Própolis o propóleo, el remedio de las abejas: beneficios y propiedades

El propóleo o própolis aporta beneficios y propiedades medicinales ideales a la hora de subir las defensas. Descubre cómo tomarlo y sus contraindicaciones.

El propóleo o própolis aporta beneficios y propiedades medicinales ideales a la hora de subir las defensas y luchar contra gripes y resfriados.

No hay duda que son muchísimas las propiedades que nos aporta un superalimento tan destacado como el propóleo (también conocido con el nombre de própolis). Sus propiedades, como veremos a lo largo de esta nota, se deben sobretodo a los compuestos que contienen, los cuales ayudan a aumentar las defensas de nuestro organismo en aquellos momentos en que nos sentimos más débiles.

Propoleo o propolis

El uso de esta sustancia resinosa como antiséptico se remonta unos 2300 años atrás. No en vano, los antiguos egipcios lo utilizaban en el proceso de momificación para evitar la descomposición de los cadáveres.

Cuando el néctar y el polen son aún poco abundantes, las abejas recolectan esta resina de las cortezas de los árboles para así endurecer las paredes interiores de la colmena.

De esta manera, reparan las brechas, protegiéndola tanto de gérmenes (hongos y bacterias) como de intrusos peligrosos.

Se trata por todo ello de un producto difícil de recolectar y bastante costoso, especialmente porque el própolis está presente en pequeñas cantidades en la miel.

No te pierdas: Cómo tomar la miel para disfrutar de sus beneficios

¿Qué es el própolis o propóleo?

El própolis es una sustancia fabricada y producida por las abejas, la cual proviene en su mayor parte de árboles, principalmente abetos, pinos y sauces.

Para fabricarla, las abejas obtienen una parte de su corteza para luego mezclarla con su saliva y con cera, siendo muy utilizada por ellas para distintas funciones en las colmenas.

Por ejemplo, en las colmenas las abejas usan el própolis para aislar y proteger sus hogares, siendo muy útil a la hora de cubrir agujeros e impedir que algún “visitante no deseado” pueda dañarla. Además, ¿sabías que también la utilizan para embalsamar el cuerpo de otros insectos?.

¿Y sabes por qué es tan cara? Fundamentalmente porque una colonia de abejas tiende solo a producir entre 150 a 200 gramos de própolis al año.

Que es el propolis

Beneficios del própolis

Sus diferentes propiedades se basan fundamentalmente en la presencia de flavonoides, compuestos que favorecen las defensas del organismo contra las agresiones múltiples. Resulta beneficioso, por tanto, en caso de afecciones respiratorias.

Descubre: Jalea real, beneficios, propiedades y contraindicaciones

Pero estos no son los únicos beneficios que nos aporta el própolis. ¿Quieres descubrir más? Sigue leyendo:

  • Científicamente se le han demostrado 20 propiedades: antibacteriano, antimicótico, fitoinhibidor, anticolesterolémico, antiparasitario, antituberculoso, antiinflamatorio, antioxidante, antitóxico, epitelizante, antialérgico, analgésico, anestésico, antiviral, citostático, desodorante, estimulante de la inmunogenesis, hemostático, hipotensor y termoestabilizador.
  • En las vías respiratorias es un antibiótico de amplio espectro que no produce disbacteriosis, con su importante y conocido efecto antigripal. Tiene además acción antiinflamatoria y anestésica, convirtiéndole en un eficaz protector de la garganta y de las cuerdas vocales.
  • En el aparato digestivo, regula el apetito, contribuye a la curación de estados anémicos, ayuda a la regeneración de úlceras, previene la parasitosis y es protector del hígado.
  • En el aparato circulatorio inhibe la oxidación del colesterol, y normaliza la tensión arterial.
  • Posee capacidad cicatrizante, antiinflamatoria y desinfectante, siendo indicado para quemaduras, heridas y afecciones de la piel.
  • Contribuye a la curación de estados anémicos.
  • Previene la arteriosclerosis.

Beneficios del propolis o propoleo

Contraindicaciones del própolis o propóleo: cuándo no es adecuado tomarlo

A la hora de consumir propóleo o própolis, es de vital importancia no superar las dosis máximas recomendadas, para que su consumo sea lo más seguro posible. Así, para personas adultas se aconseja no superar los 5 mg. por cada kg. de peso al día.

Pongamos un ejemplo: si por ejemplo pesas 60 kg., lo aconsejable es no superar los 300 mg de propóleo por día, dado que tienes que hacer el cálculo multiplicando tu peso por 5 mg.

Dicho esto, es fundamental seguir las recomendaciones indicadas en el envase del producto de própolis que hayas adquirido.

No obstante, existen una serie de contraindicaciones que hacen que este producto natural no sea adecuado consumirlo en determinadas circunstancias o condiciones. Son las siguientes:

  • Alergia al propóleo: No se aconseja su consumo en caso de que seas alérgico al propóleo o a otros productos de las abejas (como la miel o la jalea real).
  • Reacciones alérgicas: No se recomienda tomar jalea real en caso de que se produzca alguna reacción alérgica, sobre todo aunque esta reacción sea leve. Cuando se produce, suele ser común que surjan síntomas como irritación en la piel, trastornos digestivos (como malestar y diarrea), así como aftas y llagas en la boca.
  • Embarazo y lactancia: Aunque no se ha encontrado que el propóleo no sea seguro durante el embarazo o la lactancia materna, lo más adecuado es consumirlo siempre bajo la supervisión de un especialista.
Própolis o propóleo, el remedio de las abejas: beneficios y propiedades
Puntuación: 5 (100%) 1 voto