Conocido como Potaje de Vigilia, consiste en un popular plato de Semana Santa a base de bacalao salado, espinacas y garbanzos, que resulta tan conocido como delicioso. Descubre cómo hacerlo en casa.

Falta poco para Semana Santa y estos días se viven en todos los puntos de la geografía española entre procesiones, playa, montaña, o simplemente nos quedamos en casa descansando.

Esas mini vacaciones nos ayudaran a relajarnos, descansar y a cargar nuevamente las pilas hasta las vacaciones veraniegas. En todos los hogares, la Semana Santa se disfruta también entre fogones, preparando las recetas tradicionales para degustar en estos días.

Potaje de Vigilia

La repostería también tiene sus recetas tradicionales. El ingrediente estrella para elaborar las diferentes recetas durante esos días es el pescado, sobre todo el Viernes Santo.

Receta de Potaje de Vigilia

Es una de las recetas tradicionales estos días y principalmente se elabora para degustarlo el Viernes Santo.

El potaje de Vigilia se prepara con bacalao salado, espinacas y garbanzos. Al tratarse se pecado salado debemos tener en cuenta hacerle los remojos y cambios de agua previamente para quitarle el exceso de sal, al menos 2 días antes de cocinarlo.

Los cambios de agua podemos hacerlos cada 8 horas y mantenerlo siempre en la nevera entre cambio y cambio.

También debemos tener en cuenta el día antes o la noche antes poner los garbanzos en remojo o recurrir a los garbanzos ya cocinados industrialmente.

Receta de potaje de vigilia

En el caso de las espinacas podemos utilizar o bien espinacas frescas, o congeladas.

Ingredientes:

  • 400 gramos de bacalao desalado.
  • 250 gramos de garbanzos.
  • 6 manojitos de espinacas frescas troceaditas.
  • 250 gramos de patatas.
  • 3 cebollas troceaditas.
  • 3 dientes de ajo troceaditos.
  • Una cucharadita de pimentón dulce.
  • 2 hojitas de laurel.
  • Una cucharadita de comino molido.
  • Unas hebras de azafrán.
  • Sal gruesa (para cocinar los garbanzos).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Agua para cocinar.

Potaje de bacalao

Elaboración:

  1. Si hemos puesto garbanzos en remojo, descartamos el agua del remojo. En un caldero ponemos los garbanzos y le añadimos agua que los cubra y un poco de sal. Ponemos los garbanzos a cocinar con fuego medio hasta que estén tiernos.
  2. Quitamos el bacalao del remojo, lo cortamos en trozos menudos y lo reservamos. Lavamos bien los manojitos de espinacas y las troceamos menudamente.
  3. Quitamos la piel a la cebolla y a los dientes de ajo y lo picamos todo en trozos pequeñitos. Quitamos la piel a las patatas, las lavamos y las cortamos a cuadros.
  4. En una olla o caldero ponemos un poco de aceite de olivar a calentar para ir preparando una fritura. Cuando el aceite esté caliente doramos los dientes de ajo y las cebollas con fuego bajo.
  5. Cuando casi esté a punto la fritura, añadimos la cucharadita de pimentón dulce, removemos y también añadimos la cucharadita de comino, y las hojitas de laurel.
  6. Agregamos las espinacas, los garbanzos, las patatas, y los trozos de bacalao. Cubriremos con un poco de agua y añadimos unas hebras de azafrán.
  7. Cocinamos el potaje de Vigilia con fuego medio hasta que comience a hervir.
  8. Una vez que comience a hervir reducimos el fuego al mínimo y cocinamos hasta que las patatas estén tiernas.

Síguenos en Facebook

Pin It on Pinterest