Las patatas Hasselback son una patatas que se cocinan y presentan con una curiosa forma de acordeón, rellenadas a su vez entre lámina y lámina. Descubre cómo hacerlas con esta receta sencilla.

Con el nombre de patatas Hasselback nos encontramos ante una forma realmente curiosa de cocinar las patatas, además de darle un toque atractivo a las patatas por la forma que tienen, hace que se cocinen mejor y queden más gustosas o sabrosas. La forma que tienen las patatas es curiosa, ya que nos recuerda a un acordeón, esta forma la conseguimos haciéndoles varios cortes en forma de láminas a las patatas.

Con esta forma además de que las patatas se cocinan bien en el horno también se impregnan mejor del sabor de los ingredientes con que las queramos preparar.

Receta de patatas Hasselback

Quizás te preguntes como yo en su momento, ¿de dónde procede el nombre Hasselback?, según los datos encontrados y bastante antiguos el nombre hace referencia a un restaurante de Suecia que se llamaba así y cocinaba las patatas con esta forma.

Normalmente las patatas suelen rellenarse entre lámina y lámina y luego se aderezan con los condimentos que elijamos o que más nos guste, igual sucede con el relleno.

El tipo de patata que se suele utilizar para esta receta son patatas harinosas de la variedad Spunta, o Kennebec, y en cuanto al tamaño mejor elegir patatas de tamaño mediano.

Receta de patatas estilo Hasselback

Ingredientes:

  • 5 patatas medianas (Spunta o Kennebec) o una patata por cada comensal.
  • Para el aderezo: un diente de ajo, un poco de tomillo fresco, orégano, una pizca de sal, una pizca de pimienta negra molida, un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  • Para el relleno: un rulo de queso de cabra cortado en rueditas finas.
  • Mantequilla.

Patatas acordeón estilo Hasselback

Elaboración:

  1. Lavamos bien las patatas con abundante agua y nos aseguramos que no les quede rastro de tierra, podemos ayudarnos de un cepillo. Una vez limpias las secamos bien o con un paño o con servilletas de papel.
  2. Hacemos los cortes a las patatas de uno 3 o 4 milímetros de grueso y con cuidado de no llegar a la base para que las patatas no se rompan.
  3. Para hacer estos cortes podemos poner una cuchara grande del tamaño de la patata para impedir que el cuchillo llegue a la base.
  4. También puede ayudarnos atravesar la base a lo largo con una brocheta, esto hará también de tope para no llegar a la base con el cuchillo.
  5. Para hacer el aderezo, quitamos la piel al diente de ajo y lo picamos menudamente. En un mortero ponemos el diente de ajo picadito y las especias y machacamos bien. Añadimos un poquito de sal y un chorrito de aceite de oliva, solo para hacer untuoso el aderezo.
  6. Entre cada hueco de la patata ponemos una ruedita de queso de cabra de forma alternada.
  7. Alternaremos también el aderezo que hemos preparado. Luego por encima de la patata ponemos una cucharadita de mantequilla, y si nos apetece algo del aderezo.
  8. Hacemos lo mismo con todas las patatas. Disponemos las patatas en una bandeja o fuente. Ponemos el horno a precalentar con una temperatura de 200º C, durante 10 minutos, y con calor arriba y abajo.
  9. Una vez precalentado el horno cocinaremos las patatas colocando la bandeja a una altura media, con calor arriba y abajo durante 35 o 40 minutos, y con una temperatura de 160º C.
  10. Debemos controlar mientras se cocinan que no se quemen por encima. Deberán quedar de tono doraditas, crujientes por fuera y tiernas por dentro.
  11. Una vez listas las patatas con cuidado extraemos la fuente del horno.

Papas Hasselback

Ya tenemos listas nuestras patatas al estilo Hasselback, ideales para degustarlas como guarnición de otros platos, como entrante o como un primer plato.

Síguenos en Facebook

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS:

Pin It on Pinterest