La primavera la sangre altera

primavera La primavera comienza el 21 de marzo, momento del equinoccio primaveral, cuando el día iguala a la noche. Precisamente por ello, durante los seis meses siguientes la luz del día será quien domine en nuestras vidas: los días se alargan, y con ello las horas de sol.

Publicidad

La primavera es considerada como la “estación verde”, ya que es el momento de la Naturaleza; el momento exacto en que ésta comienza a florecer, en que las semillas empiezan a germinar, tras la lluvia y la nieve característicos del invierno.

Pero en nuestra propia vida también comienzan a crecer cosas nuevas: tanto las relaciones personales como el trabajo (y el estudio en caso de que seas estudiante), reciben también unos nuevos estímulos. Por ello, casi podemos decir que, durante esta bella estación, nosotros florecemos tanto o incluso más como la naturaleza.

¿Por qué “la primavera la sangre altera”?

Popularmente, cada vez que llega la primavera y que ésta se “asienta” entre nosotros, se dice que “la sangre altera”, sobretodo después de un invierno frío en que la persona tiende a sentirse algo más triste o melancólica, incluso inconscientemente.

En este sentido, muchos psicólogos y sociólogos coinciden en señalar que la primavera no sólo trae nuevas relaciones de pareja, euforia, alegría e incluso las conocidas como alergias primaverales.

Debido al aumento de la radiación solar y los cambios que se producen en la propia meteorología en sí, éstos provocan un efecto en nuestro organismo que se traduce en la afectación de producción de ciertas hormonas, como ocurre con la melatonina, la cual afecta en las emociones, el apetito, las frecuencias del sueño y la sexualidad, por citar sólo algunas de ellas.

Como indicó hace algún tiempo el médico Daniel Cardinali, experto en ritmos biológicos, la especie humana tiene un calendario biológico que va variando con las estaciones del año, el cual funciona con estímulos hormonales.

Publicidad

Dado que en primavera existe un número menor de horas nocturnas, varía la producción de melatonina, lo que conlleva cambios en las respuestas tanto físicas como emocionales de la propia persona.

Se conoce que en primavera aumentan las relaciones sexuales, principalmente porque otra hormona, la feromona, también se ve afectada por el aumento de las horas de luz. Además, como demostró en su momento el doctor Szent-Gyorgyi (descubridor de la vitamina C), diversas funciones fisiológicas como el estrés, el buen o mal humor, y la fertilidad están relacionadas con la cantidad de luz solar que recibimos.

Principalmente por estas cuestiones también muchos historiadores afirman que, por ello, muchos pueblos antiguos daban una importancia sumamente especial a esta estación del año.

Al producirse estos cambios hormonales, la persona por regla general tiende a sentirse más alegre y extrovertida, y sus relaciones pueden llegar a cambiar de manera positiva.

No todo es alegría en primavera

Pero no siempre “la primavera la sangre altera”. En estos meses, sobretodo en los primeros momentos de la primavera y más aún en pleno proceso del cambio de estación, suele aparecer también la denominada como depresión primaveral, lo que conlleva a su vez a un cambio en el humor de la persona y en la frecuencia del sueño.

Como en otoño, puede aparecer la astenia primaveral, que no es más que un estado emocional de tristeza y melancolía generalmente pasajera, que aparece en la persona como causa de los cambios de estación.

Por ello, es útil optar por una alimentación sana y por consumir aquellos alimentos propios de esta bella estación, ya que contienen todos los nutrientes necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente.

Imagen | Flickr (Autor: !!! k2208)
En Naturalternativa | Remedios caseros para las alergias primaverales

Publicidad

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

La primavera la sangre altera
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad