Inicio Nutrición y Dieta Qué comer con gastritis: alimentos recomendados y a evitar
Nutrición y Dieta

Qué comer con gastritis: alimentos recomendados y a evitar

¿Tienes gastritis y no sabes qué comer o qué dieta seguir? Te hablamos de cuáles son los alimentos más recomendables y cuáles debes evitar cada día, fácilmente.

Si existe una enfermedad muy común que afecta sobre todo a nuestro estómago, la gastritis es considerada una de las más habituales, pudiendo ser aguda cuando surge y se presenta en un periodo más bien corto de tiempo, o crónica si se prolonga durante al menos 6 meses.

Básicamente consiste en la inflamación del revestimiento del estómago; esto es, en la mucosa gástrica, que se trata de la capa formada por diferentes células que reviste el interior del estómago, y que lo protege frente a la acidez de los distintos jugos gástricos.

Esta inflamación ocasiona entre otros síntomas dolor (que habitualmente se sitúa en la parte superior del estómago), y en muchas ocasiones puede estar acompañado de náuseas y vómitos.

Debido a ello suele ser muy habitual que la persona afectada de gastritis se sienta inapetente, y que apenas tenga ganas de comer, especialmente si ésta sufre temor a cómo se podría sentir luego, tras haber comido, dado que es frecuente que los síntomas asociados a la gastritis aparezcan poco tiempo después de haber comido algo.

Eso sí, debemos diferenciar a la gastritis en sí misma con la gastritis nerviosa, que es aquella inflamación del revestimiento del estómago causada por nervios (sobre todo por estrés y/o ansiedad). No obstante, entre las causas de la gastritis más habituales podemos mencionar: malos hábitos alimenticios, infección por Helicobacter Pylori y el abuso de ciertos medicamentos como por ejemplo los antiinflamatorios no esteroideos.

¿Qué alimentos evitar con gastritis?

Si sufres de gastritis una de las principales recomendaciones a tener en cuenta es el seguimiento de una dieta adecuada, la cual debe caracterizarse por estar basada en alimentos suaves, que no irriten o inflamen el estómago.

Alimentos a evitar con gastritis
El brócoli es un alimento habitual a evitar con gastritis

Por ejemplo, existen una serie de alimentos que debemos evitar cuando tenemos esta afección digestiva, así como determinados hábitos a la hora de consumirlos.. Los más comunes son los siguientes:

  • Lácteos grasos: Se deben evitar los lácteos grasos, como por ejemplo la leche entera, los quesos curados y la nata.
  • Verduras flatulentas: Destacan sobre todo la coliflor, col, brócoli, pepino, coles de Bruselas, alcachofas y pimientos.
  • Alimentos ácidos: Principalmente destaca el tomate.
  • Frutas: Evitar los cítricos (por su acidez elevada), así como las frutas que no hayan madurado del todo.
  • Carnes grasas y embutidos: Evitar cualquier tipo de carne grasa y roja, como la ternera o el buey. También se deben evitar los embutidos y fiambres.
  • Bollería y pasteles: Se debe evitar el consumo de cualquier tipo de bollería y productos de pastelería. Además, las galletas no son tampoco adecuadas.
  • Bebidas: Bebidas con gas, el café, el té o las bebidas de cola.

¿Qué alimentos sí podemos consumir cuando tenemos gastritis?

Además de evitar los alimentos y bebidas que te hemos indicado en el apartado anterior, existen una serie de alimentos que sí son adecuados.

Alimentos recomendados con gastritis

Es más, encontrarás a continuación algunos alimentos cuyo grupo habría sido nombrado anteriormente, pero que dependiendo del tipo de cocción escogido sí podrían ser aceptados. Son los siguientes:

  • Lácteos semidesnatados o desnatados: Se aconseja optar por lácteos semidesnatados o desnatados, queso fresco y yogures desnatados.
  • Verduras y hortalizas: Cualquier tipo de verdura y hortaliza, evitando las verduras flatulencias. Se aconseja igualmente cocinarnos siempre hervidos, y nunca consumirlas crudas.
  • Legumbres: Se aconseja siempre optar por la cocción suave de las legumbres, y pasarlas por el pasapurés con el fin de eliminar la piel, que es la que mayor contenido en fibra posee.
  • Carnes y huevos: Se aconseja optar por carnes blancas (como el pollo o el pavo), además de los huevos. Aunque los embutidos no son recomendables porque no son saludables, se pueden consumir la pechuga de pavo y el jamón dulce.
  • Pescados: Según la tolerancia que se tenga, el pescado blanco es también recomendable.
  • Frutas: Se aconsejan las frutas maduras, en forma de compotas (cocinadas) o al horno. La manzana o la pera, por ejemplo, son muy recomendables.
  • Bebidas: Se aconseja el agua, las infusiones a base de plantas medicinales suaves (como la manzanilla, hinojo, hierba luisa o melisa), y caldos desgrasados suaves.

Otros consejos útiles a tener en cuenta

Además de los consejos dietéticos indicados en las líneas anteriores, existen también algunas recomendaciones que pueden ser de gran utilidad. Por ejemplo, no es aconsejable hacer comidas copiosas, y sí comer 4 o 5 veces al día (esto es, de manera fraccionada o espaciada).

Debemos comer lentamente y masticando bien los alimentos, lo que nos ayudará a que nuestro estómago los digiera mejor y no nos cause molestias. Por otro lado, no es recomendable cenar e irnos inmediatamente a la cama. Al contrario, es recomendable cenar entre 2 a 3 horas antes de acostarnos.

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Nutricionista. Le aconsejamos consultar a su Nutricionista de confianza.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como ‘Viviendo Sanos’ o ‘Innatia’.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad