Inicio Recetas Recetas de postres y dulces Cómo hacer masa quebrada sin gluten
Recetas de postres y dulces

Cómo hacer masa quebrada sin gluten

Crujiente y de textura dura, la masa quebradiza sin gluten es una opción deliciosa excelente para quienes tienen celiaquía.

30 minVariasFácil

Receta de masa quebrada sin gluten

La masa quebrada es un tipo de masa dura que se utiliza en repostería y en cocina como base para tartas y tartaletas, independientemente de que éstas puedan ser dulces o saladas. Por ejemplo, es una opción excelente para la elaboración de quichés, especialmente si la masa quebrada es dulce. Es, como su propio nombre indica, un tipo de masa quebradiza, que al ser cocinada en el horno forma una especie de costra realmente característica.

Pero para conseguirla es necesario que no se trabaje mucho, ya que de lo contrario terminará por convertirse en una masa elástica, perdiendo con ello su característica tan habitual tras el proceso de cocción: su textura quebrada.

Si deseas aprender a elaborar tu propia masa quebrada sin gluten, a continuación te proponemos dos opciones: una masa quebrada dulce sin gluten, y una masa quebrada salada sin gluten, para que escojas entre aquella que necesitas para tu receta (ya sea una preparación dulce o salada).

Masa quebrada sin gluten dulce

Cómo hacer masa quebrada dulce sin gluten

Ingredientes

  • 220 g de harina sin gluten
  • 90 g de mantequilla
  • 60 g de azúcar
  • 1 huevo + 1 yema de huevo
  • 1 pizca de sal

Cómo hacer masa quebrada dulce sin gluten

  1. En un cuenco mezcla la harina sin gluten junto con el azúcar la sal. Mézclalo bien, para que con ello todos los ingredientes se integren.
  2. Corta la mantequilla en dados e incorpórala al cuenco anterior. También añade el huevo y la yema de huevo, y trabaja la masa un poco hasta que obtengas una masa lo más homogénea posible. Eso sí, recuerda algo fundamental: evita trabajarla en exceso. Estará lista cuando todo esté bien ligado, y se pueda formar una bola con ella.
  3. Forma una bola con la masa y envuélvela en papel film transparente. Deja reposar 1 hora en la nevera.
  4. Una vez haya pasado el tiempo de reposo enharina ligeramente una superficie limpia y coloca nuestra masa quebrada. Aplánala con las manos y luego haz lo mismo con la ayuda de un rodillo.
  5. Forra un molde redondo de unos 26 centímetros de diámetro con papel vegetal (papel de horno), dispón la masa en el molde, formando un reborde. Retira el exceso de masa con la ayuda del rodillo, pasándolo por encima.
  6. Pincha la superficie de la masa con un tenedor.
  7. Sobre la masa ya colocada en el molde coloca papel de horno arrugándolo un poco (de esta forma podrás manejarlo mejor luego), y pon encima algún tipo de legumbre seca.
  8. Luego introduce en el horno, cocinando a 180 ºC durante 10-12 minutos aproximadamente, hasta que esté dorada.

Masa quebrada sin gluten salada

Cómo hacer masa quebrada salada sin gluten

Ingredientes

  • 220 g de harina sin gluten
  • 10 g de sal
  • 6 g de azúcar
  • 90 g de mantequilla
  • 1 huevo + 1 yema de huevo

Cómo hacer masa quebrada salada sin gluten

  1. En un cuenco pon la harina, la sal y el azúcar. Mezcla bien para que los ingredientes se integren. Luego añade la mantequilla cortada a dados, el huevo entero y la yema de huevo, y trabaja un poco hasta que la masa quede lo más homogénea posible.
  2. Evita trabajar mucho la masa. Estará lista cuando esté bien ligada y puedas formar una bola con ella.
  3. Luego forma una bola y fórrala con papel film. Reserva en la nevera durante 1 hora.
  4. Pasado este tiempo extiende un poco de harina sobre una superficie donde poder trabajar la masa, coloca la bola en el centro y extiéndela con la ayuda de un rodillo.
  5. Forra un molde de 26 centímetros de diámetro con papel de horno y coloca en él la masa, extendiéndola y dejando un reborde de masa en el borde del molde.
  6. Pincha la masa con un tenedor. Coloca un nuevo papel de horno encima, ligeramente arrugado, y pon legumbres secas encima.
  7. Cocina en el horno a 180 ºC durante 10-12 minutos, o hasta que esté perfectamente dorada.

Se trata de un tipo de masa realmente fácil y muy sencilla de elaborar. Y, además, sin gluten, por lo que puedes consumirla con seguridad si padeces algún tipo de intolerancia al gluten o celiaquía.

Valora esta receta
5/5 (1 Voto)

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Suscríbete