Inicio Salud y Medicina Medicamentos ¿Qué tomar si se tiene alergia a la aspirina?
Medicamentos

¿Qué tomar si se tiene alergia a la aspirina?

¿Tienes alergia a la aspirina y no sabes muy bien qué tomar? Lo mejor es consultar primero a tu médico, pero el paracetamol y otros analgésicos pueden ser de utilidad.

Es absolutamente normal tener alergia al compuesto, sustancia o principio activo de cualquier medicamento o fármaco. Evidentemente, en la mayoría de las ocasiones solo nos percatamos de ello cuando ya es demasiado tarde; esto es, cuando lo consumimos y empiezan a surgir en nuestro cuerpo determinados síntomas que pueden ser una señal más o menos clara de que tenemos alergia a ese medicamento.

Publicidad

Mientras que la aspirina destaca por ser uno de los antiinflamatorios más consumidos (por ejemplo, se estima que cada año se consumen alrededor de 35.000 toneladas de aspirina), en el caso de la alergia a la aspirina se trata de un tipo de alergia bastante más común de lo que se piensa. De hecho, muchos especialistas indican que alrededor de un 3% de la población europea presenta algún tipo de hipersensibilidad a los salicilatos no alérgica.

No obstante, como también opinan muchos especialistas, si se presenta alergia o sensibilidad a la aspirina, también es posible tener alergia o sensibilidad al resto de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como por ejemplo podría ser el caso del ibuprofeno o el antalgin (naproxeno sódico).

Reacción alérgica a la aspirina

¿Cuáles son los síntomas de la alergia a la aspirina?

De acuerdo a la Clínica Mayo, los síntomas pueden ser desde leves a graves, y pueden surgir apenas unos minutos después de haber tomado la primera aspirina, hasta incluso horas después de haberlo tomado. Entre los síntomas más comunes, podemos mencionar los siguientes:

  • Urticaria y picazón de la piel.
  • Conjuntivitis.
  • Sensación de moqueo.
  • Hinchazón en la lengua, los labios o el rostro.
  • Silbido al respirar o dificultad para respirar con normalidad.
  • Tos.

Cuando la reacción alérgica es grave puede llegar a producirse anafilaxia, que puede poner en riesgo la vida de la persona, y cuyos síntomas van desde palpitaciones a náuseas y vómitos, pasando por dificultad para respirar y para tragar, ruidos respiratorios ruidosis, sensación de molestia u opresión en el pecho, hinchazón del rostro, lengua y ojos, diarrea e incluso la pérdida del conocimiento.

Publicidad

Además, cuando la persona tiene determinadas enfermedades respiratorias (asma, sinusitis crónica o pólipos nasales) o de la piel (urticaria crónica) pueden tener un riesgo mayor de sufrir una reacción alérgica a la aspirina o a cualquier antiinflamatorio no esteroideo (AINE).

Señales de la alergia a la aspirina

¿Existen alternativas a la aspirina si se es alérgico?

Si sufres de algún tipo de alergia a la aspirina es bastante probable que también sufras de alergia a cualquier otro antiinflamatorio no esteroideo. Si es así, no obstante, existen algunos fármacos que pueden ser utilizados como reemplazo de los AINE en caso de dolor e inflamación.

Una de las alternativas más conocidas y populares es el paracetamol, que actúa como un analgésico y antipirético, lo que significa que es utilizado para calmar el dolor y reducir la fiebre.

También podemos mencionar el meloxicam, que perteneciendo a la misma familia, posee una fuerza más bien leve y en un amplio porcentaje de pacientes con alergia a la aspirina pueden tolerar sin problemas su ingesta. Pero no actúa como antiinflamatorio.

También podemos mencionar a los inhibidores de la COX-2, como por ejemplo es el caso del celecoxib. Un ejemplo es el Celecoxib Amneal, aunque es un medicamento utilizado para aliviar los síntomas de la artrosis, la artritis reumatoide y la espondilitis anquilosante.

En el caso de opciones antiinflamatorias, existen distintas alternativas naturales como por ejemplo podría ser el caso de los suplementos a base de aceite de pescado, que son especialmente ricos en ácidos grasos omega-3, los cuales han demostrado ser capaces de interferir en el proceso de inflamación y tienden a ser adecuados en enfermedades inflamatorias crónicas.

No obstante, ya sea tanto en el caso de buscar algún fármaco sustituto a la aspirina y al resto de antiinflamatorios no esteroideos (AINES), como en seguir un tratamiento natural a base de aceite de pescado, se aconseja siempre seguir el consejo médico, y mantener siempre la supervisión del especialista.

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Comentar

Publicar comentario

Publicidad
Publicidad