Inicio Nutrición y Dieta Beneficios y propiedades del pomelo, fruta ácida deliciosa
Nutrición y Dieta

Beneficios y propiedades del pomelo, fruta ácida deliciosa

Las propiedades del pomelo (y sus beneficios) lo convierten en un cítrico ideal en invierno, al ser rico en vitamina C. Igualmente, es delicioso y muy saludable. Descubre todas sus virtudes.

El pomelo es sin lugar a dudas uno de los cítricos más consumos en medio mundo junto al limón. Este fruto proviene del toronjo, un árbol de la familia de las rutáceas que se suele cultivar sobre todo en Estados Unidos, México, India,  Argentina, Paraguay e Israel.

Su nombre viene justamente del idioma tahil (una lengua que se habla sobre todo en el sur de la India) y viene a decir algo así como “limón pomposo” o “limón de la Pampa”. Cabe destacar que el pomelo es una de las pocas frutas que se toma tanto cocida, fresca o en multitud de guisos de lo más variados ya que les aporta un sabor agridulce de lo más característico.

Delicioso pomelo

El fruto del pomelo se caracteriza por ser un hesperidio globoso con unos 15 cm de diámetro. Posee una cáscara exterior bastante gruesa y carnosa que al mismo tiempo cuenta con una serie de glándulas oleosas que tienen multitud de propiedades aromáticas. Por último, su cultivo se suele producir en zonas subtropicales a temperaturas bajas y el ciclo de maduración del pomelo se puede extender desde los 7 a los 13 meses.

Propiedades del pomelo que debes conocer

Ahora que ya hemos conocido en profundidad algunas de las características básicas del pomelo, a continuación vamos a indagar en sus propiedades más importantes para que así caigáis en la cuenta de la importancia que tiene consumir un fruto como este en cualquier dieta sana y equilibrada que se precie.

Fuente inagotable de vitamina C

El pomelo es junto a la naranja, el kiwi y el limón una de las frutas con más concentración en vitamina C. Como muchos sabréis, se trata de un principio activo esencial para potenciar todo nuestro organismo y fortalecer nuestras defensas.

Todo ello sin comentar que dentro de esta vitamina también se pueden encontrar unos potentes antioxidantes que harán que luzcamos más jóvenes. También bloquea la liberación de radicales libres, esas toxinas que hacen que estemos más expuestos a enfermedades más graves como el cáncer.

Está hecho en un 88% de agua y fibra

Este fruto también se caracteriza por estar compuesto en un 88% de agua que en definitiva va a ayudar a mantener hidratado a todo nuestro organismo. Esto también será de lo más beneficioso para decirle adiós a la retención de líquidos mientras que al mismo tiempo son muchas las personas que toman pomelo para bajar de peso debido a que es una fruta hipocalórica.

Por su parte, su considerable concentración en fibra convierte al pomelo en un excelente aliado para tratar los cálculos intestinales y por tanto puede ayudar a tratar y prevenir la diarrea o el estreñimiento.

Propiedades del pomelo

Muy rico en ácido fólico y potasio

Por último, cabe destacar que el pomelo es también una fruta muy rica en potasio, un elemento que es de lo más beneficioso para todo nuestro sistema nervioso y su consumo ayuda a mejorar nuestro ánimo y a conciliar mejor el sueño por la noche.

Asimismo, el ácido fólico es el encargado de producir una mayor cantidad de glóbulos blancos y rojos que son básicamente los encargados de transportar todo el oxígeno a través de nuestro cuerpo junto al resto de nutrientes.

Cualidades más importantes del pomelo

¿Os ha quedado ya más claro cuáles son las propiedades más importantes del pomelo? Pues una vez sabido esto, vamos a hacer un resumen para que conozcáis sus beneficios más importantes.

  • Beneficiosa para gripes y resfriados. Su alto contenido en vitamina C convierten a esta fruta en un potente aliado en invierno ya que nos va a ayudar a que estemos menos expuestos a cuadros víricos.
  • Previene algunas enfermedades como la anemia. Esto se debe a que favorece la absorción del hierro y todo tipo de nutrientes por lo que también es muy beneficioso para nuestra digestión.
  • Fortalece todas nuestras encías. Previniendo así algunas afecciones como la gingivitis que nos va a permitir a disfrutar de una mejor salud bucodental.
  • Es antibacteriana y astringente. El pomelo también contiene unos potentes antioxidantes que serán de lo más beneficiosos para nuestra piel.
  • Reconstituyente perfecto para deportistas. En buen zumo de pomelo tiene también un alto contenido en glucosa e hidratos de carbono que nos aportará un chute de energía extra y por tanto la convierten en una bebida isotónica perfecta después de haber hecho deporte.

¿Cuáles son los beneficios del pomelo?

Como hemos visto, entre los beneficios del pomelo más importantes nos encontramos con que destaca por su elevado contenido en vitamina C, un nutriente antioxidante ideal para gripes y resfriados, previene la anemia, actúa como antibacteriano y es útil para perder peso y mejorar el colesterol, además de actuar como astringente.

¿Cómo comer pomelo para disfrutar de sus cualidades?

¿Sabes de qué forma puedes comer pomelo para así disfrutar de todos sus beneficios y propiedades? En realidad es muy sencillo, lo que dependerá precisamente de cómo te guste más, especialmente por su sabor tan fuerte y ácido.

Consejos útiles para comer pomelo

Hay quienes, por ejemplo, lo consumen partiéndolo por la mitad y lo toman con la ayuda de una cuchara. En estos casos muchos prefieren añadirle un poco de azúcar por encima, aunque nosotros no te lo aconsejamos mucho precisamente porque se trata de una opción poco saludable. Puedes optar mejor por panela, aunque en realidad sean alimentos parecidos.

También hay quien prefiere retirar su piel y comérsela en gajos, de la misma forma que hacen -por ejemplo- con una naranja.

No obstante, optar por el zumo de pomelo es igualmente una opción deliciosa, y posiblemente la más sencilla de todas, ya que puedes endulzarlo más fácilmente con la ayuda de un poco de miel, y además puedes combinarlo a la perfección con otros cítricos.

Estudios y artículos científicos relacionados:

  • Fujioka K1, Greenway F, Sheard J, Ying Y. The effects of grapefruit on weight and insulin resistance: relationship to the metabolic syndrome. Journal of Medicinal Food. 2006. DOI: 10.1089/jmf.2006.9.49. Disponible desde: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16579728
  • Dow CA1, Going SB, Chow HH, Patil BS, Thomson CA. The effects of daily consumption of grapefruit on body weight, lipids, and blood pressure in healthy, overweight adults. 2012. DOI: 10.1016/j.metabol.2011.12.004. Disponible desde: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22304836
  • Mary M. Murphy et al. Consumption of grapefruit is associated with higher nutrient intakes and diet quality among adults, and more favorable anthropometrics in women, NHANES 2003–2008. 2014. DOI: 10.3402/fnr.v58.22179. Disponible desde: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4016745
Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Nutricionista. Le aconsejamos consultar a su Nutricionista de confianza.

Escrito por

Periodista, amante de las letras, el optimismo y una filosofía de vida basada en que la felicidad reside en uno mismo. Especializado en nutrición, psicología y salud. Ha trabajado en medios especializados del sector, como ‘La Mente Es Maravillosa’.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad