Con el nombre de Pasta de cúrcuma o Pasta dorada (Golden Paste) nos encontramos ante una maravillosa pasta elaborada con cúrcuma que puede mejorar tu salud y prevenir enfermedades. Descubre cómo hacerla en casa.

La cúrcuma es una auténtica maravilla de la Naturaleza. Conocida científicamente con el nombre de Curcuma longa y oriunda tanto del sur de la India como de Indonesia, se tiene constancia de que fue utilizada primeramente en la India entre los años 610 a.C. a 320 a.C. De hecho, por aquella época se utilizaba como colorante de la lana gracias a su particular color amarillo-anaranjado.

No obstante, no fue hasta siglos después cuando pasó a formar parte de la gastronomía de la India, convirtiéndose en una especia característica de su cocina como colorante alimentario, y al formar parte del popular curry hindú.

Pasta dorada

Lo cierto es que son muchos los beneficios que nos aporta la cúrcuma, especialmente cuando se consume de manera regular en nuestras comidas. Por ejemplo, es una opción natural excelente para el cuidado del hígado, ya que la curcumina, el ácido cafeico, la turmenona y el eugenol que encontramos en su composición actúan como sustancias hepatoprotectoras.

Pero sus cualidades no acaban aquí, ya que es un reconocido tónico digestivo, ideal en caso de dispepsia, gastritis crónica como consecuencia de la falta de secreciones ácidas en el estómago, y además mejora y facilita las digestiones, ayudando a su vez a aliviar los gases.

Con la cúrcuma se elabora una pasta de característico color amarillo, que precisamente por su textura y apariencia ha recibido popularmente el nombre de pasta de cúrcuma pasta dorada (en su traducción original Golden Paste).

¿Qué es la pasta de cúrcuma también conocida como pasta dorada?

Consiste en una pasta elaborada principalmente con cúrcuma en polvo, pero a la que se incluyen otros ingredientes picantes como por ejemplo es el caso de la pimienta negra (y opcionalmente jengibre fresco rallado).

Se trata de una auténtica maravilla para nuestra salud, tremendamente fácil de elaborar, y que nos aporta una amplia variedad de beneficios medicinales.

curcuma-en-polvo

Cómo preparar la pasta de cúrcuma

Puedes preparar esta pasta siempre que lo desees, sobre todo la primera vez que la elaboras o cuando se te acabe la anterior. Eso sí, aunque puedes conservarla en un recipiente de cristal en la nevera durante 2 semanas, lo ideal es consumirla durante los primeros 7 días.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 trozo de jengibre rallado (opcional)
  • 1 taza de agua

Preparación de la pasta de cúrcuma:

  1. Pon un cazo al fuego y añade todos los ingredientes: la taza de agua, la cúrcuma, la pimienta negra y el jengibre rallado (si deseas añadirlo también).
  2. Calienta a fuego medio removiendo con frecuencia, así hasta que se forme una pasta.
  3. Cuando adquiera esta textura retira del fuego y deja que se enfríe.
  4. Una vez fría introduce la pasta en un frasco de cristal (o recipiente de vidrio) y reserva en el refrigerador o nevera hasta su consumo.
Pasta de cúrcuma

¿Cuáles son los beneficios de la pasta de cúrcuma?

Esta pasta se convierte en una opción natural maravillosa para aumentar nuestras defensas de forma totalmente natural. Además, como veremos a continuación, destaca por su acción antioxidante (la cúrcuma es rica en polifenoles), antiinflamatoria y anticancerígena, además de actuar también como un excelente antibiótico natural.

No te pierdas: Cómo hacer una bebida de cúrcuma medicinal

Es especialmente útil en caso de gripes y resfriados gracias a su acción analgésica, antiinflamatoria y antiséptica. De hecho, ayuda a prevenir infecciones y fluidificar la mucosidad, convirtiéndose así en un perfecto aliado natural en caso de catarros. O en momentos de inapetencia y debilidad física, gracias precisamente a su acción antioxidante.

Por otra parte, gracias a su propiedad analgésica, es adecuada en caso de dolores musculares y articulares, sobre todo si son dolencias asociadas a la artritis o a la artrosis.

¿Cuándo tomar la pasta de cúrcuma y cómo?

Lo cierto es que la pasta de cúrcuma tiene múltiples usos. Por ejemplo, puede convertirse simplemente en un ingrediente base para añadir a tus comidas diarias, o puede tomarse una cucharadita de esta pasta cada día sin necesidad de estar sufriendo alguna dolencia, infección o problema de salud (como forma de aumentar nuestras defensas naturalmente es una buenísima opción).

Bebida de cúrcuma

Con esta pasta se elabora una bebida vegetal de nombre similar, conocida como leche dorada, muy fácil igualmente de elaborar y que puede tomarse cada noche.

No obstante, no debemos abusar de esta pasta y no consumir más allá de una cucharadita al día. Eso sí, no es adecuada para personas con problemas de vesícula biliar.

Síguenos en Facebook

Pin It on Pinterest