Reforzar el sistema inmunitario o inmunológico

Cómo reforzar el sistema inmunológico

reforzar-sistema-inmunologicoEs cierto que tanto con un cambio de estación como con el paso de una estación calurosa a una algo más fría (como es el paso de los meses de verano al otoño), es habitual que nuestra salud tienda a sufrir las consecuencias de estos cambios.

Publicidad

Por ejemplo, con la llegada del otoño tendemos a sentirnos más apáticos, deprimidos, y no tenemos muchas ganas de hacer cosas. Unas consecuencias que, de hecho, tienden a incrementarse con el cambio de hora y –por tanto- con la disminución de luz solar.

Se trata de un trastorno que tiene una explicación médica: la disminución de luz solar y el paso de una estación calurosa y luminosa a una mucho más fría y “apagada” causa un desequilibrio hormonal que se traduce en la aparición de lo que muchos denominan como depresión otoñal (o astenia otoñal).

No en vano, es bastante habitual que con estos cambios nuestras defensas se debiliten. Por este motivo, muchos especialistas en salud y médicos en general recomiendan conocer algunos hábitos o consejos sencillos útiles a la hora de aumentar las defensas, dado que solo de esta forma podremos aportar a nuestro organismo aquellos nutrientes esenciales que tanto necesita cada día para funcionar correctamente, y con salud.

Pero, ¿de qué manera podemos reforzar el sistema inmunitario? ¿en qué consiste este sistema y de qué forma es posible aumentar las defensas del sistema inmunitario?

¿Qué es el sistema inmunológico o inmunitario?

Se conoce por sistema inmunitario (o sistema inmunológico) a aquel sistema natural que tiene todo ser vivo para protegerse y defenderse de enfermedades y diferentes sustancias extrañas que puede desequilibrar su propio equilibrio interior.

Concretamente, consiste en un sistema que destaca por ser la defensa natural que tiene nuestro cuerpo para protegerse de enfermedades, infecciones y sustancias extrañas diversas.

Es el sistema que nuestro cuerpo utiliza para combatir y destruir organismos infecciosos invasores, especialmente antes de que puedan ocasionar daños al organismo.

Publicidad

¿Cómo funciona el sistema inmunológico o inmunitario?

En primer lugar, un agente infeccioso debe entrar en el organismo. El sistema inmunológico es capaz de reconocerlo como agente extraño (conocido como antígeno), de forma que un grupo de células llamadas macrófagos (las cuales circulan por el torrente sanguíneo y por los diferentes tejidos del cuerpo) rápidamente detectan a ese antígeno y lo captura dentro de la célula.

Diferentes enzimas que se encuentran en el interior de la célula destruyen el antígeno procesándolo en pequeños pedacitos que reciben el nombre de péptidos antigénicos.

En ocasiones este proceso es suficiente para eliminar al invasor, pero no siempre ocurre así. Por lo que otras células se unen en la lucha.

Cómo reforzar el sistema inmunológico

Ya sea por una enfermedad, por un proceso infeccioso, por un cambio de estación o por diferentes situaciones emocionales, es bastante habitual que nuestro sistema inmunológico se debilite.

Una buena forma de darnos cuenta de esta debilidad es cuando tendemos a sentirnos más apáticos, bajos de humor, solemos ponernos malos/a más a menudo, y nuestro estado de ánimo es generalmente bajo.

reforzar-sistema-inmunitario

Para ayudarte a reforzar el sistema inmunitario, a continuación te exponemos algunos consejos sencillos que te ayudarán a reforzarlo de manera completamente natural y saludable:

  • Consume alimentos sanos y naturales. Sigue una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras frescas. No te olvides tampoco de las legumbres, hortalizas, lácteos, pescados, carnes blancas y frutos secos. Te ayudarán a aportar a tu cuerpo todos los nutrientes esenciales que necesita para funcionar de manera correcta.
  • La mejor forma de aportar a tu organismo las vitaminas y minerales que necesita es con el consumo natural de frutas y verduras frescas, y con el seguimiento sobretodo de una alimentación equilibrada. No obstante, los suplementos nutricionales de vitaminas y minerales pueden serte de gran ayuda, pero solo puntualmente. Eso sí, no olvides consultar antes con tu médico o farmacéutico.
  • Dormir bien es siempre sinónimo de buena salud. Trata de descansar las horas que tu cuerpo necesite, evitando sobretodo ver la televisión o estar delante del  ordenador al menos una hora antes de que te vayas a ir a la cama. Evita también cenar pesado, dado que es mejor consumir comidas ligeras (ensaladas frescas, fruta, verduras…).
  • Cuando una persona se estresa se desequilibra su estado emocional interno, bajan sus defensas y puede aumentar el riesgo de que se enferme con mayor asiduidad. Trata de vivir siempre una vida relajada y tranquila, evita los problemas o, al menos, la forma cómo te los tomas. Practicar relajación o meditación puede serte de gran ayuda.
  • Practica ejercicio físico regularmente, al menos 3 veces por semana durante al menos 30 minutos cada vez.
  • Utiliza muchos remedios naturales útiles no solo para reforzar tu sistema inmunológico, sino para ayudarte a disfrutar de una buena salud. Las infusiones pueden ser ideales. En este aspecto, te recomendamos la infusión de equinácea, la infusión de eucalipto o los tés en general.
  • Cuando haga frío, trata de abrigarte debidamente cuando salgas a la calle, y evita los cambios bruscos de temperatura y las corrientes en tu casa.

Imágenes | hang_in_there / comprock

Publicidad

Más información | El sistema inmunológico (Arthritis Foundation) / Sistema inmunitario en niños (KidsHealth)

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Reforzar el sistema inmunitario o inmunológico
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad