Inicio Recetas Receta de bocaditos de queso parmesano, crujientes y deliciosos
Recetas

Receta de bocaditos de queso parmesano, crujientes y deliciosos

Receta de bocaditos de parmesano: crujientes y deliciosos, elaborados con cuadraditos de pan de molde y delicioso queso italiano. Descubre cómo hacerlos fácilmente.

Receta de bocaditos de parmesano

Publicidad

¿Quieres preparar unos deliciosos bocaditos crujientes de queso parmesano, ideales para acompañar con mermelada o salsa de tomate dulce? Es una opción maravillosa como tentempié, ya sea como entrante o como aperitivo a media mañana. Además, son sumamente sencillos y fáciles de preparar.

El queso parmesano tiene la particularidad de combinar a la perfección con una amplísima diversidad de ingredientes muy diferentes y variados, gracias precisamente a su gran versatilidad. Se trata de un queso de origen italiano, conocido en este país con el nombre de “Parmigiano Reggiano“. Posee una consistencia dura y que suele utilizarse gratinado o rallado, bastante salado y de sabor algo fuerte.

De hecho, en Italia es habitual rallarlo sobre platos de pasta, debido a su sabor y textura. No obstante, también puede utilizarse para algunas recetas algo más dulces, aunque no tiende a ser lo habitual.

La receta que te proponemos a continuación es una opción diferente para disfrutar el parmesano, e ideal para quienes disfrutan con el crujiente de los picatostes de pan de molde.

¿Sabes cómo hacer bocaditos de parmesano?

Ingredientes

  • 3 rebanadas de pan de molde, sin corteza
  • 50 g de queso parmesano rallado
  • 3 huevos
  • 4 cucharadas de leche entera
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración de los bocaditos de queso parmesano

  1. Las rebanadas de pan de molde deben tener un grosor de al menos 2 o 3 centímetros. Corta cada rebanada en daditos de igual tamaño.
  2. En un plato hondo bate bien los huevos. Luego añade el queso rallado y la leche, y vuelve a batirlo todo muy bien de nuevo. Añade pimienta negra, evitando añadir sal ya que, por sí solo, el queso parmesano es bastante salado.
  3. Pon los daditos de pan de molde en el cuenco y con cuidado dale varias vueltas para que se empapen bien en la mezcla.
  4. Añade suficiente aceite de oliva en una sartén honda y fríe los daditos de pan de molde hasta que se doren. Si no te caben todos de una vez, puedes freírlos poco a poco. Resérvalos en un plato hongo con servilleta absorbente (para que absorba todo el aceite). 
  5. Para terminar, espolvorea con un poco de pimienta negra y sal, y sirve al gusto. ¡Listos!.

¿Cómo podemos comerlos? Algunos consejo deliciosos

Probablemente sabes que el queso se combina a la perfección con cualquier ingrediente dulce, como por ejemplo podría ser el caso de las mermeladas o las salsas dulces, precisamente porque el sabor salado y algo fuerte del queso se lleva muy bien con opciones dulces.

Si quieres, los bocaditos de parmesano que te hemos propuesto en esta receta son ideales acompañados con mermelada de fruta casera. Por ejemplo, puedes elaborar alguna de las mermeladas de frutos rojos sobre cuya receta te hablamos hace algún tiempo. Verás que el resultado será simplemente excelente.

Imágenes | Istockphoto

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad