Son muchos los beneficios del chocolate que, consumido de manera regular pero moderada y sin excesos, nos aporta este producto natural, considerado como un auténtico manjar de dioses desde hace siglos.

Pero como ocurre con el café o el pan, a todo buen alimento siempre tienden a rodearle determinados mitos o creencias que, en la mayoría de las ocasiones, pueden ser erróneas.

Mitos sobre el chocolate

Entre sus diferentes propiedades demostradas, nos encontramos con que es un alimento afrodisíaco capaz de intensificar la libido, es antioxidante, mejora nuestro estado de ánimo, y al ser rico en flavonoides mejora la salud de nuestro corazón.

No obstante, no debemos olvidarnos que no es lo mismo comer chocolate con leche que chocolate negro (su versión más pura, y por tanto la más rica en propiedades nutricionales).

Si eres un amante del chocolate, tanto o incluso más que nosotros, seguramente te interesará saber un poco más sobre la realidad existente o no entre la mayoría de los mitos sobre el chocolate que rodean a este delicioso alimento.

Descubre: 5 motivos saludables para comer más chocolate

Mitos sobre el chocolate y algunas creencias erróneas

El chocolate causa o agrava el acné

Es uno de los mitos del chocolate más conocidos. Pero ¿acaso has escuchado alguna vez que un alimento como el chorizo provoca también la aparición de granos y espinillas?.

Lo único cierto es que la grasa que ingerimos a través de la dieta no se acumula en las glándulas sebáceas.

El chocolate crea adicción

Al igual que ocurre con el café, es otro de los mitos más extendidos sobre el chocolate. No hay estudios científicos que lo confirmen, aunque sí se ha demostrado que el chocolate aumenta el estado de ánimo y lo mejora.

De ahí que las personas que se puedan sentir tristes tiendan a consumirlo en exceso, pero no crea adicción.

El chocolate es un sustitutivo del sexo

Aunque se trata de un alimento afrodisíaco (contiene triptófano y feniletilamina), lo cierto es que al comerlo nuestro cerebro libera endorfinas, lo mismo que libera después de un organismo. Pero no existe ninguna semejanza de que el chocolate pueda sustituirlo.

Creencias erróneas del chocolate

El chocolate estriñe

Muchas personas conocen, aunque en realidad no sea cierto, que el chocolate estriñe, de manera que lo evitan si padecen estreñimiento o simplemente tienden a alejarse de él. Probablemente, el origen de este mito lo encontremos en que, efectivamente, cuando se consumen grandes cantidades de chocolate surge indigestión, y con ello algunos problemas para poder ir al baño con normalidad.

No obstante, la realidad es bien diferente: el cacao es rico en teobromina, el cual tiene la particularidad de acelerar los movimientos del intestino, pudiendo causar diarrea cuando es consumido de forma excesiva.

Eso sí, se trata de un alimento contraindicado en caso de síndrome de intestino irritable (o colon irritable).

Algunas verdades saludables sobre el chocolate

El chocolate es un alimento antiestrés

El chocolate posee un alto contenido en cacao, especialmente si se consume en su variedad más pura (también conocido como chocolate negro), sobre todo cuando la cantidad de cacao supera el 70%.

Así, el cacao es capaz de generar una serie de reacciones a nivel hormonal, de manera que muchos nutricionistas lo consideran como un alimento antiestrés. O, lo que es lo mismo, nos encontramos ante un maravilloso alimento capaz de reducir los niveles de ansiedad y de estrés en nuestro organismo.

Como probablemente sabrás, el cuerpo humano reacciona ante el estímulo del chocolate produciendo serotonina, que se trata de una hormona que se encuentra vinculada tanto a la sensación de felicidad como de tranquilidad y bienestar emocional.

Por otro lado, el azúcar que se le añade para darle un sabor más dulce y reducirle su amargor aumenta también las endorfinas y la serotonina, por lo que el chocolate actúa cambiando el humor y regulando los niveles de ansiedad. Pero como te hemos comentado siempre, lo mejor es consumir el chocolate sin azúcar añadido, acostumbrándonos a su sabor.

Verdades sobre el chocolate

Reduce el colesterol malo a la vez que aumenta el bueno

En caso de colesterol elevado comer chocolate puro es muy saludable, siempre y cuando no sea consumido de manera excesiva. Sus beneficios lo encontramos en su aporte de antioxidantes y de ácido oleico, los cuales ayudan a reducir el colesterol malo por un lado y fomentar la producción del bueno.

Alto contenido en antioxidantes

El cacao con el que se elabora el chocolate es un alimento con un elevado contenido en antioxidantes, en especial polifenoles. Éstos ayudan a nuestro organismo a reducir la acción negativa de los radicales libres, además de retrasar el envejecimiento prematuro de nuestras células.

Conoce más: El chocolate previene ictus y enfermedades cardiacas

Muy rico en hierro

¿Sabías que el chocolate posee una buena cantidad de hierro? Aporta casi la misma cantidad que las alubias, por lo que se convierte en un alimento ideal para fomentar la producción de glóbulos rojos, previniendo enfermedades como la anemia.

Mitos sobre el chocolate y algunas verdades saludables
Puntuación: 5 (100%) 1 voto