La dieta hipocalórica activa el gen de la longevidad

Un reciente estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Navarra ha probado que llevar una dieta hipocalórica (o baja en calorías) al parecer activaría las sirtuinas, un tipo de enzimas conocidas también como “gen de la longevidad”.

dieta-hipocalorica

La citada investigación, realizada por miembros del departamento de Ciencias de la Nutrición Fisiología y Toxicología de la Universidad de Navarra, ha puesto de manifiesto que la observación de dichas proteínas puede servir para hacer un seguimiento de la respuesta a ese tratamiento nutricional.

La dieta hipocalórica se basa en una disminución de la ingesta diaria de calorías, pero que debe estar vigilada por un especialista a partir del cual nos aseguremos de que ésta contenga todos los nutrientes necesarios correspondientes a la persona, según su edad, sexo, y actividad física.

Se sabe que las sirtuinas son una variedad de enzimas que regulan los procesos metabólicos, retrasando el envejecimiento y ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o la obesidad.

Gracias al estudio se ha podido descubrir que la dieta hipocalórica afecta directamente a las sirtuinas, provocando su activación y, por ello, la pérdida de peso y una evidente disminución del estrés oxidativo.

Eso sí, debemos tener en cuenta que –por el momento- estos resultados no se pueden extrapolar a humanos, dado que los resultados se han demostrado en modelos animales.

Más información | Universidad de Navarra

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

La dieta hipocalórica activa el gen de la longevidad
Valoración

Temas:

Síguenos en Facebook