Qué son las silibancias y por qué aparecen

Las silibancias son un sonido agudo, como una especie de silbido, que indican la existencia de una enfermedad o problema respiratorio. Descubre cómo son, en qué consisten y sus causas principales.

Aunque son médicamente conocidas con el nombre de estertores sibilantes, más popularmente tienden a ser conocidas con los nombres de silibancias. Nos encontramos frente a un síntoma, que podría convertirse en una señal o signo evidente de que la persona pueda estar sufriendo un problema, enfermedad o afección respiratoria.

Su nombre de hecho puede dar un indicativo de cómo son; o casi mejor dicho, cómo se escuchan. Y es que consisten en sonidos agudos muy parecidos a los silbidos. Se producen durante la respiración, especialmente cuando las vías respiratorias se encuentran parcialmente bloqueadas.

Silibancias

Ocurre precisamente cuando el aire se desplaza a través de los conductos respiratorios estrechos en los pulmones.

¿Cuáles son las causas por las que aparecen las silibancias?

Debemos tener en cuenta que la causa principal que ocasiona la aparición de las silibancias es la existencia de una obstrucción o estrechamiento parcial en cualquier punto de las vías respiratorias. Por tanto, es producido por alguna afección o enfermedad respiratoria que esté causando este problema.

Podemos encontrarnos frente a un estrechamiento u obstrucción generalizado de las vías respiratorias, o localizado. En el primero de los casos existen distintas causas, como por ejemplo podría ser la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), o el asma.

En el segundo de los casos las silibancias podrían ser debidas a la presencia de un cuerpo extraño, el cual se encuentra alojado en las vías respiratorias, o por la presencia de un tumor (menos común y por tanto menos frecuente).

Por otro lado, también existen otras causas que pueden influir en la aparición de las silibancias. Es el caso de alguna reacción alérgica grave (anafilaxia). También es posible que surjan como señal ante algún otro trastorno o afección, como por ejemplo la insuficiencia cardíaca (asma cardíaca), la inhalación de alguna sustancia tóxica, o la aspiración de un objeto extraño.

También existen otras afecciones relacionadas que pueden producir silibancias, como es el caso de:

  • Bronquitis
  • Bronquiolitis
  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico
  • Bronquiectasias

Te descubrimos: Neumonía, síntomas, causas y tratamiento

¿Cuáles son sus síntomas?

Habitualmente, cuando existen silibancias, se escucha una especie de sonido chillón y silbante, el cual se escucha sobre todo cuando la persona afectada exhala y expulsa el aire. También puede ser posible escucharlo cuando se inhala (al tomar aire), pero esto ocurre en especial cuando el caso es grave.

Es común que las silibancias provengan de los conductos bronquiales, unos conductos respiratorios de pequeño tamaño, que encontramos en lo profundo de los pulmones.

Aunque cualquier persona puede sufrir silibancias, determinados factores de riesgo pueden aumentar las posibilidades de padecerla. Es el caso de enfermedades hereditarias como el asma. No obstante, también existen ciertos grupos cuyo factor de riesgo es mayor. Es el caso de:

  • Fumadores.
  • Personas con alergias respiratorias.
  • Personas con cáncer.
  • Niños que van a la guardería.

¿Cómo es el tratamiento médico?

Habitualmente la silibancia tiende a producir tos. Para su tratamiento, por un lado de controla la inflamación presente en las vías respiratorias, así como reducir el exceso de mucosidad. Son útiles los antiinflamatorios prescritos en forma de inhaladores.

También es fundamental abrir las vías respiratorias. Para conseguirlo sin útiles los medicamentos de acción rápida, como es el caso de los broncodilatadores que ayudan a relajar los músculos lisos que rodean estas vías.

Temas:

Síguenos en Facebook