Inicio Salud y Medicina Consejos sanos Recomendaciones y consejos ante una ola de calor
Consejos sanos

Recomendaciones y consejos ante una ola de calor

Qué hacer ante una ola de calor: consejos y recomendaciones de salud básicas para sobrellevar mejor el calor durante los días en que dure una ola de calor.

Recomendaciones ante una ola de calor

Publicidad

Aunque la llegada del verano suele ser sinónimo de calor a horrores, lo cierto es que no solo hace acto de presencia en días ajenos a la época estival. De hecho, cada año se alerta de la presencia o llegada de olas de calor antes o después del verano, y no solo precisamente durante las jornadas estivales.

Se conoce como ola de calor a un periodo de tiempo, más o menos prolongado que se caracteriza por ser excesivamente cálido, aunque puede ser a su vez excesivamente húmedo (aunque esta última característica es muy raro).

En el caso de la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) la define como un período de al menos 3 días con temperaturas superiores a los 32,3ºC.

Por tanto, ante las elevadas temperaturas es aconsejable saber algunos consejos a tener en cuenta cuando nos encontramos en una ola de calor, y qué recomendaciones llevar a cabo.

¿Qué hacer en caso de ola de calor?

Optar por una alimentación fresca y ligera

Los mejores alimentos a consumir durante una ola de calor son aquellos que aportan agua a nuestro organismo, y además son refrescantes: frutas, hortalizas frescas y ensaladas. Eso sí, debemos siempre lavarlas bien antes de consumirlas.

También es imprescindible aumentar la hidratación, optando por agua mineral fresca y zumos naturales. Recuerda que las bebidas muy azucaradas (como los refrescos), no solo no calman la sed sino que además la aumentan.

Cuidado con determinadas comidas y bebidas

Durante los días de mayor calor, o en los que nos encontremos en medio de una ola de calor, no se aconseja el consumo de bebidas muy azucaradas, alcohólicas o cafeinadas.

También se recomienda evitar comidas copiosas y en exceso, evitando a su vez comidas fácilmente contaminables, como es el caso de las ensaladillas rusas o salsas como las mayonesas.

Si te encuentras en grupos más vulnerables…

Lo más recomendable es quedarte en casa durante los días de mayor calor, y no salir a la calle en los momentos más calurosos del día (de 12 a 16 horas).

Publicidad

Evita la exposición al sol

Si no te encuentras dentro de los denominados como “grupos más vulnerables”, la recomendación básica es evitar la exposición solar demasiado tiempo, o bien en horarios en los que los rayos solares llegan más verticalmente (esto es, entre las 12 a las 16 horas).

Y, sobre todo, evitar en la medida de lo posible permanecer mucho tiempo fuera de casa al sol, aún cuando no te encuentres en las horas más “peligrosas” del día. En este sentido, por ejemplo, lo más adecuado es tratar de permanecer en la sombra siempre que puedas.

Ola de calor

Si decides tomar el sol: siempre con mucha precaución

Lo mejor es tomar el sol de forma progresiva, empezando con sesiones de 15 a 20 minutos y aumentando el tiempo pero siempre sin superar las exposiciones de 2 horas seguidas. No obstante, si te encuentras en medio de una ola de calor lo más recomendable es permanecer a la sombra y evitar la exposición al sol.

Se aconseja a su vez protegerse con sombrero, y si debes salir de casa, utilizar ropa holgada, ligera y cómoda.

Utiliza siempre la protección solar adecuada

Es conveniente no solo que utilices siempre una crema fotoprotectora adecuada según tu tipo de piel, sino renovarla cada 2 horas, o bien cada vez que salgas del agua.

Cuidado con los más peques

No es recomendable que los menores de 3 años se expongan al sol en los días de mayor calor, o mientras dure la citada ola de calor. Por tanto, lo más adecuado es mantenerlos en casa, en un ambiente fresco, y que incluso aún cuando sean así los mantengamos con ropa fresca y cómoda.

No practiques ejercicio físico al aire libre

Se debe evitar y reducir la actividad física y el ejercicio físico al aire libre cuando el calor sea excesivo. Y tratar de dejarlo únicamente para las horas más frescas del día, que suelen ser entre las 19 y las 22 horas. No obstante, si el calor continúa siendo asfixiante lo mejor es evitarlo durante unos días, en especial hasta que las temperaturas refresquen.

REFERENCIAS CONSULTADAS
Publicidad
Temas

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Comentar

Publicar comentario

Publicidad
Publicidad