Inicio Salud y Medicina Enfermedades La sordera o pérdida de audición, ¿Cuáles son sus causas?
Enfermedades

La sordera o pérdida de audición, ¿Cuáles son sus causas?

La pérdida de audición es un problema cada vez más común entre los jóvenes, debido a escuchar música muy alta. Pero, ¿qué otras causas pueden influir en la sordera?.

La sordera es un problema más común del que pensamos. Según FIAPAS, la Confederación Española del Familias de Personas Sorderas, especifica que la sordera en cuanto deficiencia, se refiere a la pérdida o anormalidad de una función anatómica y/o fisiológica del sistema auditivo, y tiene su consecuencia inmediata en una discapacidad para oír, lo que implica un déficit en el acceso al lenguaje oral.

Publicidad

Hay varios tipos de sordera, según las causas, momento de aparecer y grados. Por ejemplo, se distingue entre la sordera prelocutiva, cuando existe pérdida auditiva que está presente antes de que se haya desarrollado el lenguaje, y sordera postlocutiva, la que surge después, cuando  ya existe lenguaje.

Mientras que, según donde se encuentre, está la sordera o pérdida de audición de conducción o de transmisión, con alteraciones de sonido a través del oído externo y medio; de percepción o neurosensorial, cuando hay lesiones en el oído interno; y de tipo mixto, causas conductivas y de percepción. También se pueden distinguir entre pérdidas leves, medias, severas y profundas. 

Principales causas de la sordera

Hay que resaltar que la pérdida de audición suele ser un problema que puede surgir al nacer y también suceder al paso del tiempo. Pero afecta tanto a personas jóvenes, como a mayores, en la gran parte de los casos, debido al paso de los años.

Causas de la sordera

Al nacer, causas hereditarias

Es una de las causas más importantes. Cuando la sordera se debe a factores hereditarios, es decir, la pérdida auditiva se produce ya al nacer, porque los padres o familiares también cuentan con esta enfermedad.

En un alto porcentaje de casos, cuando los padres tienen sordera, los hijos también nacen con ella. Esto no quiere decir que no se pueda curar o reducir el grado de sordera, pues depende de diversos factores.

Por accidentes

Otra de las causas de la sordera se debe a haber sufrido un traumatismo o accidente. Ello suele darse cuando alguien ha sufrido un accidente en el cerebro, por distintas causas, especialmente en lo que se refiere a traumatismos craneoencefálicos.

Presbiacusia o vejez

Podemos observar que, cuando nos hacemos mayores, el oído pierde sonido. No es lo mismo lo que escucha una persona mayor que un niño. En este caso, las causas de la pérdida de audición están relacionadas con el envejecimiento, y se denomina presbiacusia.

Esta alteración suele aparecer sobre los 45 o 50 años de edad y puede afectar a las tareas cotidianas. Una visita al médico a tiempo, quizás es la mejor medida para que el oído no vaya perdiendo audición.

Hay datos que indican los problemas auditivos, pues según el Instituto Nacional de Estadística, el 10% de la población española sufre algún tipo de problema auditivo, entre los que se incluye, precisamente, la presbiacusia. Algunas de las soluciones para poder recuperar nuevamente el sonido son los audífonos, de los cuales en España, se venden cerca de 150.000 unidades al año.

Exposiciones al ruido

Hay determinados trabajos o situaciones que hacen que las personas estén expuestas al ruido. Suelen ser trabajos en fábricas donde las máquinas acaban haciendo mucho ruido y ello, constantemente, acaba mermando la capacidad auditiva.

La música alta como causa de la sordera

Es necesario que las personas que estén expuestas a tales lugares tengan las protecciones adecuadas o, de lo contrario, pueden sufrir no solamente sordera, sino otras muchas enfermedades.

Pérdida de audición conductiva

Este tipo de sordera suele ser pasajera. Estamos hablando de la pérdida de audición conductiva que puede darse por el exceso de cera en el interior de las orejas o bien taponamiento. En tales casos es necesario visitar el médico para que destapone el oído, y no usar papeles, bastones de algodón y otros enseres para limpiarnos porque estamos empujando el cerumen hacia atrás y la acumulación es más rápida.

Otra manera de perder la audición, de forma temporal, es tener infecciones virales, tumores, a causa del consumo de medicamentos, etc. Como decimos suele ser algo temporal. Si el problema persiste en el tiempo, el especialista debe determinar qué pruebas y exámenes se realizan.

Publicidad

Marta Burgués

Periodista por la Universidad Ramón Llull (Barcelona), especializada en información sanitaria, salud, nutrición y psicología, con más de 20 años de experiencia en diferentes medios de comunicación on y off line. Ha escrito para medios especializados como 'EROSKI Consumer', y en la actualidad escribe para la sección Salud de 'OK Diario'. Además, ha trabajado en medios escritos y digitales como redactora y redactora jefe.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad