Sofocos femeninos

sofocos-femeninosCon la llegada de la menopausia, suelen aparecer en la mujer una serie de síntomas (puedes saber más sobre los diferentes síntomas de la menopausia) y trastornos totalmente típicos y normales dentro de esta nueva etapa de la vida.

Publicidad

Por este motivo, es recomendable desde un primer momento seguir una serie de pautas y hábitos de vida saludables que ayuden a la mujer a la hora de evitar –o reducir- la mayoría de estos trastornos.

En esta etapa de la vida (al igual que puede ocurrir en situaciones puntuales durante el embarazo o después del parto), suele ser muy habitual que aparezcan los denominados como sofocos, consistentes en la aparición de una sensación repentina de calor, provocando sudor y enrojecimiento.

Suele ser muy común que este sofoco aparezca primero en el pecho, para luego extenderse al cuello y a la cara.

Síntomas de los sofocos

Es habitual que el sofoco se presente sin que la mujer se lo espere. Generalmente, suele caracterizarse por la aparición de una sensación súbita de calor, que aparece sobretodo en el pecho para, posteriormente, extenderse hacia el cuello y la cara.

Asimismo, puede aparecer sudor y enrojecimiento de estas partes del cuerpo.

Sofocos femeninos: diversos tipos

Dependiendo principalmente del tiempo que dure el sofoco, existen diferentes tipos que se pueden clasificar como sigue en la siguiente tabla:

  • Sofocos leves: Son aquellos cuya duración tiende a no sobrepasar los dos minutos. A su vez, no se presentan más de siete veces al día.
  • Sofocos moderados: Aunque no suelen durar más allá de los dos minutos, sí es más común que se repitan más de siete veces al día.
  • Sofocos severos: Son aquellos que, además de durar más de dos minutos, se repiten más de siete veces al día.

Trucos para prevenirlos

  • Hidrátate bien cada día. De esta forma, conseguirás que con la transpiración habitual, tu organismo se refresque.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura.
  • Evita los lugares donde haya mucha gente.
  • Trata siempre de vestir ropa con la que te sientas cómoda, pero sobretodo que no sea muy apretada. Es recomendable que esta ropa sea fresca y holgada.
  • Practica ejercicio moderado de manera regular.

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Sofocos femeninos
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad