Inicio Nutrición y Dieta Lecitina: beneficios contra las grasas y propiedades
Nutrición y Dieta

Lecitina: beneficios contra las grasas y propiedades

La lecitina es una sustancia orgánica producida por el hígado, que ayuda de forma natural a la hora de luchar contra las grasas, siendo muy útil para adelgazar.

¿Qué es la lecitina?

La lecitina es producida principalmente por el hígado, aunque igualmente lo encontramos en otros alimentos, como el huevo, y es el ingrediente común de muchos productos alimenticios. También es cierto que, en los últimos años, la conocida como lecitina de soja se ha vuelto tremendamente popular, especialmente desde que la soja ha ganado en importancia en la dieta y alimentación de muchas personas (sobre todo tras la llegada al mercado de la popular bebida de soja).

Básicamente consiste en un extracto que se obtiene del aceite o de la grasa de un determinado alimento. Consiste básicamente en un fosfolípido. Y desde un punto de vista nutritivo, además de triglicéridos como el glicerol o los ácidos grasos, también contiene más componentes.

Publicidad

De hecho, a diferencia de otros suplementos o complementos alimenticios, dado que se trata de un extracto (o sustancia purificada), no contiene fibra, proteínas o hidratos de carbono. Es decir, es fundamentalmente grasa, además de ser una buena fuente de vitamina E.

Qué es la lecitina

Beneficios de la lecitina (y propiedades de la lecitina de soja)

Con el paso del tiempo, la lecitina se ha ido “labrando” poco a poco una reputación importante como factor tanto vital como esencial en la prevención y tratamiento de las dolencias cardíacas, además de ayudar en dietas de adelgazamiento.

En lo que se refiere a los importantísimos beneficios que para la salud tiene la lecitina, nos encontramos con que muchas investigaciones han mostrado que la lecitina pura de soja ayuda a reducir el colesterol, de tal forma que lo controla.

Esta es una cuestión importante, por ejemplo, en la ateroesclerosis, que puede ser invertida si se controlan los lípidos de la sangre y el colesterol alto en sí a sus niveles normales.

La lecitina como emulcionante descompone las grasas, y la lecitina de soja en sí impide que la grasa forme depósitos, descomponiéndola en partículas para que puedan ser metabolizadas de forma más fácil y plena. Dicho de otro modo: la lecitina impide que la grasa se acumule.

Publicidad

También puede ayudar contra los cálculos biliares, ya que aumenta la capacidad de la bilis para solubilizar el colesterol, y ayuda a normalizar las bajas proporciones de fosfolípidos.

Aunque de momento es algo no demostrado plenamente, parece que la lecitina puede ayudar en pacientes con enfermedad de Alzheimer, ya que un ensayo llevado a cabo en el año 1985, mostró que niveles altos de lecitina beneficiaba a personas con Alzheimer avanzada, al mejorar la orientación, la memoria y el aprendizaje.

Ayuda igualmente contra el hígado graso (esteatosis), ya que ayuda al hígado a metabolizar las grasas en sí y evita, como indicamos anteriormente, a que éstas se acumulen en el hígado.

Propiedades de la lecitina de huevo

Principales contraindicaciones de la lecitina

Como todo complemento o suplemento alimenticio, debemos atender a cuáles son las contraindicaciones que puedan existir de la leticina, y que pudieran impedir su consumo. 

Básicamente se trata de un complemento que no se aconseja en mujeres embarazadas o durante la lactancia materna. Tampoco se aconseja su consumo en personas alérgicas a la soja y a productos derivados de la soja.

Por otro lado, se recomienda consultar antes al médico si seguimos algún determinado tratamiento médico, o en caso de cualquier tipo de enfermedad o patología.

¿La lecitina de soja es mejor?

Mientras que la lecitina podemos obtenerla de alimentos de origen animal como es el caso del huevo, en los últimos años también ha ganado en popularidad la conocida como lecitina de soja. Se ha convertido, de hecho, en un complemento nutricional tremendamente popular, que se obtiene a partir de las semillas de la soja.

Contraindicaciones de la leticina

En este sentido, muchos nutricionistas aconsejan la lecitina de soja porque, a diferencia de la leticina que se obtiene del huevo, la proveniente de la soja contiene un porcentaje más elevado en fosfatidil-inositol, por lo que sus beneficios serán evidentemente mayores, dado que este tipo de fosfolípico interviene en una amplia variedad de funciones del metabolismo.

Ademas, participa e interviene activamente en el funcionamiento del sistema nervioso, concretamente para el buen funcionamiento de los neurotransmisores, ayuda a mantener una buena salud de las uñas y del cabello, y además es muy beneficioso para la fertilidad.

No obstante, es cierto que tanto una opción como otra son igualmente aconsejables y saludables. Eso sí, siempre y cuando no exista algún tipo de contraindicación que impida su consumo.

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Comentar

Publicar comentario

Publicidad

Suscríbete

Publicidad