Por qué los golpes en los testículos pueden ser peligrosos

Muchos hombres han recibido un golpe en sus testículos en algún momento. Pero en realidad puede tener consecuencias graves, sobre todo si la lesión no es tratada rápidamente.

Al igual que para la mujer los ovarios son considerados como las gónadas femeninas, en el caso del hombre este papel lo cumplen los testículos. Es decir, los testículos son las gónadas masculinas, encargadas y responsables de la producción tanto de las hormonas sexuales masculinas (andrógenos), como de los espermatozoides.

¿Y qué son las gónadas? Básicamente podríamos definirlas como los órganos reproductores que producen los gametos (o células sexuales), así como las propias hormonas sexuales. Es decir, tienden a comportarse como órganos endocrinos, dado que en su secreción interna producen hormonas que ejercen su propia acción en los órganos que en definitiva intervienen en la función reproductora.

Golpes en los testículos

En el caso particular de los testículos, al estar situados fuera del cuerpo, es tremendamente común que sufran lesiones o golpes. Es más, son considerados como una de las zonas más delicadas del cuerpo del hombre, al ser precisamente extremadamente sensibles no solo al tacto, sino también a la presión, como consecuencia de no estar protegidos ni por músculos ni por huesos.

El principal motivo por el que los testículos se encuentran situados fuera del cuerpo es debido a una de sus funciones principales: asegurar que los espermatozoides se produzcan con normalidad, dado que los testículos deben estar a una temperatura más baja que la media del organismo para que su producción sea normal, en torno a 2º C menos.

¿Por qué un golpe en el testículo puede ser grave?

Un golpe en el testículo puede ser en realidad más grave de lo que se piensa porque puede ocasionar una torsión testicular, que consiste en la torsión del cordón espermático, pudiendo ser muy seria ya que podría causar una falta de oxigenación en las células del testículo.

Ese déficit de oxígeno puede causar necrosis, y derivar finalmente en una pérdida prácticamente total de las diferentes funciones del testículo.

Consecuencias del golpe testicular

Existen algunos síntomas que pueden alertar acerca de la posible presencia de una torsión testicular. Los más comunes son: dolor muy intenso y violento que suele aparecer de manera repentina, especialmente después de haberse recibido el golpe; aumento evidente y significativo del volumen del testículo; y dependiendo del dolor, náuseas y vómitos.

Descubre: Dolor de testículos, síntomas, causas y tratamiento

Los síntomas que pueden indicar la existencia de un problema serio

Como te indicábamos anteriormente, existen una serie de signos, señales o síntomas que pueden indicar que, efectivamente, el golpe testicular ha sido en realidad grave, y que se está en riesgo de sufrir mayores problemas en caso de no diagnosticarse la lesión rápidamente y aplicar un tratamiento a tiempo.

Presta especial atención a los siguientes síntomas:

  • Dolor fuerte e intenso, que aparece de forma abrupta y no desaparece con el paso de los minutos.
  • Aparición de un hematoma en el escroto.
  • Aumento del volumen testicular.

Ante cualquiera de estos síntomas es imprescindible y fundamental acudir rápidamente al médico.

¿Qué hacer si has recibido un golpe en los testículos?

En caso de haber recibido un golpe en los testículos es fundamental tener en cuenta que, dependiendo de si el golpe ha sido leve o más bien fuerte, puede ser aconsejable acudir a urgencias con el objetivo de descartar la existencia de una posible torsión testicular.

Precisamente, en caso de existir una torsión testicular, es necesario la realización de una cirugía con el fin de evitar que el daño al testículo sea mayor. Y para que este procedimiento sea efectivo, es importantísimo que la cirugía se lleve a cabo dentro de las 6 horas posteriores a haber sufrido el golpe.

Riesgos de golpear los testículos

Es habitual que al acudir a urgencias tras un golpe en los testículos, el médico ordene la realización de una ecografía o un examen doppler con el fin de analizar el testículo y observar la lesión. Así, dependiendo del estado, puede derivar inmediatamente a la evacuación de cualquier hematoma presente, y la realización de una cirugía si existiera torsión.

De hecho, en caso de no haberse producido una torsión, sí es igualmente habitual que surjan hematomas, causados directamente por la lesión de los vasos sanguíneos. En este caso es igualmente fundamental acudir al médico o a urgencias, dado que dicho hematoma debe ser rápidamente evacuado.

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Por qué los golpes en los testículos pueden ser peligrosos
Valoración

Temas:

Síguenos en Facebook