Mitos sobre el chocolate

Creencias erróneas sobre el chocolate

Mitos erróneos más importantes sobre el chocolate, un alimento muy consumido pero sobre el que existen creencias erróneas y poco reales.

mitos-chocolateSon muchos los beneficios del chocolate que, consumido de manera regular pero moderada y sin excesos, nos aporta este producto natural, considerado como un auténtico manjar de dioses desde hace siglos.

Publicidad

Pero como ocurre con el café o el pan, a todo buen alimento siempre tienden a rodearle determinados mitos o creencias que, en la mayoría de las ocasiones, pueden ser erróneas.

Entre sus diferentes propiedades demostradas, nos encontramos con que es un alimento afrodisíaco capaz de intensificar la libido, es antioxidante, mejora nuestro estado de ánimo, y al ser rico en flavonoides mejora la salud de nuestro corazón.

No obstante, no debemos olvidarnos que no es lo mismo comer chocolate con leche que chocolate negro (su versión más pura, y por tanto la más rica en propiedades nutricionales).

Si eres un amante del chocolate, tanto o incluso más que nosotros, seguramente te interesará saber un poco más sobre la realidad existente o no entre la mayoría de los mitos sobre el chocolate que rodean a este delicioso alimento.

Mitos sobre el chocolate

El chocolate causa o agrava el acné

Es uno de los mitos del chocolate más conocidos. Pero ¿acaso has escuchado alguna vez que un alimento como el chorizo provoca también la aparición de granos y espinillas?. Lo único cierto es que la grasa que ingerimos a través de la dieta no se acumula en las glándulas sebáceas.

El chocolate crea adicción

Publicidad

Al igual que ocurre con el café, es otro de los mitos más extendidos sobre el chocolate. No hay estudios científicos que lo confirmen, aunque sí se ha demostrado que el chocolate aumenta el estado de ánimo y lo mejora. De ahí que las personas que se puedan sentir tristes tiendan a consumirlo en exceso, pero no crea adicción.

El chocolate es un sustitutivo del sexo

Aunque se trata de un alimento afrodisíaco (contiene triptófano y feniletilamina), lo cierto es que al comerlo nuestro cerebro libera endorfinas, lo mismo que libera después de un organismo. Pero no existe ninguna semejanza de que el chocolate pueda sustituirlo.

Imagen | Marylise Doctrinal

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Mitos sobre el chocolate
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad