No hay duda que la ciencia, y la medicina, cada vez avanzan más ya no solo en entender cómo puede aparecer una determinada enfermedad sino en comprender por qué se desarrolla y cuáles son las causas que influyen en ello. En este sentido, también se avanza en el desarrollo de nuevos fármacos y medicamentos.

Es el caso del Ocrelizumab, un fármaco que se ha convertido en el primero capaz de modificar el avance de la esclerosis múltiple primaria progresiva, y en una opción médica y terapéutica para la conocida como esclerosis múltiple recurrente activa.

Recientemente hemos sabido que finalmente la Agencia Europea del Medicamento (EMA) acaba de autorizar su uso para el tratamiento de pacientes diagnosticados con esclerosis múltiple primaria progresiva (especialmente si ésta es temprana), y con formas activas de esclerosis múltiple en brotes (EMR).

¿Qué es Ocrelizumab (Ocrevus®)?

Ocrelizumab es el principio activo de Ocrevus®, un fármaco desarrollado por la farmacéutica Roche, que se ha convertido en una de las primeras terapias disponibles capaz de combatir la esclerosis múltiple primaria progresiva (EMPP), así como formas activas de esclerosis múltiple en brotes (EMR).

Ocrevus como tratamiento para la esclerosis múltiple

Concretamente, es capaz de controlar la progresión de la enfermedad en pacientes con EMPP y es el primero indicado como tratamiento para formas remitentes y recurrentes de la enfermedad.

Posee un nuevo mecanismo de acción que actúa sobre las células B CD20+, un tipo de células inmunitarias específico, las cuales se ha demostrado que desempeñan un papel importantísimo en la patogenia de esta enfermedad, al intervenir tanto en el deterioro de la mielina como en los axones de las neuronas.

¿Por qué es tan importante para el tratamiento médico?

Se trata de un gran avance en el tratamiento médico de esta enfermedad, ya que el fármaco ha demostrado ser capaz de frenar la progresión de la discapacidad y de las lesiones relacionadas con la enfermedad.

Para que su aprobación fuera posible en Europa, se han llevado a cabo tres ensayos clínicos con 2.388 pacientes -en fase III-. En ellos el fármaco ha demostrado ser capaz de disminuir en un 24% tras 3 meses de tratamiento la progresión de la discapacidad (alcanzó el 25% en 6 meses), y disminuir los signos más visibles de actividad encefálica de la enfermedad.

¿Posee efectos secundarios?

Como ocurre con cualquier fármaco o medicamento, Ocrelizumab posee una serie de efectos secundarios que deben ser tenidos en cuenta. En el caso de los ensayos clínicos llevados a cabo, el efecto secundario más frecuente que se observó fue infecciones de las vías respiratorias superiores, así como reacciones a la infusión intravenosa.

Ocrelizumab (Ocrevus): el tratamiento que frena la esclerosis múltiple
Valoración