El mijo es un alimento que lo podríamos englobar dentro de lo que se considera como la gastronomía zen. Como muchos sabréis, esta corriente filosófica nació alrededor del siglo XII gracias al budismo y promueve un estilo de vida completamente positivista y feliz que nos libere de todo el estrés, ansiedad y preocupaciones que nos rodean durante nuestra ajetreada vida.

Si a todo esto le unimos llevar una dieta sana y equilibrada en todo tipo de nutrientes, junto a otras prácticas como la meditación y el yoga, hace que esta corriente esté ganando cada vez más adeptos dentro del mundo occidental.

Mijo

Y es aquí donde entra el juego el mijo, una semilla que aporta multitud de beneficios para nuestro organismo y que iremos desgranando a través del siguiente artículo. Y para finalizar, os propondremos dos recetas que tienen como base principal este diminuto ingrediente.

Los beneficios nutritivos del mijo

El mijo es una gran fuente de minerales

Quien iba a decir que una pequeña semilla como el mijo iba a suponer una gran fuente de minerales entre los que destaca el magnesio, potasio zinc cobre y manganeso. Vamos a ir detallando qué beneficios ofrece cada uno con el objetivo de que no haya malentendidos en este aspecto:

  • Este elemento se ha convertido en un gran aliado para combatir el estrés, algo a tener muy en cuenta en la actualidad. También cuida de nuestros riñones y nos aporta un plus de energía extra para afrontar el día.
  • A pesar de ser un elemento algo desconocido, no hay que perder de vista algunas de sus funciones. El zinc favorece la cicatrización de tejidos, fortalece nuestro sistema inmunitario y hace que produzcamos más testosterona y esperma.
  • El cobre también encierra numerosas ventajas para nuestra salud si se toma en pequeñas cantidades. Previene enfermedades como la anemia y la osteoporosis. También fomenta la producción de colágeno, una sustancia esencial para mantener la elasticidad de nuestra piel.
  • Por último, el manganeso es otro de esos elementos algo olvidados pero que en su interior encierra todo tipo de ventajas. Sobre todo para mejorar nuestra sistema intestinal gracias a la producción de enzimas. Así mismo, nos aporta ese equilibrio extra mental e incluso puede prevenir la aparición de esquizofrenia.

Los beneficios nutritivos del mijo

El mijo es también rico en fibra y vitamina B

Ahora que ya habéis conocido en profundidad la cantidad de minerales que ofrece el mijo, vamos a seguir hablando de otras ventajas que ofrece esta semilla. Entre ellos, cabe destacar que es un alimento rico en fibra. Gracias a este componente podemos evitar cualquier caso de estreñimiento y también reduce el nivel de colesterol en sangre.

También regula la cantidad de glucosa y triglicéridos, por lo que es un alimento a tener muy en cuenta para todas aquellas personas que sufren de diabetes. Por su parte, la vitamina B estimula nuestra mente y previene la depresión. También fomenta la regeneración de todos nuestros tejidos.

Por último, el mijo también tiene un efecto “alcalinizante”. Esto quiere decir que este alimento es capaz de regular el pH de nuestro organismo. Y por tanto, es de lo más beneficioso para eliminar toxinas provenientes de una dieta desequilibrada o de la comida proveniente de los restaurantes de comida rápida.

Otras propiedades del mijo, en resumen

Como te comentábamos, el mijo es uno de los alimentos fundamentales de la denominada como alimentación Zen, un tipo de alimentación muy adecuada que se caracteriza por perseguir un claro objetivo: proporcionar diferentes alternativas para despojarse así de las malas costumbres y hábitos adquiridos.

Propiedades del mijo

Es considerado uno de los cereales más adecuados para aquellas personas que padecen depresión, anemia o fatiga intelectual, sobretodo por su riqueza en vitaminas del grupo B y A.

Si te gusta este alimento, es sumamente adecuado y recomendable conocer cuáles son los diferentes beneficios del mijo:

  • Al contenido en vitaminas, principalmente del grupo B y A.
  • Rica en minerales: hierro, fósforo y potasio.
  • Es un alimento energético, al ser rico en hidratos de carbono y proteínas.
  • Ideal contra el estreñimiento, por su contenido en fibra.
  • Útil en casos de depresión, anemia o fatiga intelectual.

En el mercado puedes encontrar diferentes variedades, dependiendo del color. El más buscado es el mijo dorado, principalmente por su sabor.

¿Cómo podemos comer mijo? Aquí os damos algunas ideas

Seguro que tras leer todas estas líneas os habéis quedado con aun más ganas de probar el mijo. Por ello, a continuación os vamos a presentar dos ideas para que lo disfrutéis de una manera tan deliciosa como nutritiva.

Delicioso mijo con tomate

Aunque antes que nada, lo primero que debéis hacer es limpiarlo con suficiente agua fría. Después de esto, tan solo habrá que cocerlo a fuego lento durante unos 30 minutos. ¿Ya lo habéis hecho? Pues a partir de ahí os damos las siguientes ideas:

Mijo con tomate, cebolla y salmón

Podéis mezclar todos estos ingredientes en taquitos en un bol para ofrecerlos en un entrante para cualquier almuerzo o cena. Y estamos seguros que todos vuestros invitados quedarán encantados.

Mijo con pasas, manzana rallada y miel

Con todo esto será posible hacer una especie de compota que podréis untar sin problema en vuestras tostadas para desayunar. Una forma de lo más deliciosa y sobre todo energética para empezar el día con las pilas bien cargadas.

 

Mijo: beneficios y propiedades de un cereal nutritivo y 2 recetas
Valoración