Inicio Recetas Recetas de postres Tarta de la abuela: deliciosa tarta con chocolate, natilla y galletas María
Recetas de postres

Tarta de la abuela: deliciosa tarta con chocolate, natilla y galletas María

¿Quién puede resistirse a un trozo de la tradicional tarta de la abuela de chocolate, galletas María y natilla? Te proponemos la receta clásica, muy fácil de hacer.

Siempre es una buena ocasión para hacer una tarta,  y más cuando es tan sencilla, aunque lo lógico es esperar a cumplir años o alguna celebración especial para poner en marcha nuestros dotes culinarios.

Esta receta es bastante sencilla y para quien tenga niños en casa es muy buena opción para entretenerlos y hacerlos partícipes de la cocina;  pues así le transmites lo divertido que puede llegar a resulta cocinar y elaborar una tarta o cualquier otro postre.

Vamos a dividir ésta receta en tres partes, por un lado las galletas; que harán de base de la tarta y dividirán las demás partes,  por otro lado las natillas, y por último el chocolate, de ésta manera detallaremos los ingredientes que irán en cada bloque.

Cómo hacer una deliciosa tarta de la abuela

Ingredientes para las galletas:

  • 250 gramos de galletas rectangulares
  • 1 litro de leche
  • Canela al gusto

Ingredientes para las natillas:

  • 2 sobres de natilla
  • 1 litro de leche entera o semidesnatada
  • 2 cucharadas de azúcar

Ingredientes para el chocolate:

  • 250 gramos de chocolate para postres
  • 30 gramos de mantequilla sin sal
  • 1 bote pequeño de nata para montar
  • Una cucharada de agua
  • Canela al gusto

Paso a paso:

Sería adecuado utilizar un molde rectangular, o cuadrado, puedes hacerlo en uno de cristal o uno desmoldable.

Para preparar las natillas, basta con seguir las instrucciones que nos propone el fabricante en el paquete, aunque normalmente casi todas siguen el mismo procedimiento.

En dos vasos diferentes, disolvemos los sobre de natillas en leche, el resto de la leche la calentaremos en un cazo, y cuando comience a hervir añadimos el azúcar y los dos vasos de natillas ya disueltos.

Batiremos con una varillas para que no se pegue y sobretodo para que quede todo integrado, apartaremos del fuego y seguiremos batiendo, irá espesando conforme batimos.

Para preparar el chocolate hemos de derretir el mismo con la mantequilla y la nata, cuando esté disuelto completamente añadiremos la cuchara de agua y la canela.

El agua le proporcionará brillo y será más fácil de repartir en las capas de la tarta.

Las galletas no tienen mayor complicación ya que deberás mojarla con la leche y la canela, si te gusta, para comenzar la tarta. Después de poner la primera capa de galletas pondremos una de natilla, volveremos a repartir más galletas y comenzaremos con el chocolate.

Normalmente da para varias capas de cada pero depende del molde que utilices y de lo alta que quieras hacerla.

Refrigera durante unas horas y si es posible elabórala la noche antes para que al día siguiente esté más consistente. ¡A disfrutar!.

Imagen cortesía de Bakeordie.

Escrito por

Editora de Gaia Media Magazines y responsable de publicidad, es también redactora de Natursan. Actualmente estudia Dietética y Nutrición en ICSE (Instituto Canario Superior de Estudios), y ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad de Educación a Distancia) y Terapia Gestalt por el Instituto de Gestalt de Canarias.

Suscríbete