Publicidad
Consejos sanos

La salud de la mujer en cada etapa de su vida

¿Sabes cómo es la salud de la mujer según la etapa de la vida en la que se encuentre? Descubre consejos saludables que te serán de gran ayuda.

salud-y-mujer Mantener una buena salud es algo fundamental para disfrutar de una vida sana más o menos vital y larga, especialmente si la persona se preocupa por su salud y por seguir hábitos de vida más o menos saludables.

Si bien es cierto que esto es algo fundamental para cualquier persona, no hay que olvidar que existe un tipo de salud adecuada dependiendo de si el sujeto es hombre o mujer.

Publicidad

En este sentido, la salud en la mujer se enmarca dentro de una serie de pautas básicas determinadas ya que la mujer se diferencia del hombre en que pasa por una serie de etapas importantes en las que debe cuidarse más que en otros momentos de la vida.

La salud de la mujer en diferentes etapas de la vida

La salud en la mujer, tal y como te exponíamos de manera más o menos resumida en las líneas anteriores, pasa por una serie de pautas básicas que dependerán de la etapa en la que se encuentre.

Así, por ejemplo, se diferencia claramente la infancia con la adolescencia, de la propia juventud en sí, de la etapa adulta, del embarazo, de la menopausia y de la propia tercera edad.

Su salud en la adolescencia

La adolescencia es el momento en que la mujer se desarrolla tanto física como psicológicamente. Es un momento muy especial en el que, por ejemplo, comienza con la menstruación, lo que requiere que cuide su salud en mayor o menor medida.

Es vital que mantenga una alimentación sana, rica en frutas y verduras, beba líquidos en abundancia, lácteos y evite en la medida de lo posible alimentos nocivos tan apetecibles en esta época de la vida, como son los dulces y la bollería industrial.

No se debe olvidar tampoco de la práctica de ejercicio regular, algo que deberá combinar con el estudio en la escuela, el instituto y posteriormente la Universidad.

Su salud durante el embarazo

Durante el embarazo la mujer debe cuidar su salud aún mucho más que en otros momentos de la vida, cuidando su alimentación diaria y su dieta.

En este momento debe optar por una alimentación equilibrada y una dieta variada que le aporte los nutrientes que tanto necesita en una etapa tan importante de la vida como es el embarazo.

Es recomendable tener en cuenta los alimentos imprescindibles en el embarazo que debe seguirse, dado que las necesidades nutricionales en el embarazo son tan variadas como importantes.

Salud de la mujer en la menopausia

La menopausia también es un momento importante en la salud de la mujer. En este momento de la vida, debe optar por una nutrición adecuada que, por ejemplo, le ayude a prevenir los síntomas más habituales de la menopausia.

En este sentido, debe preocuparse por prevenir la osteoporosis y los problemas en los huesos que tan comúnmente acompañan a la menopausia, y optar incluso por remedios caseros para la menopausia.

Y como no podría ser menos, no debemos olvidarnos de los chequeos mamarios que debe hacerse anualmente la mujer, especialmente a partir de la década de los cuarenta años.

El aumento de grasa y la salud de la mujer

Aunque el volumen de grasa depende en gran medida en la dieta y en la alimentación que cada cual sigue diariamente, existen diferentes momentos en la vida que tiende a acumularse un mayor porcentaje de grasa en algunas zonas del cuerpo.

Muchos expertos coinciden en indicar que se debe evitar problemas como el sobrepeso y la obesidad para poder mantener una vida sana, a la par que se debe seuir cada día con un estilo de vida igualmente saludable.

No obstante, y tal y como ya te hemos indicado, a veces la proporción de grasa en el cuerpo de la mujer cambia según la edad o momento biológico en el que se encuentre.

En la pubertad, por ejemplo, cuando los ovarios comienzan a fabricar hormonas, el cuerpo cambia, de tal manera que aumentan los senos y la grasa tiende a depositarse en los glúteos y en los muslos.

Durante el embarazo, nuevamente en el cuerpo se acumula grasa, ya que el objetivo principal en este caso es el de mantener al feto en caso de necesidades nutricionales diversas, por lo que éste aspecto principal (acompañado de la retención de líquidos), provocan un considerable aumento de peso.

Tras el parto las caderas tienden a ensancharse, de tal manera que se facilita la expulsión del bebé.

En la menopausia también se produce un cambio en la morfología del organismo de la mujer, ya que la falta de estrógenos (hormonas), provoca que la grasa se acumule en el abdomen. Por ello, en esta etapa es aconsejable adoptar una dieta no solo rica en calcio para prevenir y evitar la osteoporosis,  sino baja en grasas que ayude a la mujer a no aumentar de peso.

No te pierdas:

Cuidados de salud

Problemas de salud y trastornos

Publicidad