Publicidad
Nutrición y Dieta

¿Se puede tomar café con hipertensión? ¿Es seguro?

Si tienes hipertensión arterial es probable que alguna vez te hayas preguntado si puedes tomar café, especialmente si esta bebida te encanta. ¿Es posible tomarlo? Y, sobre todo, ¿es totalmente seguro?.

El café es, no hay duda, una de las bebidas más consumidas del mundo, junto con -evidentemente- el agua (esencial en definitiva para la vida), y el . Sin embargo, aunque en muchas ocasiones no nos percatemos de ello, debemos prestar atención a que pueden existir algunas contraindicaciones que impidan su consumo, o que hagan que su consumo no sea tan adecuado o recomendable.

Como probablemente sabrás, el café es una maravillosa bebida natural que se obtiene a partir de la infusión realizada de los granos tostados y molidos de los frutos de la planta del café, la cual suele tomarse habitualmente en el desayuno, aunque también es muy común tomarlo después de las comidas y, en definitiva, prácticamente en cualquier momento del día.

Publicidad

Se ha convertido, casi sin ninguna duda, en una de las bebidas sin alcohol más sociales por excelencia, ya que suele consumirse habitualmente en medio de una conversación entre amigos o compañeros de trabajo. Incluso en las reuniones del más alto nivel (por ejemplo, de altos mandatarios), nunca falta una buena taza de café.

Su consumo tan arraigado y popular es debido, sobre todo, a que se trata de una bebida con un gran poder estimulante, cualidad que se debe principalmente a su elevado contenido en cafeína. Pero, como consecuencia de este efecto, nos encontramos ante una bebida que no es tan aconsejada según en qué momentos o afecciones.

Café

¿El café aumenta la tensión arterial?

Probablemente nos encontramos ante una de las preguntas que más habitualmente se realizan un buen número de personas cada día, en especial si tienden a tomar café con regularidad, y sobre todo, si se les ha diagnosticado recientemente de hipertensión arterial.

Lo cierto es que a la pregunta de si el café aumenta la tensión, lo cierto es que . De hecho, citando al doctor  Sheldon G. Sheps para Mayo Clinic, “puede provocar un aumento corto pero radical de la presión arterial, incluso si no se sufre de presión arterial alta”. Y este efecto se lo debemos, efectivamente, a la presencia de cafeína en su composición.

Lo cierto es que no se conocen las causas por las que el café aumenta temporalmente la presión arterial, pero muchos investigadores y estudiosos coinciden en señalar que, casi con total probabilidad, este alcaloide tiende a ocasionar que las glándulas suprarrenales liberen una mayor cantidad de cafeína, de manera que la presión arterial aumenta.

De hecho, se sabe que la mayoría de las personas que consumen bebidas con cafeína (no solo café), poseen una presión arterial promedio más elevada, en comparación con otras que no consumen este tipo de bebidas. Sin embargo, después de un consumo regular se puede desarrollar cierta tolerancia a la cafeína, de manera que su efecto en la tensión no es tan evidente.

Hipertension

¿El café puede causar hipertensión?

Por el momento no está del todo claro si, a largo plazo y con un consumo regular en el tiempo, el café puede llegar a causar hipertensión arterial, pero cada vez es mayor el número de expertos y médicos que coinciden en señalar que, en realidad, nos encontramos ante un auténtico mito.

Por ejemplo, hace un tiempo la  Sociedad Española de Hipertensión – Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) publicó una guía en la que trataba de desterrar muchos de los mitos más comunes sobre esta enfermedad.

En concreto, sobre el café señala lo siguiente: El café eleva momentáneamente la presión arterial pero no está demostrado que su consumo habitual de café ocasione hipertensión. De hecho, señala que muchas guías clínicas “recomiendan que los hipertensos que deseen continuar con este hábito pueden tomar de 1 a 3 tazas de café al día”.

Entonces, ¿se puede tomar café teniendo hipertensión arterial?

Lo cierto es que, en realidad, la única respuesta la tiene tu médico: lo más aconsejable es preguntarle si debes o no limpiar el consumo de café y de otras bebidas con cafeína, o bien suspender directamente su consumo, especialmente si tienes presión arterial alta.

En cualquier caso, debemos recordar que la propia Sociedad Española de Hipertensión aconseja un consumo moderado de café en caso de hipertensión, no superior a las 3 tazas de café al día. Por tanto, si te preocupa el consumo de cafeína y sus posibles efectos en tu presión arterial, pero deseas seguir disfrutando de tu taza de café diaria, lo mejor es no superar los 200 mg. de cafeína por día.

Y, como no podría ser menos, optar siempre por café solo y evitar utilizar azúcar blanco como endulzante de esta bebida.

Publicidad