Publicidad
Consejos sanos

Cómo prevenir enfermedades cardiovasculares fácilmente

Las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir, siempre y cuando se sigan unos hábitos y pautas de vida saludables, y se sabe cómo. Para ello, existen trucos sencillos como los que te proponemos.

Según la Organización Mundial de la Salud, se entiende por enfermedad cardiovascular a aquellas que afectan directa o indirectamente tanto al corazón como a los vasos sanguíneos.

En opinión de muchos especialistas en salud, si bien es cierto que tendemos a vivir mucho más tiempo, nos cuidamos menos. Precisamente por este motivo, todos somos candidatos a sufrir enfermedades cardiovasculares.

Publicidad

Por ejemplo, se calcula que en el año 2015 morirán en el mundo cerca de 20 millones de personas por una enfermedad cardiovascular.

Pero, por suerte, en la mayoría de los casos se pueden prevenir las enfermedades cardiovasculares, para cuyo fin existen una serie de pautas que puedes seguir desde estos mismos momentos. Recuerda que nunca es tarde con tal de cuidar tu salud.

Consejos útiles para prevenir las enfermedades cardiovasculares

En primer lugar, lo más adecuado siempre y recomendable es el seguimiento de unos hábitos sanos prácticamente cada día.

Por ejemplo, seguir una alimentación saludable, practicando ejercicio y evitando hábitos malsanos es algo sumamente fundamental.

En lo que se refiere a la propia alimentación, es ideal optar por frutas, verduras, pasta, pan, arroces, legumbres, patatas y cereales; tratando siempre de consumir alimentos de temporada, optando por el aceite de oliva como principal fuente de grasa y reducir el consumo de grasa y de carnes rojas, no olvidando el pescado y las carnes magras o blancas.

En lo que tiene que ver con la práctica de ejercicio físico, es mejor llevar a cabo al menos 30 minutos de actividad física, preferentemente 3 veces en semana.

Eliminar de tu día a día esos hábitos malsanos que pueden repercutir negativa y nocivamente en tu salud cardiovascular es algo que no debemos olvidar nunca. En este sentido, se debe eliminar el tabaco (dejar el tabaco) y reducir o eliminar por completo la toma de alcohol.

Recuerda también que en caso de tener alto el colesterol y los triglicéridos, es indispensable bajar el colesterol alto y bajar los triglicéridos altos, a la par que mantener un índice de masa corporal correcto (calculadora de IMC).

Consejos contra enfermedades cardiovasculares

Cifras saludables para un sistema cardiovascular saludable

Factor

Cifra

Colesterol total

Menos de 200 mg/dl

Triglicéridos totales Menos de 150 mg/dl
Presión arterial Menos de 120/80 mm/hg
Glucosa en ayunas Menos de 100 mg/dl
IMC Menos de 25 kg/m2
Circunferencia de cintura Menos de 80 cm en la mujer y 102 cm en el hombre

Otros tips útiles que te ayudarán a cuidar tu salud cardiovascular

Si tenemos en cuenta algunos de los principales causantes de la aparición de las enfermedades cardiovasculares, no hay duda que todos son hábitos malsanos que tienen una ventaja añadida: pueden ser evitados e incluso eliminados prácticamente de nuestras vidas.

A continuación te mostramos algunas de las causas de las enfermedades cardiovasculares relacionadas con hábitos de vida:

  • Alimentación no saludable.
  • Sedentarismo.
  • Tabaco.
  • Consumo excesivo de alcohol.

En este sentido, si también tenemos en cuenta aquellos factores de riesgo que también pueden convertirse en causantes de su aparición, nos damos igualmente cuenta que éstos en la mayoría de las ocasiones pueden ser evitados:

  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes.
  • Colesterol alto.
  • Sobrepeso u obesidad.

Por todo ello, no hay duda que seguir una vida sana, basada en el mantenimiento de una alimentación sana y saludable, y la práctica diaria o regular (al menos 3 veces a la semana) de ejercicio físico es siempre la mejor recomendación que se podría dar a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares.

Prevención de enfermedades cardiovasculares

¿Conoces cuál es tu factor de riesgo cardiovascular?

El riesgo cardiovascular se convierte en un gran indicador para conocer el riesgo que tiene una persona para sufrir un accidente cardiovascular, debido a que es la probabilidad que tiene de sufrir una enfermedad cardiovascular dentro de un determinado tiempo

Evidentemente, este riesgo cardiovascular dependerá directamente de si la persona tiene uno o varios factores que predisponen a padecer este tipo de enfermedades.

Hipertensión arterial

La hipertensión arterial se convierte en un riesgo frecuente de sufrir una enfermedad cardiovascular, de forma que controlar la tensión arterial ya sea de forma natural con la alimentación y con la medicación hipertensiva que nos prescriba el médico será de utilidad.

Se considera una presión sanguínea alta cuando la tensión arterial es mayor de 130-139/85-89.

Colesterol alto

Un nivel de colesterol alto se debe a que la sangre contiene demasiadas lipoproteínas de baja densidad (que se conoce como colesterol LDL), por lo que éstas tienden a acumularse sobre las paredes de las arterias formando una placa.

Comienza así el proceso de la enfermedad conocida médicamente como arteriosclerosis.

Sobrepeso y obesidad

Tanto el sobrepeso como la obesidad (en definitiva, en exceso de peso) puede causar hipertensión, aumentar los niveles de colesterol total y aumentar el riesgo de padecer una enfermedad arterial coronaria.

Por tanto, es fundamental mantener un peso normal.

Diabetes

La diabetes tipo 2 predispone a padecer problemas del corazón, convirtiéndose de hecho en una de las causas principales de muerte entre personas diabéticas.

De ahí que el control de los niveles de glucosa en sangre sea fundamental.

Diabetes

Tabaquismo

No hay un mayor enemigo de la salud cardiovascular que fumar. Es un hábito nocivo muy perjudicial para la salud, que aumenta el riesgo tanto de enfermedad cardiovascular como de enfermedad vascular periférica, además del evidente riesgo de cáncer.

En las líneas anteriores hemos indicado los riesgos cardiovasculares que de manera más habitual afectan al riesgo en sí mismo. No obstante, existen otros dos factores que deben ser tenidos en cuenta:

  • Edad: muchos médicos estiman que a mayor edad mayor es el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Esto se traduce en que las personas mayores tienen un mayor riesgo de padecerlas.
  • Antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular: aunque es cierto que el estilo de vida afecta, en caso de antecedentes familiares es un factor de riesgo a tener en cuenta.
Publicidad