Pastel con frutos secos especiado: receta aromática exquisita

¿Cómo hacer un delicioso pastel especiado con frutos secos? Te proponemos esta maravillosa receta aromática, ideal para quienes disfrutan de estos postres.

Seguramente muchas veces los habrás comido sin prestar atención del aporte tan beneficioso que tienen aunque no se debe abusar de ellos. Los frutos secos son esos alimentos que están cubiertos o tienen una cáscara y que se pueden comer sin cocinar.

Desde un punto de vista nutritivo contienen alrededor del 50% de agua al natural, algunos hidratos de carbono, fósforo, proteína… y si encima lo podemos añadir a un pastel, ¿qué más se puede pedir?. Son deliciosos y nutritivos, ideales para cualquier persona (siempre y cuando, claro está, si no se padece ningún tipo de alergia a los frutos secos).

Pastel especiado con frutos secos

Son ideales en postres, pudiendo combinar a la perfección como puede ser este pastel hecho con especias y riquísimos frutos secos.

Receta de pastel con frutos secos especiado

Para la elaboración de este delicado pastel tan sólo necesitaremos unos 20 minutos de nuestro tiempo y podremos degustarlo en la merienda, ese momento de café o té en el que nos gusta hacer un stop del intenso día.

De todas formas, como verás, su preparación es tan sencilla y rápida que apenas te costará un poco. Esperamos que lo disfrutes.

Ingredientes:

  • Una pizca de sal.
  • Jengibre, clavo, nuez moscada (al gusto) y una pizca de pimienta.
  • Canela (al gusto).
  • Harina de trigo (140 grs) + harina de arroz (60 grs) + Un poco de levadura.
  • Leche.
  • Dátiles unos 150 grs.
  • 2 o 3 huevos.
  • Un poco de mantequilla, no más de 90 gramos.
  • 60 gramos de orejones para el pastel y para decorarlo.
  • 30 gramos de nueces peladas también para el pastel y para decorar.
  • 30 gramos de almendras.
  • 40 gramos de higos.

Elaboración del pastel especiado con frutos secos:

Empezaremos batiendo los huevos para añadirle la leche y la mantequilla derretida.

En lo que el horno se va precalentando a 160º, partimos las nueces y almendras y las ponemos a dorar. Ojo, para que no se quemen.

Le quitamos el hueso a los dátiles para trocearlo en dados junto con los higos y orejones.

Mezclaremos los dos tipos de harina, la levadura, las especias, la sal y todos los frutos secos en un bol. Esto se lo añadiremos a los huevos anteriormente batidos para mezclarlo bien.

Llenaremos los bordes de un molde de pastel de mantequilla y seguidamente verteremos toda la masa. Para decorar añadiremos los frutos secos sobrantes. Hornearemos durante aproximadamente 1 hora.

Receta de pastel con frutos secos especiado

Los beneficios del pastel especiado con frutos secos

Nos encontramos ante un pastel tan delicioso como nutritivo. Por ejemplo, por su riqueza en frutos secos, y gracias a su alto contenido en ácido fólico y lisina nos ayuda a prevenir los problemas vasculares.

En el caso particular de los frutos secos, por ejemplo, nos ayudan a evitar enfermedades como el cáncer (del tipo degenerativo) gracias al cobre, hierro, fósforo, potasio, selenio, vitaminas B Y E que contienen.

Gracias a su elevado aporte en calcio, pueden ser sustitutivos de los lácteos. Refuerzan los huesos, favorecen el crecimiento y nos ayudan a prevenir la osteoporosis. Previene el estreñimiento y evita la aparición de enfermedades intestinales gracias a la fibra que contienen.

Ayudan a mejorar la circulación de la salud, la salud del corazón y ayudan a normalizar el colesterol. Son buenos aliados para los casos de artritis por el Omega 3.

Eso sí, no es conveniente abusar de ellos ya que aportan un buen contenido calórico, pero son tremendamente ricos en grasas saludables (también conocidas popularmente como grasas buenas).

¿Y cuál es el origen de los frutos secos? Quizás sean uno de los alimentos más antiguos de la historia. Se debía saber que la energía que nos ofrecen los frutos secos les era de ayuda para luchar contra los días fríos duros de invierno y superar los trabajos duros para sobrevivir.

Es más, se sabe que los griegos y romanos eran aficionados a las nueces y pistachos. Además, existen textos de civilizaciones donde ya se hablaba de los cacahuetes.

Pastel con frutos secos especiado: receta aromática exquisita
Valoración