Manos hinchadas en el embarazo: consejos útiles para aliviarlas

La hinchazón de manos es un problema habitual durante el embarazo. ¿Cuáles son sus causas? Descubre también algunos consejos útiles que te ayudarán a prevenirlo.

Resulta muy común que las mujeres embarazadas vean como sus manos se van hinchando de forma paulatina con el paso de las semanas. La verdad que resulta una afección de lo más dolorosa y molesta ya que nos les permite desarrollar su vida rutinaria con completa normalidad.

De hecho, la mujer verá como a partir de la tercera o cuarta semana de gestación, sus extremidades superiores se han hinchado, provocándole un aumento considerable de peso, algo que le hará imposible llevar por ejemplo su atuendo y zapatos convencionales.

Hinchazón de manos en el embarazo

¿Cuáles son las causas de la hinchazón de manos en el embarazo?

Cabe destacar que la hinchazón de manos o también conocidas como “edemas” suelen producirse debido a una considerable retención de líquidos.

También puede producirse a causa de a una incorrecta circulación sanguínea provocada por una posición poco natural a la hora de dormir o al estar sentada en el trabajo durante un largo periodo de tiempo. Así mismo,  también la pueden provocar otras enfermedades como la hipertensión o la obesidad.

Por otro lado, el mero desarrollo del feto puede provocar una compresión en toda la zona de la pelvis y que se traducirá después en una retención de líquidos considerable tanto en el abdomen, piernas, como manos y pies.

¿Cómo podemos aliviar la hinchazón de manos durante el embarazo?

Ahora que ya habéis conocido en profundidad todos los síntomas y las causas que pueden provocar la hinchazón de manos, a continuación vamos a daros una serie de consejos que resultan muy sencillos de llevar a cabo y que os servirán para decirle adiós a esta afección tan molesta.

Llevar una dieta baja en sodio

La dieta juega un papel de lo más relevante a la hora de reducir la hinchazón de manos. En este sentido, se antoja muy importante reducir el consumo de sal en todas nuestras comidas y cenas ya que el sodio tiende a almacenarse en todas las venas y arterias de nuestro cuerpo provocando afecciones más graves como la hipertensión o el colesterol alto.

Si deseamos sazonar nuestras comidas de una forma mucho más saludable, podemos hacer uso de otros condimentos como la pimienta, el ajo o el limón.

Sal y hinchazón de manos

Aumentar el consumo de frutas y verduras

Tanto las frutas como las verduras suelen ser completamente hipocalóricas mientras que al mismo tiempo tienen alto contenido de fibra y agua. Estos dos elementos nos ayudarán a decirle adiós a los cálculos intestinales y por tanto son de lo más positivos a la hora de favorecer la digestión.

Por ello, no hace falta que os digamos que debéis aumentar el consumo de estos alimentos de forma diaria para reducir los edemas de las manos.

Descubre: Consejos para mantener la línea en el embarazo

Decirle adiós a las grasas saturadas, el azúcar y el alcohol

Deberíais erradicar también las grasas saturadas tan presentes en las reses de la ternera y cerdo (y que se encuentran también en los restaurantes de comida rápida) junto al azúcar refinado ya que solo acrecientan el hinchazón de manos de forma considerable.

Todo ello sin comentar que el alcohol es un gran aliado de la retención de líquidos, sobre todas en aquellas bebidas que superan los 30 grados de alcohol como ocurre con el vodka o la ginebra que deberemos sustituir por al menos dos litros de agua al día.

En cualquier caso, recuerda algo fundamental: las bebidas alcohólicas son nocivas para nuestra salud, especialmente durante el embarazo, que afecta negativamente no solo a la salud de la futura mamá, sino del bebé en desarrollo. Por tanto, la recomendación es más que evidente: evitar siempre cualquier bebida alcohólica, aunque tenga una baja graduación (incluso aunque sea cerveza o vino).

Consumo de alcohol y tabaco en el embarazo

Dejar de la lado la vida sedentaria

Estar todo el día sentados o tumbados o sentados en el sofá solo van hacer que la hinchazón de manos vaya a peor con el paso de los semanas. Para ponerle remedio, una gran idea es hacer ejercicio diario durante al menos treinta minutos.

También se aconseja llevar a cabo otras actividades relajantes como el yoga o el pilates que nos van ayudar a calmarnos y estirar todo nuestro cuerpo.

No te pierdas: Los beneficios de la actividad física durante el embarazo

Realizar masajes en las extremidades

Por último, realizar masajes en las manos, piernas y dedos también nos pueden ayudar de forma considerable a reducir los edemas durante el embarazo. Para ello, se aconseja que os pongáis en manos de un especialista y le contéis cuáles son vuestras necesidades. De esta forma, él sabrá qué hacer en todo momento aquellos masajes que serán de lo más efectivos para decirle definitivamente adiós a la hinchazón de manos.

Manos hinchadas en el embarazo: consejos útiles para aliviarlas
Valoración

Descubre más sobre Embarazo y Parto