Inicio Nutrición y Dieta Por qué debes evitar los yogures azucarados, de sabor o con frutas
Nutrición y Dieta

Por qué debes evitar los yogures azucarados, de sabor o con frutas

Un estudio británico ha analizado casi 900 yogures, constatando que la gran mayoría tenían una cantidad elevada de azúcar. ¿Por qué evitarlos y cuáles son?.

Yogures naturales

Se trata de algo que hemos comentado en muchísimas ocasiones, sobre todo cada vez que tenemos la oportunidad de hablarte del yogur: «el yogur más saludable a la hora de añadir a nuestra dieta y alimentación diaria es el yogur natural». Es decir, el yogur que solo contiene leche y fermentos naturales (bacterias beneficiosas), no se le ha añadido azúcar ni edulcorantes, y contiene básicamente los azúcares presentes naturalmente.

El motivo es más que evidente: cualquier otro yogur, sea el que sea y por muy saludable que lo vistan, contiene una cantidad exagerada de azúcares, convirtiendo a un alimento en un primer momento nutritivo y adecuado, en un producto alimenticio que no deberíamos consumir.

Y aunque es algo que siempre te hemos comentado, un nuevo estudio publicado recientemente en el Reino Unido ha venido a confirmar lo que ya sabíamos, y lo que defienden en definitiva la mayoría de nutricionistas serios: la mayoría de yogures que actualmente se venden en los supermercados poseen una cantidad en muchas ocasiones exagerada de azúcares.

Concretamente, en el estudio los investigaciones analizaron el contenido en azúcar de alrededor de 900 yogures y asimilados. Mientras que solo un 9% de ellos son bajos en azúcares, la inmensa mayoría «se encuentran extremadamente azucarados».

Y lo que es aún más preocupante: los yogures infantiles aportan una cantidad increíblemente alta en azúcares. De hecho, solo dos de los 100 productos lácteos analizados dirigidos exclusivamente al consumidor infantil eran bajos en azúcar. Es decir, solo 2 de estos 100 yogures infantiles poseían una cantidad menor a 5 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto (la recomendación mínima de la Organización Mundial de la Salud y del propio Sistema de Salud Británico).

En el caso por ejemplo de un yogur infantil o de un producto lácteo tipo petit-suisse, un pequeño de cuatro años ha tomado ya más azúcar de la recomendada para todo un día (y aún le queda todo el día por comer, por lo que al final de la jornada habrá terminado por consumir más cantidad del azúcar aconsejada). Especialmente si tenemos en cuenta la cantidad recomendada de azúcar por día: 19 gramos diarios para niños de entre 4 a 6 años, y 24 gramos de 7 a 10 años.

Yogures azucarados para niños

Cuidado con los yogures con imagen de más saludable (como los orgánicos, ecológicos o de soja)

Los investigadores han quedado sorprendidos al comprobar cómo los yogures que aparentemente poseían una imagen más “saludable”, como por ejemplo podrían ser los yogures derivados de la soja, o los yogures ecológicos u orgánicos, contaban incluso con más azúcar que la cantidad equivalente de un refresco de cola convencional.

Así, un yogur orgánico o ecológico contenía 13,1 gramos de azúcar por cada 100 gramos, más del doble de la cantidad mínima recomendada por la OMS y el NHS (Sistema de Salud Británico, por sus siglas en inglés).

Como ha comentado Annabelle Horti, coautora del estudio e investigadora en nutrición, “El azúcar suele utilizarse como edulcorante para contrarrestar la acidez natural del ácido láctico producido por los cultivos presentes en el yogur. Estos microorganismos son los que hacen del yogur algo bueno para nuestro aparato digestivo y tienden a estar presentes en grandes cantidades en los yogures orgánicos. Es probable que estos lleven más azúcar añadido para neutralizar dicha acidez”.

Lo mismo ocurriría con los yogures de frutas o cereales, que en teoría deberían ser más saludables. Pero solo en teoría, ya que igualmente contienen una cantidad relativamente alta de azúcares. Concretamente, 11,9 gramos de azúcares por cada 100 gramos de producto.

¿Los mejores yogures? El yogur natural y el griego

En este sentido, los investigadores han destacado cuáles sí serían los yogures que cumplen con una cantidad más adecuada de azúcares en su composición: el yogur natural y el yogur griego (cosa que probablemente te sorprenda si tenemos en cuenta que se trata de una variedad de yogur con un contenido mayor en grasa, y tan denostado curiosamente por este motivo).

Yogur griego natural

Por ejemplo, tanto el yogur natural como el yogur griego contienen alrededor de 5 gramos de azúcar por 100 gramos de producto. Eso sí, siempre y cuando el yogur griego sea también natural (es decir, no sea de sabor, aromatizado ni azucarado).

Por tanto, lo más adecuado es optar precisamente por estos dos yogures, si lo que deseas es consumir un alimento de este tipo en el postre o en la merienda. ¿Y si deseas un yogur de frutas o cereales? Pues lo mejor es utilizar fruta casera de casa, o cereales saludables que puedes tener en la despensa, como podría ser el caso de la avena.

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Nutricionista. Le aconsejamos consultar a su Nutricionista de confianza.
Temas

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como ‘Viviendo Sanos’ o ‘Innatia’.

Suscríbete