Inicio Maternidad Embarazo Semana 1 de embarazo
Aunque parezca sorprendente, aún no estás embarazada
Embarazo

Semana 1 de embarazo

Aunque te encuentres en lo que oficialmente se considera como la primera semana de embarazo, y aunque no lo creas, aún no estás embarazada. Descubre por qué.

Primera semana de embarazo. Lo más importante:

Nos encontramos sin ninguna duda ante lo que muchos expertos tienden a denominar como una maravillosa cuenta atrás, en la que el embrión comienza a crecer y a desarrollarse. Ya hemos pasado por el momento de la concepción, precisamente después de que los ovarios hayan liberado un óvulo y, tras haberse mantenido relaciones sexuales sin protección, éste se ha encontrado con un espermatozoide, el cual lo ha fecundado tras un largo camino de 18 centímetros (que es lo que separa la vagina de la trompa de Falopio).

No obstante, durante estos primeros días y semanas de embarazo (hasta aproximadamente la semana 4), es tremendamente difícil y complicado fijar el momento en el que se produjo la concepción. Es decir, el momento exacto y preciso en el que el espermatozoide fecundó al óvulo.

Por este motivo se establece un momento determinado de embarazo en función no del momento de la concepción -porque es muy complicado de fijar-, sino del primer día del último período menstrual, y que servirá precisamente de punto de partida para fijar las 40 semanas de embarazo (unos 280 días aproximadamente), y tener a su vez una fecha aproximada o probable de parto. Esta fecha del último periodo menstrual será anotada en la historia prenatal como UPM (fecha del Último Período Menstrual).

Semana 1 de embarazo

Publicidad

¿De cuántas semanas estoy? ¿Cómo calcular la semana en la que estoy de embarazo?

Debemos tener en cuenta que muchos expertos señalan incluso que la fecundación se produce en la segunda semana. Por tanto, es evidente que aún no podamos hablar de embarazo en los términos estrictos del sistema de datación actual, que en definitiva tiende a producir tantas confusiones. Por ello en realidad se deben esperar unas cuantas semanas más para que realmente estés embarazada.

Es decir, las semanas de embarazo se cuentan desde el primer día de la última regla. Y es evidente que, en esos momentos aún no te encontrabas embarazada. Si tenemos en cuenta además que la ovulación ocurre a los 14 o 15 días de la menstruación, y que es en estos días cuando se produce la fecundación del huevo, existe en realidad un desfase de unos 14 días entre la edad real del embrión y las semanas del embarazo.

Sea como fuere, teniendo en cuenta cuando fue el primer día de tu último período menstrual es posible establecer de cuántas semanas estás, sobre todo si ya has tenido la primera falta. Y, por ello, siempre debemos tener en cuenta que la fecha de concepción es solo una estimación aproximada.

Ovulacion

Pongamos un ejemplo. Si tu última menstruación te vino el día 10 de junio, este dato ayudará a tu ginecólogo a comenzar a contar 40 semanas a partir de este día, ya que la fecundación se produce unas 2 semanas después (15 días), y la fecundación también. Empezando a contar el 10 de junio, si por ejemplo hoy fuera 14 de julio te encontrarías en la semana 5 de embarazo, que en realidad sería la semana 4 y 6 días de gestación. Además, es posible establecer una fecha aproximada de parto: 17 de marzo del año próximo.

¿Me puedo hacer un test de embarazo?

Dado que aún nos encontramos en las primeras semanas de embarazo, en la que aún no se ha producido la fecundación (recuerda que vamos con 15 días de retraso respecto a la fecha oficial de embarazo), de momento no es posible realizarte una prueba para confirmar el embarazo, puesto que todavía es demasiado pronto y es muy probable que el resultado sea negativo.

Test de embarazo negativo

Es lo que habitualmente ocurre cuando te realizas la prueba muy rápido, antes de la primera falta de la menstruación.

Por este motivo, muchos ginecólogos e incluso los propios fabricantes de las pruebas de embarazo caseras (de orina) aconsejan realizarse el test después de la primera falta. Es decir, un día o dos después del momento en el que la menstruación te debería haber llegado (especialmente si tu ciclo menstrual es regular).

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Comentar

Publicar comentario

Publicidad
Publicidad