La sopa de verduras ¿preparada o natural?

Nos encontramos en un momento en el que las prisas y el estrés diario está a la orden del día, en el que –a veces- preparar un buen plato de comida se convierte en una odisea, y motivo por el cual, entre otras cuestiones, nacieron las sopas de verduras preparadas. Pero, ¿qué es mejor opción? ¿las sopas de verduras preparadas o las sopas preparadas naturales?

Publicidad

 sopas

Fue allá por los años cuarenta cuando la primera de las sopas preparadas se elaboró en Estados Unidos; y, desde entonces, las grandes compañías han ido multiplicando la gran variedad de sabores, de tal forma que a día de hoy nos encontramos con una docena de sopas distintas.

Las sopas preparadas

Básicamente existen dos clases de sopas preparadas: aquellas que se presentan en sobres, en componentes deshidratados que deben ser cocidos, y las que se presentan en lata acuosas, de manera que sólo deben calentarse.

A este tipo de sopas se le añaden grasas y potenciadores de sabor para que, por ende, adquieran un sabor más fuerte.

Lejos de indicar que, en las sopas de lata acuosas, se han encontrado destacadas cantidades de metales pesados (como el cadmio), el principal problema de las sopas preparadas en sobre es que cuentan con aditivos que pueden ser ciertamente negativos para la salud.

Publicidad

Es el caso, por ejemplo, del glutamato monosódico, una sustancia que puede llegar a provocar graves reacciones alérgicas, la cual puede provocar mareos, palpitaciones y problemas nerviosos.

Las sopas preparadas naturales

A diferencia de las sopas preparadas en sí, las sopas preparadas naturales se diferencian de éstas en que contienen trozos de verduras variadas deshidratadas, y se ha eliminado el glutamato monosódico.

Aunque vienen ya preparadas en sí y stén igualmente deshidratadas, tratan de que los ingredientes de sabor sean lo más naturales posible. En este caso, por ejemplo, nos encontramos con las sopas de agricultura biológica.

Nuestra recomendación

Siempre es mejor optar por lo natural que por lo ya preparado, sobretodo si cuenta con aditivos o componentes químicos que es mejor evitarlos.

Pero si no tienes demasiado tiempo para preparar una buena sopa natural, siempre podemos optar por sopas preparadas naturales, las cuales siempre resultarán mucho más sanas que las preparadas en sí.

Eso sí, fíjate que no contengan aditivos como potenciadores del sabor ni glutamato, y que las grasas vegetales no sean hidrogenadas (y se conozca su procedencia).

Publicidad

Más información | Aditivos /
Información adicional | Recetas de sopas

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

La sopa de verduras ¿preparada o natural?
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad