Inicio Salud y Medicina Enfermedades Síntomas de deshidratación y cómo evitarla en verano
Enfermedades

Síntomas de deshidratación y cómo evitarla en verano

Son varios los síntomas de la deshidratación, más común en verano. Saber cuáles son e identificarlos es recomendable a la hora de saber cuándo es el momento de beber agua, aunque sea tarde.

sintomas-deshidratacion Una de las pautas más recomendables a la hora de disfrutar de una buena salud, pasa por el consumo recomendado de agua cada día, algo que es fundamental para que nuestro organismo funcione correctamente.

No en vano, el agua es uno de los alimentos más esenciales para la vida. Por ello, se debe tratar siempre de beber de 1,5 a 2 litros diarios de agua (en caso de que practiques ejercicio, se debe ingerir un aporte extra de líquido: hidratación durante el ejercicio).

El agua, por ejemplo, nos ayuda a depurar los riñones, algo fundamental a la hora de eliminar las diferentes toxinas que nuestro cuerpo no necesita, ayudándonos igualmente contra la retención de líquidos.

Por todo ello, son varios los beneficios de beber agua. Pero, en ocasiones, no se bebe la cantidad de líquidos necesarias para el organismo. Y cuando aparecen los síntomas de deshidratación, es habitual que ya sea demasiado tarde.

Síntomas de deshidratación

Son varios los síntomas de deshidratación. Conocerlos ayuda a identificarlos y, sobretodo, a no tratar de que aparezcan, consumiendo siempre líquido en abundancia cada día:

  • Sed
  • Sensación de ardor estomacal
  • Acidez gástrica
  • Sequedad de la piel y mucosas
  • Cansancio excesivo
  • Somnolencia

Estos tienden a ser los síntomas de deshidratación más comunes. Pero cuando la deshidratación va a más y se torna grave, es recomendable vigilar los siguientes síntomas:

  • Pulso acelerado
  • Descenso de la presión arterial
  • Fiebre
  • Retención de líquidos
  • Ojos hundidos

Para evitar estos síntomas, lo más recomendable siempre es tratar de consumir de 1,5 a 2 litros diarios de agua, aunque también ayuda tomar otros líquidos como tés, zumos naturales o infusiones.

Cómo evitar la sed y la deshidratación en verano

Cuando nos encontramos en verano, especialmente por el calor y porque nos encontramos fuera de casa (por ejemplo, en el lugar donde estemos disfrutando de esas esperadísimas vacaciones), es habitual que no tomemos la cantidad de agua que nuestro cuerpo necesita para funcionar bien.

Precisamente por ello, es habitual que en verano sintamos cierta deshidratación, especialmente si no se conocen cuántos vasos de agua tomar al día, y si no se saben cuáles son los síntomas de la deshidratación. Aunque dicho sea de paso, cuando aparecen ya es “demasiado tarde”.

Pero existen pautas básicas que nos permiten evitar la deshidratación en verano. Te explicamos cuáles:

Si te encuentras en tu lugar de vacaciones, lo primero que debes hacer es tratar de asegurarte siempre que, vayas a donde vayas, llevarás contigo una botella de agua mineral.

Por ejemplo, en caso de que vayas a pasar un día de playa, es de vital importancia que te hagas con una nevera de playa y lleves en ella una o dos botellas de agua frescas. Las tendrás a mano siempre que tengas sed, y sobretodo cuando el calor apriete.

Aunque estando fuera de casa sea más o menos difícil conocer cuántos vasos de agua nos hemos bebido, calculando el tamaño de la botella de agua nos será más útil.

 

Recuerda que la clave está en tomar al día de 1,5 a 2 litros de agua. No esperes a que la sed aparezca, y por tanto los síntomas de deshidratación.

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.
Temas

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como ‘Viviendo Sanos’ o ‘Innatia’.

Suscríbete