¿No cenar adelgaza? Recetas útiles para la cena

Es común pensar que no cenar ayuda a adelgazar y a perder peso, cuando según parece, la realidad es precisamente todo lo contrario. Conoce por qué.

Es bastante común pensar que saltarse alguna que otra comida puede ayudar a adelgazar, puesto que se supone que al no comer durante el desayuno o la cena lo que conseguimos es disminuir nuestra ingesta calórica, y por tanto nuestro organismo pierde peso. Sin embargo, además de no ser cierto, la realidad es que se trata de una práctica peligrosa y errónea.

Mantener una alimentación sana y bajar en calorías, distribuida en cinco comidas al día, es fundamental para adelgazar con salud, especialmente si esta dieta diaria se combina con la práctica de ejercicio físico.

No cenar adelgaza

Esto es debido a que nuestro organismo metabolice los alimentos que consume rápidamente, de forma que quema más grasa al estar continuamente “ocupado” a digerir y absorber los nutrientes que hemos tomado en esas cinco comidas.

¿Es cierto que no cenar adelgaza?

Se trata de una creencia errónea, puesto que al saltarnos una comida de las cinco que deberíamos consumir cada día (de hecho, la cena se convierte en una comida sumamente importante al pasarnos luego muchas horas ayunando mientras dormimos), nuestro metabolismo tiende a trabajar más lento, lo que se traduce en que le costará más quemar la grasa.

Saltarse la cena provoca a su vez un aumento de la producción de insulina en el cuerpo, de forma que esto se traduce en que nuestro organismo necesitará más alimento para saciar su apetito, lo que supone que tenderemos a comer más en el desayuno.

¿Cómo debe ser una cena ideal para adelgazar?

Teniendo en cuenta que no cenar no adelgaza, la clave está en disfrutar cada día de una cena ligera, equilibrada y rica alimentos con proteínas (como la carne o el pescado), combinándolos con legumbres, verduras y frutas.

Tomar una cena ligera no significa comer sólo una pieza de fruta o un yogur, puesto que con esta medida solo conseguiremos sentir hambre mientras estemos durmiendo, lo que a su vez no ayuda a que descansemos bien.

La clave está en cenar de forma equilibrada, pero controlando lo que cenamos y las cantidades.

Algunas recetas útiles para la cena si sigues una dieta de adelgazamiento

Sopa de tomate

Sopa de tomate

Ingredientes:

  • 500 gr. de tomates
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tallo de apio
  • 7 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 vaso de agua mineral
  • 1 ramita de albahaca fresca
  • Pimienta
  • Sal

Preparación:

  1. Lava bien los tomates, la albahaca y el tallo de apio.
  2. Respecto al apio, retira sus filamentos gruesos y córtalo bien.
  3. Pela los ajos y pícalos.
  4. En una sartén calienta el aceite de oliva y añade el apio y los ajos, sofriendo a fuego suave durante al menos 10 minutos.
  5. En un caldero pon agua a hervir. Escalda los tomates durante pocos segundos, escurre y retira la piel y sus semillas. Une vez algo más fríos córtalos en dados y ponlos en un cuenco de madera.
  6. Añade el apio, la mitad de la albahaca y un vaso de agua mineral. Bátelo todo bien hasta obtener una crema.
  7. Reservar en la nevera hasta el momento de servir.

Caldo de verduras

¿Cómo hacer caldo de verduras? Descubre los ingredientes y pasos necesarios con esta receta de caldo de verduras básico y rápido.

Caldo de verduras

Ingredientes:

  • 1 l. de agua
  • 2 puerros
  • 1 cebolla
  • 1 patata
  • 2 zanahorias
  • 1 nabo
  • 2 tallos de apio
  • Medio vaso de vino blanco seco
  • 5 ramitas de perejil
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

  1. Calienta el aceite de oliva en una olla grande.
  2. Pela la cebolla y pícala finamente. Haz lo mismo con el puerro, el apio y la patata. Rehógalos durante 8 a 10 minutos, removiendo constantemente hasta que las verduras se ablanden.
  3. Mientras, pela la zanahoria, córtala en finas rodajas, corta el nabo e incorpora a la olla junto con el vino blanco y las ramitas de perejil. Mezcla bien y rehoga durante 3 minutos, hasta que el alcohol se evapore.
  4. Baja el fuego a temperatura media, incorpora el agua y lleva a ebullición.
  5. Cuando entre en ebullición baja el fuego, tapa la olla y deja que hierva a fuego lento durante 1 hora.
  6. Retira la olla del fuego y vierte el caldo de verduras en un cuenco, pasándolo antes por un colador fino.
  7. ¡Listo!

Ensalada de manzana y nueces

Hoy queremos proponerte la elaboración de una maravillosa ensalada de manzana, que prepararemos utilizando dos variedades de manzanas (manzana roja y verde, en concreto).

Ensalada de manzanas y nueces

Ingredientes: 

  • 2 manzanas rojas
  • 2 manzanas verdes
  • 1 taza de nueces (picadas)
  • Miel

Preparación:

  1. Lava muy bien las manzanas. Retira la piel y córtala en rodajas.
  2. En un bol agrega la miel y las nueces picadas. Esparce sobre las manzanas cortadas.

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

¿No cenar adelgaza? Recetas útiles para la cena
Valoración

Temas:

Síguenos en Facebook