Publicidad
Recetas

Receta de castañas en almíbar: cómo hacer conserva de castañas

¿Quieres aprender a hacer unas deliciosas castañas en almíbar? Descubre cómo elaborar esta conserva de castañas, ideal para disfrutar de un otoño más dulce. Es una opción muy fácil de hacer y de preparar, y realmente deliciosa para conservar las castañas.

Si te preguntáramos por un alimento sumamente característico del otoño, y que podemos disfrutar solo durante estos días, posiblemente la castaña sea uno de los primeros que te venga a la cabeza. Y, efectivamente, la castaña destaca por ser un alimento de temporada, que solo podemos encontrar durante los meses de otoño.

Sea como fuere, lo cierto es que la castaña destaca por ser un alimento muy versátil, no solo en la cocina, de manera que podemos consumirlas enteras cuando estén maduras (después de haber retirado su parte dura y su piel aterciopelada externa), con el riesgo de que puedan resultar indigestas si nos excedemos, o bien asarlas y disfrutarlas calentitas.

Receta de castañas en almibar

De hecho, las castañas asadas se convierten en una opción maravillosa para consumirlas cuando nos damos un paseo por la calle, encontramos un puesto que las preparen, y luego las comemos paseando por las frías calles durante el otoño. No sé, es una oportunidad maravillosa, casi mágica, que recuerdo de cuando era pequeño. Al igual que también recuerdo ir al campo a cogerlas, cuando una fina capa de lluvia caía y te mojaba…

También las castañas son muy versátiles en la cocina, de manera que las podemos utilizar en una amplísima variedad de recetas, ya sean dulces o saladas. Por ejemplo, con ellas podemos preparar unas exquisitas truchas de castañas, o bien utilizarlas para la elaboración de una tarta o un bizcocho.

Pero si existe una opción tradicional -y deliciosa- a la hora de disfrutar de todo el sabor de estos maravillosos frutos, es elaborando conserva de castañas. En este sentido, te explicamos en esta ocasión cómo hacer unas magníficas castañas en almíbar, con un delicioso sabor de vainilla. ¿Te animas?.

Eso sí, no debemos confundir las castañas en almíbar con el marrón glacé, que consisten básicamente en castañas glaseadas, y cuyo proceso de elaboración es bien diferente.

Cómo hacer castañas en almíbar

Como probablemente descubrirás por ti mismo/a, especialmente si te animas a elaborarlas en casa, la receta de castañas en almíbar es muy fácil de seguir, y son -de hecho- sumamente sencillas de hacer. De hecho, solo necesitas 3 ingredientes y seguir unos pocos pasos para tenerlas listas. Toma nota.

Castañas en almibar

Ingredientes:

  • 2 kg de castañas
  • 500 gr de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • Agua

Elaboración de las castañas en almíbar:

  1. En primer lugar vamos a lavar bien las castañas, para así retirar la posible suciedad (tierra o polvo) que puedan tener en su parte exterior. Luego, una vez lavadas, hazles un corte en su parte lisa. Ponlas en una cazuela ideal para cocer confituras, cúbrelas con agua abundante y cuécelas bien durante 25 a 30 minutos.
  2. Pasado este tiempo apaga el fuego, deja que se enfríen, y con cuidado de no romperlas pela las castañas. Resérvalas. Ahora filtra el líquido donde has cocido las castañas, resérvalas en la cazuela, y en otra cazuela o cacerola grande añade el azúcar, corta la vaina de vainilla por la mitad en sentido longitudinal y añádela también a la cazuela.
  3. Calienta la cazuela a fuego lento, removiendo constantemente hasta que observes que el azúcar se haya disuelto por completo. Luego lleva a ebullición, y justo en este momento añade con cuidado las castañas. Cuece durante 10 minutos.
  4. Para terminar, pon las castañas con cuidado en frascos de vidrio, cúbrelas con el almíbar (dejando un poco de distancia con el borde), ciérralos herméticamente y esterilízalos durante 30 minutos. Luego, saca los frascos y déjalos que se enfríen.
  5. Listo. Tu conserva de castañas (o castañas en almíbar) están preparadas.

Conserva de castañas

Cómo conservar las castañas en almíbar (o conserva de castañas):

Las castañas en almíbar pueden conservarse perfectamente entre 3 a 8 meses, de manera que puedes consumirlas a lo largo de 8 meses con seguridad tras su elaboración. Para saber la fecha exacta de preparación, se aconseja poner en los frascos de vidrio una etiqueta con la fecha de elaboración.

Luego, solo es necesario conservar los frascos de conserva en lugar fresco y seco, protegidos de la luz del sol.

Cómo comer las castañas en almíbar:

Hay quienes disfrutan de las castañas en almíbar solas, acompañándolas de una taza de café o de té, y quienes prefieren añadir algún ingrediente más. En este sentido, por ejemplo, el helado de vainilla le queda casi a la perfección, o bien añadir un poco de chocolate caliente por encima.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad