Los betabloqueantes

Los betabloqueantes vienen a ser unos medicamentos muy utilizados en diversas y diferentes enfermedades cardiovasculares, ya que como veremos detalladamente a lo largo del presente artículo, actúan contrarrestando el efecto de la adrenalina sobre el organismo.

Publicidad

betabloqueantes

Existen una gran variedad de tipos de betabloqueantes, con diversas propiedades y virtudes farmacológicas, aunque es cierto que su indicación a la hora de tomarlos es común a todos ellos.

Entre los betabloqueantes más usados nos encontramos con el sotalol, atenolol, bisoprol, nevibolol, carvedilol y metropol, y pueden ser tomados en pastillas por vía oral o mediante uso hospitalario a partir de la administración endovenosa.

Los beneficios de los betabloqueantes

Numerosos estudios llevados a cabo clínicamente desde hace años, han demostrado los beneficios de los betabloqueantes, así como su eficacia en pacientes con insuficiencia cardíaca y cardiopatía isquémica, previniendo la muerte súbita y reduciendo a su vez las arritmias ventriculares y, por ende, la probabilidad de sufrir un infarto.

En concreto, los betabloqueantes pueden ser realmente útiles en casos de cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, miocardiopatía, taquiarritmias e hipertensión arterial.

Publicidad

Eso sí, los betabloqueantes están contraindicados en casos de insuficiencia cardíaca descompensada con signos de bajo gasto y/o congestión pulmonar, trastornos en el sistema de conducción eléctrico del corazón, enfermedad bronquial, asma, o tensión arterial baja sintomática, entre otros.

Más información | Medicamentos betabloqueantes

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Los betabloqueantes
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad