Inicio Maternidad Embarazo Semana 5 de embarazo
Aún es pronto para hacerte la primera ecografía
Embarazo

Semana 5 de embarazo

¿Qué ocurre durante la quinta semana de embarazo? Es muy posible que empiecen a surgir los primeros síntomas (sobre todo los más evidentes), mientras tu futuro bebé sigue desarrollándose.

Quinta semana de embarazo. Lo más importante:

Comienza la quinta semana de embarazo, y probablemente lo hace con una sensación maravillosa de cambio para ti: si la pasada semana te percataste del retraso de la menstruación es posible que te hicieras una prueba de embarazo, especialmente si tu ciclo menstrual suele ser regular y sospechas también que puedes estar embarazada. Y si el test de embarazo te ha dado positivo, ¡enhorabuena!. Ya eres consciente de que en tu interior está creciendo una nueva vida.

Durante esta semana, a diferencia de la anterior, sí comienzan a producirse grandes cambios tanto en el desarrollo del bebé como en el propio cuerpo de la futura mamá. Y, además, la secreción de la hormona gonadotropina coriónica (también conocida como beta-hCG) aumenta de forma considerable a medida que van pasando los días, por lo que el resultado del test de embarazo es aún más seguro si cabe en esta semana, en comparación con la anterior.

Pero también es posible que tu menstruación se retrase unos días y aún no puedas sospechar nada. Por tanto, es probable que en realidad el test de embarazo te lo hagas a comienzos de esta semana, cuando el retraso es muchísimo más claro y evidente.

Publicidad

Quinta semana de embarazo

El desarrollo del embrión en la quinta semana de embarazo

Nos encontramos en la quinta semana de embarazo, y en la tercera de gestación. Es decir, ya han transcurrido 3 semanas desde el momento de la concepción, y ya han pasado 22 días de desarrollo embrionario.

A lo largo de la pasada semana se produjo la implantación del embrión, y a partir de este momento, ocurre lo que médicamente se conoce como gastrulación: las células del disco germinativo bilaminar del embrión migran y se mueven hasta formar un total de tres capas embrionarias que conformarán todos los tejidos del bebé en un futuro:

  • Ectodermo: se trata de la capa más externa, a partir de la cual se formará el sistema nervioso, la boca, la piel y su parte más externa del cuerpo. Se origina del epiblasto.
  • Mesodermo: capa intermedia a partir de la que se desarrollará el sistema circulatorio, el esqueleto, los músculos, así como el sistema reproductor y excretor. Todo ello se forma también a partir del epiblasto.
  • Endodermo: consiste en la capa más interna de la que se desarrollan todos los órganos del aparato digestivo (estómago, intestinos, páncreas, hígado…), así como los pulmones.

El embrión aún posee un tamaño muy pequeño y es posible que aún no sea visible en el interior del saco gestacional si durante esta semana te realizas una ecografía de ultrasonido, ya que apenas tiene entre 1 y 2 mm. de tamaño. Su forma es similar a la de una judía o frijol, y durante estos días también se producen importantes cambios -y avances- en su desarrollo:

  • El embrión adquiere forma de judía. Se forman una serie de protuberancias en sus extremos. Las más pequeñas darán lugar a las extremidades, y la de mayor tamaño a la cabeza.
  • A partir del mesodermo se forma la notocorda, que es una estructura que ayuda a sostener al embrión hasta que su columna vertebral se forma.
  • Un corazón aún primitivo comienza a desarrollarse. Pero aún es pronto para que tenga latido.

Aunque el embrión recibe el aporte nutritivo gracias a la presencia del saco vitelino, también se comienza a formar la placenta, de suma importancia para el desarrollo del futuro bebé porque será el medio por el que se transmiten el oxígeno y los nutrientes necesarios.

¿Qué cambios y síntomas se producen en la mujer durante la semana 5 de embarazo?

Durante esta semana es posible que los primeros síntomas del embarazo sean algo más evidentes. Ya se comienzan a producir pequeños cambios algo más visibles en tu cuerpo, como por ejemplo el aumento del volumen de los pechos, los cuales sentirás también más sensibles y calientes.

Además, también surgen o continúan otros síntomas evidentes como por ejemplo:

  • Cansancio y sueño. Es posible que tengas más ganas de dormir y descansar.
  • Náuseas matutinas, acompañadas o no con vómitos.
  • Dolor que se sitúa en el bajo vientre.
  • Aparición de los antojos o rechazo por algunos olores y alimentos.
  • Retención de líquidos.

Síntomas en la semana 5 de embarazo

Realizarse una ecografía en la quinta semana de embarazo

Muchos ginecólogos no aconsejan aún realizarte una ecografía porque puede llevar a confusión o a error y derivar a su vez en un mayor nerviosismo para los futuros papás.

El motivo es que, aún en esta semana, puede ser posible que el embrión no sea del todo visible en el interior del saco gestacional, aunque en ocasiones sí es posible distinguir la vesícula vitelina en el interior del saco, por lo que confirmaría la existencia de embrión y que la gestación continúa evolucionando.

Por tanto, lo más seguro es realizar la primera ecografía durante la sexta semana de embarazo.

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Comentar

Publicar comentario

Publicidad
Publicidad