Diciembre ha comenzado de manera oficial. Y esto es algo que se puede comprobar con la bajada notable de temperaturas, las calles repletas de coloridas luces navideñas o esos puestos andantes donde venden deliciosas castañas asadas.

Aunque esta época no sería tal y como lo conocemos sin la Lotería de Navidad. A partir de principios de diciembre, son muy comunes esas largas colas que se forman en las administraciones más concurridas de la ciudad, donde cada persona anda deseosa de hacerse con un décimo que le permita participar durante el sorteo de la Lotería.

22 de diciembre

De hecho, se ha convertido en una especie de “imposición social” que cada grupo de amigos de la infancia, familiares, o compañeros de trabajo compren el mismo número con el objetivo de compartir la misma suerte.

Publicidad

La celebración de la lotería de Navidad tiene lugar cada 22 de diciembre. Durante este día, se reparten más de 2.240 millones de euros en premios repartidos en 160 series con 10.000 billetes cada una.

Los agraciados con el “Premio Gordo” (el máximo) perciben 400.000 euros con cada participación que en su totalidad suponen unos 640 millones de euros en premios. A partir de ahí, el segundo premio son 1,25 millones a repartir, mientras que el tercer son 500.000 euros junto a dos cuartos premios y ocho quintos de 200.000 y 60.000 euros respectivamente.

Descubre: ¿Cuál es el maravilloso origen de la Navidad?

El primer sorteo de la Lotería de Navidad fue en 1812

Cabe destacar que la tradición de la lotería de Navidad se remonta al siglo XIX, más concretamente en el Cádiz de 1812. Por aquel entonces,  el coste del billete era de 40 reales y el primer número agraciado fue el ‘03604’, premiado con 8.000 pesos.

Desde un principio, el sorteo de la Lotería se denominaba como “Próspero de los Premios”. Y no fue hasta el año 1897 cuando finalmente recibió la denominación de la Lotería de Navidad en honor a una fecha tan importante dentro de la tradición cristiana.

A partir de entonces, el sorteo de los décimo tuvo lugar cada año sin tipo de cancelación. Ni siquiera la Guerra Civil Española, que tuvo lugar entre desde el año 1936 hasta el 1939, pudo interrumpir el sorteo. Es más, fue la primera vez que se emitieron dos boletos distintos, uno por parte del bando republicano y otro del bando nacional.

Origen de la loteria de Navidad

La lotería de Navidad y los niños de San Idelfonso

Uno de los aspectos más característicos de la Lotería de Navidad es indudablemente la participación de los niños de San Idelfonso. Ellos son los encargados de ir “recitando” los números junto a su premio correspondiente en el Palacio de Congresos de la ciudad de Madrid.

Sin embargo, su protagonismo se remonta a un par de siglos más atrás, concretamente en el 1771, momento en el que se dedicaban sobre todo a participar en los juegos de azar y pequeños sorteos de la época. Finalmente, en el año 1984, se empezaron también a incluir niñas debido a que el colegió empezó a ser mixto.

A partir de ese año, los niños de San Idelfonso tienen la importante tarea de repartir suerte e ilusiones a miles de personas en toda España. Esto es algo que no hubiera sido posible gracias a los avances tecnológicos de la época. Y un claro ejemplo de esto lo vemos con la televisión, con la que empezó a emitirse el sorteo de la Lotería de Navidad en  TVE, a partir del año 1957.

La lotería de Navidad

Existen un 85% de posibilidades de no recibir un premio en la Lotería de Navidad

Asimismo, el 2002 supuso un importante hito en la historia de la Lotería. Fue la primera vez que los premios se recitaban en euros tras la entrada de España a la Comunidad Económica Europea. Y debido a que estos tenían una extensión menor que en pesetas, el sorteo en sí llegó a tener 10 minutos menos de duración.

Desde entonces, son muchas las personas que tienen una cita ineludible cada 22 de diciembre para ver si la diosa fortuna les sonríe. Sin embargo, cabe mencionar que las estadísticas no invitan a ser optimistas

Se estima que tenemos cerca de un 90% de posibilidades que no nos toque ningún premio, ni siquiera un reintegro. De una forma u otra, desde Natursan solo nos queda desearos la mejor de las suertes durante la celebración del sorteo de la Lotería de Navidad. ¡Que os toque el premio gordo y podáis cumplir así todos vuestros sueños!.

Descubre también: Las tradiciones más importantes de la Navidad en España

Publicidad
¿Por qué la Lotería de Navidad se celebra el 22 de diciembre? Algunas curiosidades
Puntuación: 5 (100%) 1 voto