Resistencia a la insulina: qué es, causas y síntomas

La resistencia a la insulina (también conocida como resistencia insulínica o insulinorresistencia) es una alteración muy común. Conoce sus síntomas para saber si la tienes.

La resistencia a la insulina se ha convertido en una patología de lo más común desde hace un par de décadas. Se caracteriza por la incapacidad de nuestro cuerpo a sintetizar la insulina que produce el páncreas a través de sus células beta. Hay que recordar que este componente es el encargado de controlar los niveles de glucosa en la sangre.

También se encarga de llevar la glucosa todos nuestros músculos y articulaciones que ya que es una de las formas de energía más básicos que produce nuestro organismo.

Resistencia a la insulina

Si la persona en cuestión tiene una clara resistencia a la insulina, es irremediable que esta deje de hacer su función principal a través de todo el hígado y tejidos grasos.

Como consecuencia, se produce lo que se llama como “hiperinsulinismo”, una afección  que como bien su nombre indica se caracteriza por la sobreproducción de insulina, algo que se traduce después en otras enfermedades más graves como obesidad, diabetes o dislipemia.

 Causas de la resistencia a la insulina

No existe una causa clara que se relacione directamente con esta patología. Aunque sí existen una serie de factores de riesgo que hay que tener en cuenta y que relataremos a partir de estas líneas:

  • Más común en mujeres con menopausia. Aunque también es posible que aparezca en varones, son aquellas mujeres menopáusicas las que tienen más posibilidades de sufrir resistencia a la insulina debido a la disminución de estrógenos en su cuerpo.
  • Dieta rica en azúcares y grasas saturadas. Numerosos estudios nutricionales han relacionado la resistencia a la insulina a una mala alimentación. En el lado contrario, se ha demostrado que la dieta mediterránea podría incluso prevenir los síntomas.
  • Vida sedentaria. Una vida sedentaria también se puede traducir después en otras enfermedades graves como la obesidad, una enfermedad que también está muy relacionada a la resistencia a la insulina.
  • Anomalías genéticas. Es posible que existan algunas anomalías genéticas en el páncreas que propician un mal funcionamiento de este órgano.

Resistencia a la insulina en la mujer

Ahora que ya hemos conocido las causas de la resistencia a la insulina, vamos a hablar de los síntomas que podrían detrás de este problema.

Síntomas de la resistencia insulínica o insulinorresistencia

En primer lugar, debido a que esta fuente de energía no es capaz de legar a los tejidos del organismo, pues esto provoca que la persona en cuestión sufra de un gran cansancio generalizado.

Así mismo, un aumento de peso considerable puede denotar que se está produciendo resistencia a la insulina. Por último, también cabe destacar que el aumento de la necesidad de beber también conocido en el ámbito médico como “polidipsia” puede significar que los niveles de glucosa en sangre sean algo más elevados que la media.

Tratamiento de la resistencia a la insulina

¿Qué tratamiento puede detener la resistencia a la insulina?

Justo en el momento que empecemos a sufrir los primeros síntomas de la resistencia a la insulina, lo mejor que se puede hacer es ir al médico de cabecera para que nos dé un tratamiento muy específico. Aunque mientras tanto, se puede ir  haciendo lo siguiente:

  • Dieta sana y equilibrada. Una dieta sana y rica en todo tipo de nutrientes va a ayudar notablemente a la resistencia a la insulina. Entre todos ellos, cabe destacar el aceite de oliva, una sustancia con agentes antioxidantes y que también puede prevenir otras afecciones como la diabetes. 
  • Ejercicio y deporte diario. Una actividad física constante y diaria va a también a evitar que la persona sufra de resistencia a la insulina y por ende otras afecciones más graves como obesidad.
  • Fármacos muy específicos. Como la metformina, glitazonas, exenatida y liraglutide. Aunque para ingerirlos lo mejor es ponerse en contacto con un médico especializado.
Resistencia a la insulina: qué es, causas y síntomas
Valoración