Son muchas las parejas que se ven incapaces de concebir un bebé a lo largo de sus vidas. Desde tiempos inmemoriales, este problema siempre se le ha achacado la mujer dando a entender que sus ovarios no eran del todo fértiles. Sin embargo, el semen del hombre puede también estar íntimamente relacionado a un proceso de infertilidad.

Para conocer este dato, ambos miembros de la pareja deberán acudir primero a un médico especialista en fertilidad que les hará una serie de preguntas sobre su rutina sexual que después deberán acompañar con su historial médico.

Pruebas de fertilidad en el hombre

Tras esto, en la mayoría de ocasiones se les pedirá a ambos que se sometan a una serie de pruebas médicas con el objetivo de conocer cuál es el estado sus dos órganos reproductores.

Publicidad

¿Qué tipo de pruebas de fertilidad existen para el hombre?

En este sentido, a través del siguiente artículo vamos ahondar en todas las pruebas que la medicina nos ofrece a la hora de comprobar la calidad del esperma. Así que animamos a todos los hombres lectores de Natursan a que presten mucha atención ya que la siguiente información les puede ser de gran utilidad.

Exploración física

Para esta prueba, habrá que acudir a nuestro urólogo de confianza que será el encargado de realizar esta prueba y que tendrá los siguientes pasos a seguir. En primer lugar, se realizará un estudio previo de su peso y altura y a continuación vendrá una exploración de toda la zona abdominal y las ingles.

A continuación, puede venir una exploración de todo el pene y la próstata por vía rectal. En la mayoría de ocasiones también se hace un estudio del volumen y la consistencia de los testículos por si existen algunas malformaciones. Y en para pruebas más exhaustivas, se puede pedir hasta una radiografía testicular.

Lee también: Cuáles son las causas de infertilidad masculina

Espermograma

El espermograma o seminograma es una de las pruebas más extendidas en la actualidad ya que permite conocer de manera mucho más objetiva y directa la calidad de los espermatozoides. Es muy importante que el hombre se realice estas pruebas tras 3-4 días de abstinencia sexual.

Espermograma

Una vez tomada la muestra, se analizarán los siguientes parámetros:

  • Concentración de espermas. Se contará la cantidad de espermatozoides que existen en un mililitro de líquido seminal.
  • Formas de los espermatozoides. Es posible que la forma de los espermatozoides haya variado con el paso del tiempo, una situación que pueda afectar muy negativamente a la hora de llegar al útero.
  • Movilidad progresiva. También es muy importante que los espermatozoides se muevan de forma rápida y progresiva antes de fecundar el propio óvulo de la mujer.

Tras haber estudiado detenidamente al esperma, se podrá conocer si existe una ausencia de esperma (azooespermia), una baja concentración de espermatozoides (oligoespermia), problemas  relacionados de movilidad (astenozoospermia) o por último una morfología fuera de lo normal (teratozoospermia).

No te pierdas: Descubre cómo mejorar la fertilidad masculina de manera natural

Test hormonal o de testosterona

Si vemos como que el resultado del espermograma ha sido de lo más negativo, en la mayoría de ocasiones habrá que hacer un estudio más exhaustivo a través de un test hormonal que se realizará con una simple extracción de sangre.

Gracias a la misma, se podrá conocer la razón por la cual la cantidad o calidad de los espermatozoides ha disminuido de forma considerable.

Test hormonal de infertilidad del hombre

Aunque casi siempre suele estar relacionado con los niveles de testosterona en el hombre. De una forma u otra, lo mejor es ponerse en las manos de un especialista para que nos él nos diga cuál es el mejor proceso o estudio a seguir.

Atendiendo a las pruebas obtenidas será posible descubrir qué tratamiento de fertilidad puede ser el más adecuado para el hombre, en función de cuáles sean las causas de ese problema de fertilidad.

Publicidad
Pruebas de fertilidad masculina: tipos y en qué consisten
Valoración