Inicio Recetas Recetas de postres Receta de tostas de manzana, requesón y canela
Recetas de postres

Receta de tostas de manzana, requesón y canela

Te explicamos en esta ocasión cómo elaborar unas deliciosas tostas de manzana con requesón, canela y mantequilla, para la merienda o el desayuno, fáciles de hacer.

Receta de tostas de manzana, requeson y canela

Que la manzana se combina a la perfección con la canela de eso no hay prácticamente ninguna duda. Y es algo que ya te hemos comentado en alguna que otra ocasión. Por ejemplo, cuando te explicábamos cómo elaborar unas deliciosas manzanas con canela, un postre sencillo pero delicioso, como las tostas sobre cuya receta queremos hablarte en esta ocasión.

Son unas tostas sumamente sencillas y tremendamente fáciles de elaborar, en la que la manzana combina a la perfección con la suavidad del requesón, y el sabor a su vez tan aromático de la canela. ¿Te animas a prepararlas con nosotros? Te explicamos los ingredientes que necesitas y los pasos a seguir para ello. El resultado te sorprenderá.

Ingredientes:

  • 4 rebanadas de pan tostado
  • 2 manzanas
  • 50 g de requesón
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • 2 cucharaditas de canela
  • Azúcar

Preparación:

En primer lugar vamos a lavar bien las manzanas. Luego pélalas bien y córtalas en lonchas muy finas. Pon una sartén al fuego y añade la mantequilla para derretirla. Una vez derretida, añade la manzana cortada en lonchas y sigue cociendo hasta que la manzana se empiece a hacer. En este momento agrega el azúcar por encima y la canela molida.

Luego baja el fuego y deja que se cocine durante unos cuantos minutos más. Una vez lista la manzana resérvala. Cuando esté un poco más fría, distribuye la manzana cocida sobre las distintas rebanadas de pan tostado. Para acabar, dispón el requesón por encima. ¡Listas! Ya puedes disfrutarlas.

Otras opciones igual de deliciosas

Si deseas disfrutar de este delicioso desayuno o merienda, pero no dispones de manzanas, lo cierto es que puedes sustituirlas fácilmente por otras frutas igual de exquisitas, y que por su sabor tienden también a combinar bien con la canela.

Un buen ejemplo es la pera, que puedes añadir a la receta de la misma manera que por ejemplo lo has hecho con la manzana, aunque lo más adecuado es optar por bajar un poco el fuego y no cocerla tanto, ya que lo más habitual es que pueda ablandarse mucho. En este caso lo ideal es hacer una especie de puré.

O los higos, que siempre son deliciosos con cualquier tipo de elaboración salada. En esta ocasión puedes tanto hacerlos cocidos como cortarlos en láminas y colocarlos tal cual encima de la tostada.

Y si no dispones de fruta fresca, también puedes utilizar cualquier tipo de mermelada o conserva, que como sabes, combinan también bien con el queso (o el requesón).

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como ‘Viviendo Sanos’ o ‘Innatia’.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad