Inicio Recetas Recetas de postres Mermelada de moras: receta paso a paso
Recetas de postres

Mermelada de moras: receta paso a paso

Preparación: 20 minutosCocción: 30-40 minutosRaciones: VariasDificultad: Fácil

Cómo hacer mermelada de moras

¿Deseas aprender a hacer una exquisita mermelada de mora, para así disfrutar de las moras todo el año? Descubre estas dos deliciosas recetas, una con azúcar y la otra con sirope de ágave.

Aunque nos encontramos a principios de octubre aún es posible disfrutar de las deliciosas y exquisitas moras, esos maravillosos frutos comestibles que aunque proceden de distintas especies vegetales, todas tienen algunas características en común que comparten casi prácticamente a la perfección. Y es que a pesar de que la temporada de moras se sitúa entre los meses de agosto y septiembre, una buenísima opción para poder disfrutarlas todo el año es elaborando en casa una sencilla mermelada de moras.

Publicidad

¿Cómo? Lo cierto es que su preparación es verdaderamente sencilla. Apenas se requieren unos 20 minutos de preparación y entre 30 a 40 minutos de cocción. ¿Lo mejor? Nos brinda la posibilidad de poder comer moras todo el año, incluso cuando ya no nos encontramos en la temporada de la mora.

Ingredientes

  • 1 kg de moras
  • 1 kg de azúcar
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 cucharadita de pectina o de agar-agar en polvo

Cómo preparar la mermelada de mora

Se recomienda utilizar moras recién recogidas, de esta forma nos aseguraremos de que se encuentran bien frescas y en un estado óptimo de conservación.

  1. Lava bien las moras bajo el agua y límpialas. Luego pásalas por el pasapurés para triturarlas lo máximo posible. Reserva.
  2. Parte el limón por la mitad y exprímelo para obtener su jugo. Reserva.
  3. En una cazuela ideal para confituras coloca el puré de moras y el azúcar. Añade la cucharadita de zumo de limón y el espesante. Es necesario y recomendable dejarla reposar toda la noche, por lo que tápala y resérvala.
  4. Al día siguiente pon la cazuela al fuego y lleva a ebullición. Luego cuece todos los ingredientes al fuego, removiendo de vez en cuando con la ayuda de una cuchara de madera.
  5. Verifica la consistencia. Si lo deseas un poco más espesa puedes dejarla algunos minutos más al fuego.
  6. Al final de la cocción espuma (retirando la espuma que se forma en la parte superior con la ayuda de una espumadera).
  7. Coloca en frascos de cristal con tapas de cierre herméticos. Es recomendable llenarlos hasta casi el borde, cerrando las tapas a presión y ponerlos luego boca a cabo. Reserva la mermelada hasta que los frascos estén fríos. Una vez fríos, pon una etiqueta en cada frasco con la fecha de envasado. Luego puedes conservarla perfectamente en el frigorífico.

Mermelada de moras

¿Qué hacer si deseo que la mermelada tenga una larga conservación?

Publicidad

Si deseas que la mermelada dure más tiempo en perfecto estado lo más aconsejable es esterilizar los frascos de cristal al baño María. Para ello solo tendrás que colocarlos dentro de una olla alta y bien cubiertos de agua hirviendo, dejándolos así durante 25 minutos. Pasado este tiempo retíralos de la olla cuando el agua se haya enfriado.

Receta de mermelada de moras con sirope de ágave en lugar de azúcar

Si deseas elaborar otra opción de mermelada de mora diferente, te proponemos a continuación otra receta que seguro te encantará. En esta ocasión sustituimos el azúcar por sirope de ágave.

Receta de mermelada de mora con sirope de ágave

Ingredientes

  • 1 kg de moras
  • 250 g de sirope de ágave
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharadita rasa de pectina
  • El jugo de medio limón

Cómo preparar la mermelada de moras con sirope de ágave

  1. Limpia bien las moras y lávalas.
  2. En una olla o cazuela para mermeladas pon las moras lavadas y el jugo de limón a fuego suave durante 25 minutos. Remueve de vez en cuando con la ayuda de una cuchara de madera, para evitar que las moras se peguen al fondo. 
  3. Cuando las moras estén tiernas añade el sirope de ágave y el espesante y sube a fuego fuerte para que empiece a hervir.
  4. Con la ayuda de una espumadera retira poco a poco la espuma que se va formando en la parte superior. Cuece durante 10-11 minutos más.
  5. Una vez lista introduce la mermelada aún caliente en tarros de cristal con tapas de cierre hermético, hasta casi el borde, y ciérralos a presión. Luego coloca los botes o tarros boca abajo.
  6. Coloca una etiqueta en el bote con la fecha de envasado.
  7. Para conservarla, una vez fría puedes reservarla en el frigorífico.

Imágenes | Istockphoto

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad