Mascarillas caseras para la piel grasa: 5 recetas de belleza

La piel grasa se puede tratar naturalmente elaborando en casa una serie de mascarillas caseras y naturales con excelentes beneficios para el sebo de la piel. Descubre cómo hacerlas.

La piel grasa tiende en mayor medida a tener acné y puntos negros, además de un exceso de brillo. Para tratar el exceso de sebo en la piel existen muchísimos remedios caseros que resultan muy efectivos y, además, son más baratos que las cremas cosméticas. Y no solo eso: las mascarillas caseras son más respetuosas con la piel al estar libres de químicos.

A continuación se han recopilado las mejores mascarillas caseras para tratar la piel grasa, reduciendo el exceso de brillo y las posibilidades de que aparezcan granos en el rostro.

Mascarillas para la piel grasa

Kiwi y yogur

La combinación del kiwi y el yogur es extraordinaria para acabar con el exceso de grasa en la piel. El kiwi es una fruta que funciona muy bien para controlar las impurezas del rostro. Esta es una mascarilla casera muy efectiva que merece la pena probar.

Como ingredientes solos se necesita un kiwi y un vaso. Para prepararla, lo primero es pelar el kiwi y trocearlo. Luego, se coloca en el vaso de la batidora junto con dos cucharadas de yogur natural. Se baten ambos ingredientes durante unos segundos hasta que queden bien mezclados y se consiga una pasta homogénea y sin grumos.

La mezcla se aplica sobre la piel totalmente limpia. Se puede hacer con una brocha, aunque es mejor hacerlo con la yema de los dedos, con suaves movimientos circulares. Se deja actuar 15 minutos y se retira con abundante agua tibia.

Avena y soja 

Esta es una de las mejores mascarillas caseras para la piel grasa, con ingredientes 100% naturales, y muy sencilla y rápida de preparar. La avena es un cereal muy efectivo para tratar la piel grasa, sobre todo a la hora de controlar los brillos tan característicos en este tipo de piel.  

Mascarilla de avena y soja

Para hacer esta mascarilla simplemente se necesita harina de avena, aceite de soja y agua. Para prepararla, lo primero es poner una taza de avena en un bol de cristal y añadir tres cucharadas de aceite de soja y media taza de agua. Se remueven muy bien todos los ingredientes hasta que quede una pasta homogénea. De esta manera, la pasta ya está lista para aplicarse sobre el rostro. Se deja actuar entre 15 y 20 minutos y se retira con abundante agua tibia.

Manzanilla y piña

Una mascarilla casera con ingredientes 100% naturales, muy efectiva, para tratar el exceso de grasa en la piel.

Los ingredientes son media taza de infusión de manzanilla, un manojo de perejil, una rebanada pequeña de piña y media taza de yogurt natural. Preparar esta mascarilla es muy sencillo. Se colocan todos los ingredientes en el vaso de la batidora y se baten durante unos segundos hasta que quede una pasta homogénea.

La mascarilla se aplica sobre el rostro con la yema de los dedos con suaves masajes circulares.

Pepino y limón

Una de las mascarillas caseras para tratar la piel grasa más populares y que mejor funcionan. Y es que tanto el pepino como el limón son fantásticos para limpiar el rostro de impurezas y, de esta manera, minimizar la producción de sebo de la piel.

Para preparar esta mascarilla se necesita ½ pepino, el zumo de un limón y una clara de huevo. Son ingredientes muy sencillos. Para comenzar con su preparación, lo primero es pelar el pepino; si el pepino es ecológico no es necesario pelarlo. Luego, se trocea el pepino y se introduce en el vaso de la batidora junto con la clara de huevo y el zumo de limón. Se baten todos los ingredientes hasta obtener una pasta uniforme.

Se aplica la mascarilla sobre el rostro limpio y se deja que actúe entre 15 y 20 minutos. Por último, se retira con abundante agua tibia.

Mascarilla de pepino para piel grasa

Avena y miel

Una mascarilla totalmente recomendable para personas que tengan la piel grasa ya que resulta muy efectiva desde la primera aplicación.

Los ingredientes son media taza de avena molida y una cucharada de miel. Se mezclan ambos ingredientes, con la batidora o de forma manual, hasta obtener una pasta homogénea.

Se aplica la mascarilla sobre el rostro, se deja actuar 15 minutos y se retira con abundante agua fría. Conviene aplicarse después una crema hidratante contra pieles grasas.

Mascarillas caseras para la piel grasa: 5 recetas de belleza
Valoración