Recetas

Receta de hallacas venezolanas: paquetes cocidos navideños (hallaca caraqueña)

Las hallacas venezolanas son paquetes cocidos deliciosos que se elaboran habitualmente en Navidad, y pueden ser conocidas con el nombre de hallacas caraqueñas.

Venezuela es uno de esos países de América Latina que nos ofrece una gastronomía exótica y deliciosa que se debe probar alguna vez en la vida. Sobre todo ahora que estamos en plena época navideña y buscamos sorprender un poco a nuestros invitados con platos que resulten deliciosos para su paladar.  

Es aquí donde entra en escena la hallaca venezolana, un plato muy común tanto en este país como en algunas ciudades colombianas de Cúcuta y Barranquilla. Habitualmente es también conocida como hallaca caraqueña.

Hallacas de Venezuela

La hallaca consiste básicamente en un pastel envuelto con masa de maíz que su interior está relleno con carne de res cerdo y pollo al que se le agrega además aceitunas y alcaparras. Todo ello envuelto en unas hojas de plátano.

Se desconoce con exactitud el origen de la hallaca venezolana. Aunque multitud de rumores pasados de generación a generación aseguran que este plato proviene de la unión de los términos “allá” (refiriéndose a los ingredientes traídos directamente de otros países) y “acá” (en este ocasión haciendo mención a la masa hecha con el plátano muy común en Venezuela).

No te pierdas: Pollo en salsa: 3 recetas fáciles y deliciosas

De una forma u otra, esta receta tuvo su máximo exponente en  la colonización española en durante los siglos XV-XVI, donde los indígenas preparaban las hallacas con los restos y hojas de plátano que se encontraban. ¿Queréis aprender a prepararlas de una forma sencilla en la actualidad? Pues no os va a quedar más remedio que prestar mucha atención a las siguientes líneas.

Hallacas caraqueñas

Receta de hallacas venezolanas

Ingredientes para las hallacas venezolanas:

RELLENO

  • 1kg de carne troceada de ternera
  • 1kg de carne troceada de pollo
  • 1kg de carne troceada de cerdo
  • 500 gramos de tomate triturado
  • 250 gramos de pimiento rojo cortado en juliana
  • 250 gramos de cebolla troceada
  • 250 gramos de ajo picado
  • 150 gramos de alcaparras
  • 150 gramos de aceitunas
  • 1 kg de pimiento rojo cortado en juliana
  • 1 taza de harina de maíz
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

MASA

  • 50 hojas de piel de plátano
  • 1 rollo de pabilo
  • 2 paquetes de harina de maíz
  • 3 tazas de caldo de pollo
  • 2 tazas de agua
  • Sal
  • Manteca de cerdo

Cómo elaborar hallacas

Preparación de las hallacas venezolanas:

  1. Comenzaremos primero con el guiso. Para ello, agregamos los tipos de carne troceadas en una olla grande que saltearemos con la cebolla y el ajo con un poco de aceite de oliva. A continuación, añadimos el pimentón troceado junto al tomate triturado. Salpimentamos a nuestro gusto. Pasados unos cinco minutos, agregamos dos cucharadas de harina maíz junto a una taza de caldo de pollo. Removemos todo con ayuda de una cucharada de madera y dejamos que se cocine durante 40 minutos a fuego muy lento.
  2. Por otro lado, podemos ir haciendo también las masas de las hallacas. Para ello, vertemos el resto de la harina de maíz en un recipiente grande. A continuación, añadimos una taza de manteca de cerdo a la que agregaremos un poco de sal. Añadimos las dos tazas de caldo de pollo para después amasarlo todo con nuestras propias manos hasta que consigamos una masa de textura suave.
  3. Ahora nos dispondremos a armar las hallacas. Para ello, cogemos las hojitas de plátano a la retiramos parte de sus venas gruesas. Las lavamos bien, las secamos y las disponemos encima de una mesa de madera. Les agregamos la masa que hemos conseguido en el segundo punto con las que crearemos cuidadosamente formas circulares. Tras esto, agregamos las alcaparras y las aceitunas para después añadirle el guiso del primer punto.
  4. Finalmente, cerramos las hallacas desde su parte más ancha, creando un pliegue desde los extremos hacia dentro. La envolvemos con otra hoja por la mitad hasta que todos los ingredientes queden “seguros” y las amarramos haciendo uso del rollo de pabilo.

Cuando estén listas, las introducimos durante una hora en agua hirviendo. Las retiramos y las escurrimos con un poco de papel de cocina. ¡Y a disfrutar se ha dicho!.

Exquisito: 3 recetas de carne de cerdo para Navidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad