Inicio Maternidad Embarazo Semana 6 de embarazo
Embarazo
Su corazón empieza a latir

Semana 6 de embarazo

Durante la sexta semana de embarazo ocurre algo importantísimo en el desarrollo de tu bebé: su corazón comienza a funcionar y a latir. Además, ya es posible hacerte la primera ecografía.

Sexta semana de embarazo. Lo más importante:

Una vez el embrión se ha implantado en el útero comienza un proceso de desarrollo y crecimiento sorprendente, más rápido de lo que posiblemente pienses. De hecho, durante la sexta semana de embarazo ocurrirá algo sumamente importante para tu futuro bebé: comenzará a formarse un corazón aún primitivo, el cual empezará a latir y comenzará a bombear sangre por todo su pequeño cuerpecito. A pesar de que aún tenga dos pequeños vasos sanguíneos, su latido es muy fuerte y enérgico.

El desarrollo del bebé, por tanto, sigue su curso, a medida que es posible que tú también comiences a sentir cambios en tu cuerpo, pero de momento no tan evidentes y que solo podrías sentir tu, como por ejemplo las primeras náuseas y vómitos, o una mayor sensibilidad y dolor en los senos.

Semana 6 de embarazo

El desarrollo del bebé durante la sexta semana de embarazo

Aunque el embrión es aún bastante pequeño, ya que en esta semana tiende a medir entre 2-4 milímetros, durante estos días que comienzan se producen muchísimos y grandes cambios, muchos de ellos importantísimos y sorprendentes. De hecho, al final de esta semana podrá llegar a medir los 6 mm., y si te realizas una ecografía durante esta semana es muy probable que ya puedas verlo.

En su interior comienzan a formarse los pulmones, las distintas fibras musculares y el tubo neural empieza a cerrarse, a partir del cual se formarán la médula espinal y el cerebro. También se forman un conjunto de células que se convertirán luego en los ojos y el oído (conocidos como primordios), y que en estos momentos son unas manchas o puntitos negros situados a ambos lados de su cabeza, aún muy grande.

Nos encontramos en una semana muy importante a partir de la que comienzan a formarse gran parte de los órganos del cuerpo del bebé. Por este motivo, si la futura mamá no sigue unas pautas saludables desde el comienzo del embarazo, es posible que puedan surgir malformaciones en el feto, como por ejemplo los defectos del tubo neural como consecuencia de unos niveles poco adecuados de ácido fólico.

Además, su corazón comienza a latir. Lo hace muy rápido, muchísimo más si lo comparamos con el latido de un adulto. Su latido puede alcanzar en estas semanas las 150 pulsaciones.

Ecografía de 6 semanas de embarazo

¿Qué cambios y síntomas se producen en el cuerpo de la mujer durante la semana 6 de embarazo?

Aunque ya es posible comenzar a sentir los síntomas precoces de embarazo a partir de la semana 4 de embarazo, durante esta sexta semana se convierten en señales muchísimo más evidentes, debido sobre todo a que el feto se desarrolla y evoluciona muy rápido, a pasos agigantados.

Por tanto, los síntomas que puedes sentir durante estos días son los siguientes:

  • Náuseas y/o vómitos matutinos.
  • Sensibilidad, cambio de temperatura y aumento de los senos.
  • Ganas de ir al baño frecuentemente a orinar.
  • Estreñimiento y/o ardor de estómago.
  • Mayor sensación de cansancio y debilidad.
  • Intolerancia a determinados sabores u olores.
  • Dolor de cabeza.
  • Excesiva salivación.

También es posible que sientas cambios de humor constantes. Por ejemplo, es habitual que puedas sentir cierto nerviosismo y temor por el comienzo del embarazo y porque todo vaya bien, y que en algunos momentos te sientas contenta y otras veces triste o de mal humor.

La primera consulta con tu ginecólogo y también la primera ecografía del embarazo

Como aconsejan muchos ginecólogos, y tal y como te hemos comentado en las semanas anteriores, a partir de la semana sexta es mucho más seguro realizarte la primera ecografía de embarazo. ¿Por qué? Fundamentalmente porque si te la realizas antes de tiempo es posible que no se pueda ver al embrión en el interior del saco gestacional, lo que puede llevar a confusión y a cierto nerviosismo por parte de los futuros padres.

Si tienes la suerte de escuchar el latido de su corazón esta semana probablemente te sorprenda lo rápido que late. No te asustes, es normal. En estos días late muy deprisa, en torno a 140 a 150 latidos por minuto.

Por tanto, si todo marcha bien, durante esta semana el embrión puede ya alcanzar los 6 milímetros, por lo que ya puede ser visible. Además, su corazón ha comenzado a funcionar y a latir, por lo que es también posible escuchar su latido en esta primera ecografía.

Consejos útiles durante la sexta semana de embarazo

  • Toma ácido fólico: Tanto si has comenzado a tomarlo antes del embarazo (porque se trata de un embarazo planificado), o si lo has empezado a hacer después de la prueba de embarazo positiva, recuerda que debes seguir tomando ácido fólico. Es una vitamina fundamental, especialmente durante esta semana, en la que el tubo neural del embrión comienza a cerrarse. Además de tomar suplementos de ácido fólico, también lo encontrarás en los siguientes alimentos: vegetales de hoja verde, lentejas, judías, espárragos, brócoli, aguacate o palta, panes y cereales integrales, así como naranjas y otros cítricos.
  • Cuidado con la toxoplasmosis y la listeriosis: Debes eliminar de tu dieta los embutidos, las carnes crudas o poco hechas, además de la leche y los quesos sin pasteurizar. Elimina también los pescados crudos (como el sushi).
  • Haz ejercicio: Es un momento ideal para empezar a hacer ejercicio si ya no lo has hecho antes. Son ideales caminar y dar paseos, la natación, u opciones más relajantes como el pilates o el yoga. Te ayudará a calmar los nervios que puedas sentir durante estas semanas.

¿Qué esperar de la primera consulta con el ginecólogo?

Durante esta semana es bastante posible que tengas la primera consulta con tu ginecólogo una vez has confirmado tu embarazo. De ser así es probable también que albergues muchas dudas, especialmente si te encuentras en tu primer embarazo.

Sí es así no tienes de qué preocuparte. Durante esta primera consulta tu ginecólogo te hará una serie de preguntas y apuntará en tu historial médico todo aquello importante. Además, calculará de cuántas semanas estás, en función de cuál fue el primer día de tu último período menstrual.

También es posible que durante esta consulta te realice la primera ecografía, para comprobar el estado del embarazo: si el embrión se ha implantado en el sitio correcto (y no existe por ejemplo un embarazo ectópico, que existe embrión en el interior del saco gestacional y que su latido se escucha.

No obstante, es posible que aún en esta semana el embrión no se visualice. Si es así, esto ocurre por dos motivos: porque aún es muy pequeño, o porque se trata de un embarazo anembriónico (huevo huero).

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.

Comentar

Publicar comentario

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como ‘Viviendo Sanos’ o ‘Innatia’.