizado en las últimas décadas, que el té blanco es uno de los tés más ricos en antioxidantes, incluso en una mayor cantidad que el té verde.

Por ello, este té resulta particularmente útil a la hora de ayudar a nuestro organismo a luchar contra los radicales libres, actuando asimismo sobre los efectos del envejecimiento.

Todas las propiedades del té blanco

Ayuda a combatir tanto la fatiga mental como la física, por lo que resulta adecuado para estudiantes que, por ejemplo, se encuentren preparando exámenes o tengan mucho que estudiar. Además, no debemos olvidarnos en este sentido que aporta la mitad de cafeína que el té verde.

Es útil a la hora de disminuir los niveles de colesterol alto, a la vez que ayuda a la hora de bajar los triglicéridos altos. Por lo que resulta interesante a la hora de mantener un sistema cardiovascular sano, reduciendo el riesgo de padecer infartos.

Además, gracias a su contenido en antioxidantes, es adecuado a la hora de rebajar el riesgo de padecer cáncer.

Contraindicaciones del té blanco

Si bien es cierto que el té verde sí posee algunas contraindicaciones determinadas, lo cierto es que tal y como han podido demostrar algunos estudios científicos, en lo que se refiere al té blanco no se han encontrado contraindicaciones claras.

Ello se debe principalmente a su bajo contenido en cafeína, que en comparación con el té verde, aporta sólo la mitad. Y, sin embargo, sí que posee mayores beneficios, debido a su alto contenido en polifenoles y antioxidantes. 

Por tanto, tan solo se han encontrado contraindicaciones en aquellas personas que, de alguna u otra forma, sean alérgicas al té blanco en sí mismo.

Publicidad